¿Qué fue lo más importante que ocurrió el 10-11M?

Compartir

El cambio de gabinete ministerial fue delimitado y sin un impacto político tan gravitante, salvo el logro del conglomerado Socialismo Democrático de elevar sus representantes en subsecretarías y, además, estratégicas. Lo relevante estuvo en las líneas planteadas por el Presidente Gabriel Boric para el desempeño del Gobierno, enfatizando en mejora de la gestión y en propósitos como lograr la reforma tributaria. “Hoy la responsabilidad de responder ante esa ciudadanía es nuestra”, enfatizó el jefe del Ejecutivo.

Hugo Guzmán. Periodista. “El Siglo”. 11/3/2023. El 10 y 11 de marzo el Presidente Gabriel Boric trazó líneas destinadas a marcar el rumbo en una nueva fase de su administración, con planteamientos que fueron más allá de la concretada modificación de su gabinete ministerial.

Si hubo cinco o siete sillas en el Salón Montt Varas de La Moneda que auguraban o no el número de ministras y ministros a cambiar, si existió tensión con atraso de las 13:00 a las 14:40 horas en la ceremonia de cambio de gabinete, o si existieron comunicaciones tardías, lo sustancial estuvo en planteamientos realizados por el jefe del Ejecutivo y que marcaron, explícita y tácitamente un camino, un relato y una intención.

Y es que quedarse o priorizar en lo anecdótico, lo circunstancial, lo episódico, corre el peligro de no captar bien las decisiones políticas del Gobierno o, intencionalmente, llevar la gestión de La Moneda por el sendero de lo secundario, lo mediático, lo sinuoso, sin que se trate de quitarle importancia a situaciones como los enojos evidentes de los partidos Liberal y Radical por los cambios ministeriales (el primero quedó sin nadie en el gabinete ministerial y el segundo está ausente de subsecretarías), que Socialismo Democrático consiguiera finalmente tener más de sus personeros en subsecretarías en la lógica del cuoteo levantada desde ese conglomerado (ahora tiene 11 subsecretarías), o episodios confusos como la versión de que Marta Maurás (muy cercana a la expresidenta Michelle Bechelet) era la nueva Canciller y fue “bajada” por una nueva presión de la directiva del Partido por la Democracia (PPD) o por una supuesta acusación por maltrato laboral en años anteriores.

El Presidente Boric en su discurso del viernes en La Moneda fue directo y preciso en reiterar o asignar tareas a sus ministras y ministros, con referencias específicas a cada una y cada uno, y al mismo tiempo aterrizó priorizaciones por marcar línea política y establecer objetivos en este segundo año de gobernar.

El mandatario estableció que “lo que me motiva para hacer estos cambios…pese a todo a lo que se ha especulado durante las últimas semanas, no son las presiones políticas ni las compensaciones menores. El propósito de estos cambios es mejorar nuestra capacidad de respuesta y mejorar la gestión ante las urgencias que hoy día tienen nuestra Patria y nuestros ciudadanos”.

Abundó: “Necesitamos equipos con conocimiento del Estado, con energía nueva y, también, con la experiencia necesaria para poder responder sin dilaciones ni excusas las demandas urgentes de la ciudadanía”.

Abordando la necesidad de contar con respaldos y conversaciones para salir adelante con las iniciativas programáticas de su administración y atender necesidades sociales y económicas, el mandatario sostuvo que “vamos a dialogar hasta que duela, con todos los sectores políticos, pero no sólo con los sectores políticos, porque la sociedad es mucho más amplia que la política profesional. Necesitamos a las organizaciones sociales, a los gremios, a los sindicatos, a los dirigentes vecinales…” Habló de la necesidad de “ampliar nuestra base de apoyo” y de “reconstruir las confianzas”.

 

Nuevo eslogan e insistencia en la tributaria

A 24 horas de las palabras del Presidente, desde La Moneda se instaló el eslogan “presentes por un mejor futuro” y se afirmó que “con gestión y responsabilidad, avanzamos enfrentando las urgencias y emergencias del país, empujando los cambios que abren camino hacia un Chile desarrollado, hacia un Estado de bienestar, hacia un mejor futuro”.

