Aumento de la UF, de la inflación, de la canasta familiar y de la pobreza

Compartir

Poco destacadas esas informaciones, dan cuenta del golpe a millones de chilenas y chilenos que ven un alza tremenda en sus gastos y un impacto negativo en la economía familiar. Mientras tanto cae el salario y hay más pobres en el país.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 23/12/2022. Un alto porcentaje de la población chilena, directa o indirectamente, está golpeada, y seguirá golpeada, por la elevación de sus gastos continuamente, sin que suban los sueldos, más bien marcando hacia la baja.

Está terminando el 2022 y los datos indican un alza grande en la Unidad de Fomento (UF), en la canasta familiar y en la inflación, lo que trae consigo afectaciones a millones de personas y una elevación en la cantidad de pobres.

De acuerdo a datos oficiales, la UF se situará en 35 mil pesos, la inflación llega al 13%, la canasta familiar se alzó un 27% y en el país habría algo más de 300 mil personas que caerán en la pobreza.

Eso, contrastado con que de acuerdo a reportes del Instituto de Estadística Nacional (INE), los salarios tuvieron una caída de más del 2% y las ganancias de las grandes corporaciones financieras, la banca, la gran empresa, las ocho familias más ricas del país, siguen subiendo en miles de millones de dólares.

Con la subida de las UF, según relataron economistas, a millones de personas les aumentará significativamente el pago de créditos hipotecarios, planes de salud (sobre todo Isapres), colegiaturas y pagos de universidad, arriendo, seguros de todo tipo, entre otras deudas adquiridas o por adquirir.

Con la inflación en un 13%, a la gente le cuesta más el pan, las verduras, el pollo, la carne, los envasados, las bebidas, el aceite, las pastas, los seguros, el gas, el azúcar, las consultas médicas, y se espera que en 2023 haya un alza en los pasajes del transporte. Son subidas de precios en promedio, de acuerdo a algunos análisis, del orden del 30%.

De tal manera que el tema del mayor gasto en las familias, el alza de precios, es algo que está presente, a veces solapadamente, entre millones de personas que ven que todo sube, cuando sus ingresos continúan siendo los mismos o se ven afectados, por ejemplo, por el alza en el desempleo y el empleo informal.

Es un hecho que terminando el 2022, a la gente le cuesta más llegar a fin de mes, y durante el 2023, la gente seguirá constatando un alza en sus gastos. Cuando los ingresos bajan o se congelan.

Se explicó que la UF aumentará casi 350 pesos entre el 10 de diciembre de 2022 (34.875,17) y el 9 de enero de 2023 (35.212,56). Así, tres días antes de Navidad superó los 35 mil pesos. Este año la UF partió en 31 mil pesos, lo que apunta a que durante 2022 subió en 4 mil pesos, una cantidad no esperada y que genera problemas  a quienes, por ejemplo, están endeudados en UF. Hay que recordar que es la unidad de medida con que se reajustan dividendos hipotecarios, arriendos y una serie de contratos en la economía.

Los datos de la economía suman, al concluir el 2022, una inflación de alrededor del 13%, muy alta para el comportamiento del país en años recientes, y que impacta directamente en los precios de variedad de productos y servicios, afectando a la población.

En tanto, el informe mensual del Valor de la Canasta Básica y Líneas de Pobreza de noviembre 2022, elaborado por la División de Observatorio Social de la Subsecretaría de Evaluación Social, estableció que el valor de la canasta familiar de alimentos alcanzó los 63 mil 587 pesos.

Esta cifra representa un aumento mensual de 3.6%. Con ello, el alza de la canasta familiar en este año llegó a un 27%. Para tener una idea del impacto de esa subida, en noviembre de 2021, el precio de la canasta era de 50 mil 071 pesos. El aumento fue de 13 mil pesos.

El alza en la inflación, y en general el aumento del costo de la vida, está llevando a elevación en el número de pobres en Chile. Es así que hay estudios diversos que apuntan a entre 300 mil y 400 mil los nuevo pobres en el país. Se indica que la pobreza podría elevarse a cerca del 13% de la población.

En este marco, los salarios presentan una caída del 2,4%. Es decir, la gente está ganando menos, cuando tiene que gastar más.

Un informe del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), sobre el Índice de Remuneraciones Real -que descuenta la variación del IPC- registró en octubre una baja de 1,7% respecto al mismo mes de 2021, completando así 13 meses consecutivos de retrocesos.

De acuerdo a las estadísticas oficiales, hace al menos cuatro meses los salarios reales venían cayendo sobre 2%, incluso superando el 2,5% en meses como julio y agosto.

Esto considerando que alrededor de la mitad de la masa laboral nacional no gana más de 500 mil pesos y que los sueldos en el sector privado no suben, a lo que se añade el efecto de malos ingresos en el empleo informal.

Deja una respuesta