TV. Verano complejo

Compartir

No parece conveniente insistir en programas, por muy livianos e intrascendentes que sean, y no resulta necesario estar al día en las informaciones de actualidad, sobre todo este año cuando volveremos a presenciar la farandulización de todo a propósito del retorno del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, su alfombra roja y todo lo demás.

José Luis Córdova. Periodista. Santiago. 10/01/2023. En época estival, con la canícula en el mar, la montaña o el campo es bastante recomendable apagar el televisor y descansar realmente, desconectándose de las informaciones y la tensión social y política reinante.

No parece conveniente insistir en programas, por muy livianos e intrascendentes que sean, y no resulta necesario estar al día en las informaciones de actualidad, sobre todo este año cuando volveremos a presenciar la farandulización de todo a propósito del retorno del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, su alfombra roja y todo lo demás.

La televisión tampoco escapará de las noticias políticas por el breve plazo que concede el Servicio Electoral para la presentación de candidatos para integrar el Consejo Constitucional, la Comisión de Expertos y el Comité Técnico de Admisibilidad. Asimismo hay expectación por el nombramiento ¡por fin! del Fiscal Nacional y la acusación constitucional contra la ex ministra de Justicia y DDHH Marcela Ríos.

Entretanto, la cobertura de la asonada de partidarios del ex presidente Bolsonaro en Brasil mostró una vez más los ocultos deseos de la derecha y el empresariado chileno que exhibió con beneplácito los desordenes provocados por fanáticos ultraderechistas en el hermano país, mientras en algunas calles del país aparecieron consignas a favor de la intervención de las FFAA en Chile, rayados murales que revelan oscuros deseos golpistas que renacen en América Latina.

En Chilevisión, la llegada de Diana Bolocco provocó una suerte de sismo, sobre todo para la colega Monserrat Álvarez, pese a que está claro que la modelo sólo participará en programas de “entretención”. Pero si de ello se trata, sería más recomendable seguir el remake de “Pantanal”, la serie brasilera que fuera todo un éxito años atrás.

Si no tiene más remedio que ver películas o serie en vacaciones se recomiendan, por Netflix: “The Witcher, el origen de la sangre”; “Traición”, “Ruido de fondo”, “Matilda” el musical, “Los crímenes de la academia” y “Caleidoscopio”. Por Disney: “StarWars:Thebadbatch 2”; “After Sun”, por Mubi, “The Ring”, por Prime Video, “Velma” por HBO Max y “Servant 4” por Apple TV+. Todas ellas para matar el tiempo sin complicaciones.

Por ahora, el mejor consejo es que descanse de la televisión abierta y aproveche el Cable y las distintas plataformas comerciales que ofrecen una amplia gama de entretenimiento. Dejemos la formación ciudadana y la cultura para el próximo otoño, si es posible, entrando de lleno a la campaña electoral que podría llevarnos a la anhelada Constitución Política del Estado que supere el engendro pinochetista del 80.

En tanto, el Consejo Nacional de Televisión anunció las bases del concurso para productoras que repartirán más de 4 mil millones de pesos. Las postulaciones comienzan el 4 de febrero. Se trata de la décimo tercera edición que premia proyectos de programas de televisión de calidad que sean un aporte al patrimonio cultural y la memoria nacional.

Si le parece mejor entretenerse ante la pantalla que amargarse, espere en TV+ las icónicas reposiciones de “Jappening con Já” y “Los Venegas”.O bien, se lo advertimos: ¡Apague la tele!

Deja una respuesta