Y como queriendo dar la vuelta al destino, Gabriel Boric insistió este 11 de marzo en uno de sus objetivos estratégicos: la reforma tributaria, pese a ser rechazada en la Cámara Baja por la votación de la derecha y la extrema derecha. “Vamos a insistir con la reforma tributaria con una estrategia que estamos conversando con el ministro (Mario) Marcel, por cierto, tramitando la ley de royalty y de rentas regionales que corren por camino paralelo”.

“Sin una reforma tributaria es muy difícil financiar una reforma de pensiones y la gente no puede seguir esperando”, expresó el jefe del Ejecutivo y agregó: “Hay chilenos que se están muriendo, gente que ha trabajado toda su vida y no tiene una pensión digna para vivir, no podemos seguir haciéndolos esperar”.

En un llamado tácito a la oposición, planteó que “estamos disponibles a conversar, extendemos las manos para eso, pero necesitamos mayor disposición y que la gente entienda que para poder financiar derechos sociales se requiere distribuir de mejor manera los recursos y en eso estamos”.

 

Un cambio delimitado

En definitiva, el cambio ministerial fue bien delimitado. No se movió a nadie del equipo político principal, ni del grupo ministerial al frente de las tareas de economía y trabajo. Tampoco hubo gran modificación en la presencia de representaciones de partidos políticos en el gabinete ministerial, salvo haber dejado fuera de esa área al Partido Liberal.

No hubo mayor sorpresa en el cambio en Relaciones Exteriores, porque la titular acarreaba una seguidilla de problemas y porque el nuevo ministro es del mismo tono político en este ámbito. Las sorpresas estuvieron en que no saliera el ministro de Educación, señalado por algunos en cuanto a gestión y protagonista de maltrato a una diputada, y la llegada a Cultura de un hombre de la industria televisiva privada y vinculado a un proceso de corrupción, aunque con trayectoria en ese mundo. La salida de la titular de Deporte era esperada y, pese a estar unos seis meses en el cargo, también estaba señalada para un recambio la ministra de Ciencia.

Quizá lo que resaltó fue la concreción de la petición insistente desde el Partido Socialista y el Partido por la Democracia de aumentar la representación a nivel de subsecretarías, algo que lograron, aumentando los cupos de Socialismo Democrático, con la reducción de la presencia de militantes del conglomerado Apruebo Dignidad.

Además de lo cuantitativo, militantes del PS y el PPD quedaron en subsecretarías estratégicas, desplazando de algunas de ellas a militantes de colectividades del Frente Amplio.

 

Apoyo ciudadano

El cierre de las últimas 48 horas fue una manifestación ciudadana que reunió a cientos de personas a la salida del palacio de La Moneda por calle Moneda. Gente que llegó desde varias comunas a saludar al Presidente Gabriel Boric y que pudo saludar también a ministras y ministros.

Hubo un ambiente de alegría, abrazos y palabras entre la gente y las autoridades, fotos, selfis, algunas conversaciones breves.

El mandatario refirió ante ministras y ministros en una reunión del Consejo de Gabinete que hubo este sábado, que la manifestación fue “sin previo aviso ni convocatoria por parte nuestra, sino de manera autoconvocada, quisieron venir a brindarnos su apoyo en el primer aniversario de nuestro Gobierno”.

Y abundó: “Quiero decirles que quienes están afuera representan a millones de personas a quienes nos debemos, y que esto no es un cliché. Estamos trabajando para el pueblo de Chile, para mejorar la calidad de vida del pueblo de Chile. Y quiero que, en cada una de sus reuniones, sus actividades, sus salidas a terreno, sus discusiones piensen en cuál es el impacto que nuestro trabajo tiene para mejorar la vida de los chilenos y chilenas”.

Gabriel Boric enfatizó en que “hoy la responsabilidad de responder ante esa ciudadanía es nuestra, no del Gobierno anterior ni del ante anterior ni de echarle la culpa al del frente, es nuestra”.

También este sábado hubo una sesión del Consejo de Gabinete en La Moneda y la toma de la foto oficial del jefe del Ejecutivo con sus ministras y ministros.

En la reunión se habría efectuado un balance general de la gestión gubernamental en los primeros doce meses y se habría enfatizado en la agenda que viene, relacionado con las reformas estructurales y las medidas ante situaciones emergentes, y la mejora de la gestión.

Se sostuvo que continuará el esfuerzo por sacar adelante la reforma tributaria, continuar trabajando por la reforma de pensiones, reforzar la agenda de seguridad pública y trabajar el royalty minero.

Deja una respuesta