¿Por qué se rechazó “Dominga”?

Compartir

La serie de argumentos que se esgrimieron en contra del proyecto minero-portuario, las 12 reclamaciones consideradas por el Comité de Ministros. La ministra de Medioambiente, Maisa Rojas, declaró que “estamos seguros de que acá se tomó una decisión robusta, trazable, basado en evidencia técnica”. El ministro de Economía, Nicolás Grau, informó que en la zona habrá una inversión de 580 mil millones de pesos, que involucra más de 260 actividades de diversa índole en beneficio de las comunidades. “Este es el momento de avanzar en una área marina protegida y a todo el ecosistema” y “hay un trabajo muy responsable detrás del resguardo y respeto de la biodiversidad”, apuntó la diputada de la región, Nathalie Castillo.

Equipo “El Siglo”. 18/01/2023.  El proyecto minero-portuario de la trasnacional Andes Iron, que involucra territorios de las regiones de Coquimbo y Atacama, fue rechazado por unanimidad en el Comité de Ministros y Ministras que sesionó tres horas este día en Santiago.

De esta manera queda desechado el proyecto, básicamente porque tiene impactos medioambientales, sociales, territoriales, en la fauna y la pesca, y no estaría dentro de los parámetros de desarrollo sustentable.

En todo caso, Andes Iron apelará a la decisión ante el Tribunal Ambiental de Antofagasta.

La ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas, dio a conocer algunos de los argumentos manejados por las y los titulares de las carteras de Medio Ambiente, Salud, Energía, Minería, Economía y Agricultura, para rechazar el proyecto empresarial trasnacional.

  • “Se basa en múltiples líneas de evidencia, con una trazabilidad en el pasado del 2013 a la actualidad. Así que estamos seguros de que aquí se tomó una decisión robusta, trazable y basada en evidencia técnica”
  • “Hubo 26 reclamaciones, fueron acogidas 12. Las reclamaciones tienen que ver con varios aspectos: vida marina, áreas de influencia, evaluación de especies y también en relación con los impactos de las desaladoras y la mina misma”.
  • “Tuvimos a la vista los informes técnicos y las recomendaciones del SEA y de forma unánime resolvió acoger las 12 reclamaciones y queda con una evaluación desfavorable”.
  • “Es un proyecto que ingresó el 2013, hace 10 año, es evidente que han ocurrido varías cosas (…) con el reglamento vigente del 2013 hubo un elemento que nunca fue buen evaluado que es la evaluación del impacto especia por especie. El valor ecológico es único”. “No se entregó una justificación del área de influencia, en cuanto a las especies, hablando del pingüino de Humboldt, cetáceos y patos (…) al no haber hecho esta evaluación especie por especie no se pudo evaluar el impacto. Esta es la primera vez que se realiza esta evaluación. También preocupa el tema del agua. No podemos pensar que aquí no puede haber afectación en la contaminación de agua”.
  • “Durante el año pasado, y a solicitud de comunidades que viven en la zona, se está trabajando en una Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos para las dos regiones (de Coquimbo y Atacama), para que podamos proteger el ecosistema completo…Es un trabajo que se está realizando, coordinado por el Ministerio del Medio Ambiente, que tiene su curso, hay que hacer unos informes técnicos al respecto y esperamos este año estar finalizando esa declaración”.

Además, el documento conocido desde la reunión del Comité de Ministros y Ministras, apunta que “el proyecto realiza una insuficiente predicción de impactos, lo que es necesario para establecer medidas de mitigación, compensación y reparación y planes de seguimiento idóneos”.

Señala que “no se consideró adecuadamente el impacto sobre las áreas protegidas -Reserva Nacional Pingüino de Humboldt (Región Atacama y Coquimbo) y Reserva Marina Islas Choros y Damas (Región de Coquimbo)- ni sobre las especies que habitan dichas zonas”. Se quiere proteger a la ballena azul, la ballena fin, la ballena franca, la ballena jorobada, el cachalote, el delfín nariz de botella.

El proyecto minero se ubica en la comuna de La Higuera, Región de Coquimbo, y amenaza al archipiélago de Humboldt.

