Tareas pendientes en el ámbito de la prensa y las comunicaciones

Compartir

Todo lo concerniente al Derecho a la Comunicación, la libertad de expresión y los medios de comunicación, constituyen un ámbito estratégico en toda lucha política.

Guillermo Torres Gaona (*). Santiago. 09/01/2023. Gobernar y cumplir las expectativas del pueblo depositadas en el Presidente Boric, es la tarea más difícil para las dos coaliciones que sostienen al Poder Ejecutivo. Más aún con la historiada derrota del 4 de septiembre y sus consecuencias políticas.

El actual Gobierno lleva diez meses en La Moneda y tiene 3 años y dos meses para avanzar en el cumplimiento del programa, aún con todas las dificultades que encuentra al carecer de una mayoría legislativa y entregar el relevo del poder a alguien de nuestras filas.

Todo lo concerniente al Derecho a la Comunicación, la libertad de expresión y los medios de comunicación, constituyen un ámbito estratégico en toda lucha política. Así lo entienden nuestros líderes y nuestras lideresas y el Gobierno. Pero como la inmediatez hace postergar buenos propósitos, hay importantes tareas pendientes como, por ejemplo, avanzar en el “desarrollo de un Nuevo Sistema de Medios Públicos (NSMP) más robusto que el actual, que incluya televisión, radio y multiplataformas”, como lo explicita el programa de Gobierno.

Este constituye un punto crucial, porque permitiría contraponerlo al poder mediático hegemónico imperante en el país, caracterizado por el duopolio El Mercurio y La Tercera en la prensa escrita, así como los canales de televisión que absorben la inmensa mayoría de la publicidad y hasta parte importante del avisaje estatal.

Es este poder hegemónico el que encabeza las campañas contra el Gobierno y sus realizaciones y fue factor fundamental en crear opinión contraria a la Convención Constitucional y encabezó la campaña del rechazo en el plebiscito de salida del 4 de septiembre.

Este NSMP permitiría, además, ampliar la libertad de expresión, fortalecer el Derecho a la Comunicación y abrir nuevas fuentes laborales para las y los periodistas, técnicos y administrativos, en un sector periodístico muy golpeado por la cesantía y condiciones laborales precarias.

Daniel Jadue, durante las primarias de la izquierda, afirmo que “queremos que el Estado juegue el rol de promotor de medios de comunicación democráticos” y agrego que “hay que considerar una Ley de Medios que estipule que el avisaje del Estado se distribuya entre los medios de comunicación más pequeños e independientes”.

Muy relevante también es lo que se plantea en el programa de Gobierno respecto a “fortalecer el sector de los medios regionales, locales y comunitarios”.

En este sentido, el poder de El Mercurio es aplastante. Asfixiante. Posee 14 diarios regionales con sus respectivas versiones “on line”, hegemonizando el sector de la prensa escrita en prácticamente todas las regiones de nuestro país. En la Región de Valparaíso tiene tres: El Mercurio del puerto, La Estrella y El Líder de San Antonio.

Resulta vital que una vez normalizado el país tras las vacaciones de verano, se comience a hincar el diente a cuestiones tan estratégicas cómo las sucintamente esbozadas en esta columna.

(*)Guillermo Torres Gaona. Ex presidente del Colegio de Periodistas de Chile, fue dirigente de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) y ejerció en medios de prensa como El Siglo y La Nación.

 

Deja una respuesta