La diputada por la región de Coquimbo, Nathalie Castillo, señaló que el rechazo a la iniciativa hace sentido a la “justicia territorial y ecológica en todo el territorio nacional y lo que significa el Archipiélago de Humboldt para la región de Coquimbo y de Atacama”.

“Este proyecto está emplazado en el corazón de la biodiversidad en ambas regiones. Hay respaldos científicos del gran impacto que generaría un proyecto de estas características en el sector costero y todo el territorio. Es una lástima escuchar al jefe comunal de La Higuera cuando contrapone a quienes defienden el proyecto a propósito de la pobreza y carencia social y económica que sufre la comuna con quienes apoyan el rechazo a la iniciativa. Eso habla mal de quien debería llevar el destino de la comuna hacia el desarrollo sustentable y sostenible. Esa estrategia que ha llevado junto a Andes Iron y otras autoridades no le hace bien a la comuna, al territorio y al país”, subrayó.

Junto con destacar la importancia de avanzar en mayor desarrollo sustentable e inversión pública y robusta que subsane las situaciones de rezago de la comuna a través de un Plan Integral, la diputada integrante de la Comisión de Recursos Hídricos y Desertificación de la Cámara, señaló que ahora hay proteger la zona marítima.

“Este es el momento de avanzar en una área marina protegida y a todo el ecosistema. Hay un trabajo muy responsable detrás de esto que habla precisamente del resguardo y respeto de la biodiversidad para avanzar hacia un desarrollo sustentable, a un nuevo modelo de desarrollo, de acuerdo al instrumento que nos guía: el Acuerdo de Escazú”, cerró.

El ministro de Economía, Nicolás Grau, se refirió al impacto que este podría tener en el sector privado y trasnacional. Y sostuvo:

“La protección al medio ambiente, y el tener un alto estándar en esa protección, no es una traba al desarrollo, sino que es una condición al desarrollo, es parte de nuestra visión de desarrollo”.

“Cuando uno ve la amplia gama de proyectos de inversión que se están desarrollando en el país, uno se da cuenta que esa protección del medio ambiente, y de manera más específica, nuestro aporte a la lucha contra la crisis climática, fuera de ser una traba, va a ser la oportunidad y va a ser un dinamizador de la inversión tanto nacional como extranjera en el país”.

“Sigue habiendo un interés muy importante en el desarrollo minero en el país, y lo que nosotros tenemos que velar como Gobierno es que, junto con que aquello tenga un impacto muy positivo en la economía en los salarios, y en la calidad de vida de las personas, también cumpla el mayor estándar ambiental como lo especifica nuestra institucionalidad. Para nosotros estos no son ámbitos contradictorios, sino que son parte de una visión integral de desarrollo”.

 

Inversión de 580 mil millones de pesos del Estado en la zona, con beneficio social

Desde el sector empresarial y medios de prensa afines, se quiso relevar que la inversión en “Dominga” sería de 2 mil 500 millones de dólares y contribuiría, supuestamente, a la comunidad.

En tanto, el ministro de Economía, Nicolás Grau, aseguró que el Gobierno trabaja en un plan para impulsar la zona. Dijo que se trata de “una inversión por un periodo de más de ocho años que va a movilizar 580 mil millones de pesos, que va a involucrar más de 260 actividades de diversas índole, tales como cobertura de servicios básicos, conectividad, caletas, que es muy importante para el sector de la pesca, infraestructura para el agua rural, y en un conjunto de dimensiones que, por supuesto, van a estar coordinadas entre los distintos actores involucrados”.

Precisó que “desde el año 2022 el Gobierno nacional en conjunto con el Gobierno regional de Coquimbo ha trabajado en un plan de zona de rezago para la zona de Quilimarí. Este es un plan cuya aprobación va a ser pronta por parte de la dirección de Presupuestos, que involucra las comunas de Vicuña, Andacollo, La Higuera y Río Hurtado”.

“Este es un plan robusto, amplio, que se va a desarrollar durante ocho años, pero que, efectivamente, una parte de él va a empezar a operar desde el año 2023, es decir, es un plan que una parte importante de este actúa de forma inmediata” estableció el ministro Grau.

 

 

Deja una respuesta