“La derecha está subida arriba del piano”: Lautaro Carmona

Compartir

El secretario general del PC apuntó así a la cerrazón de la oposición a que el órgano que redacte la nueva propuesta de Constitución sea cien por ciento electo. El dirigente insistió en que “es fundamental que ese cuerpo representé la soberanía ciudadana, que sea de acuerdo a los votos del pueblo, y no de unos partidos o de lo que diga la derecha”. Advirtió que si no se llega a puerto en las negociaciones entre partidos “habrá que recurrir a un plebiscito”. Paralelo a las conversaciones, Carmona planteó la necesidad de activar desde ahora cabildos autoconvocados para que “se empiece a discutir en los espacios, en los territorios, en los sindicatos, entre los estudiantes, entre los artistas” los contenidos de una nueva Carta Magna. “Si no lo hacemos pronto, la dispersión vendrá en los contenidos”, subrayó.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 12/12/2022. “Yo creo que la derecha está subida arriba del piano. Quiere todo. Es como el dicho popular que dice ‘chicha y chancho’, no, tiene que haber un esfuerzo”.

Así describió Lautaro Carmona, secretario general del Partido Comunista (PC), la postura de los partidos de la oposición en cuanto a no abrirse a fórmulas para que el organismo que redacte la nueva propuesta de Constitución sea cien por ciento electo y así se garantice la representatividad ciudadana.

El dirigente, quien ha participado en las últimas reuniones de negociaciones entre las fuerzas políticas institucionales, indicó que “no estamos pidiendo que esto sea para nosotros, estamos pidiendo que esto lo dirima la soberanía ciudadana, del pueblo. Y nos dicen que el Congreso también es democrático, y no estoy discutiendo si el Congreso es o no es democrático, lo que discuto es un cuerpo de soberanía ciudadana para redactar y proponer una nueva Constitución”.

Enfatizó que de acuerdo a lo que ha pasado durante este año, “es fundamental que ese cuerpo represente la soberanía ciudadana, que sea de acuerdo a los votos del pueblo, y no de unos partidos o de lo que diga la derecha”.

El secretario general del PC, ejemplificó: “Dentro de las cosas que se consienten, para que la derecha vea cuánto se ha corrido el cerco, la propuesta con la que llegamos el miércoles, era electos en forma directa 50 miembros, y con el método electoral para elegir el Senado. Si eso no les bastaba, entonces quieren tenerlo todo sin medir nada, quieren tener por adelantado quien preside, quien redacta la Constitución, y eso no es el juego democrático, sino que es una maquinita de cálculos que va poniendo temas y escamotea la solicitud de soberanía ciudadanía”.

En entrevista en el programa “De domingo a domingo, sin restricción” de Radio Nuevo Mundo, insistió en que “el tema es qué pasa con el pueblo, con la sociedad chilena, que es a la que le estamos quitando la atribución de constituirse en soberano y decida quiénes deben constituir el órgano que elabore la propuesta de Constitución, que es la batalla en la que estamos”.

Sostuvo, como lo estableció el Partido Comunista la semana pasada mediante un comunicado, que la instancia que redacte y discuta la nueva propuesta constitucional, debe ser cien por ciento electa, sin nadie designado. La nueva Carta Magna “debe ser la elaboración que haga un cuerpo colegiado, electo cien por ciento, de composición paritaria, y no reivindicar eso, como plantea la derecha, es meter la mano a la urna. Pensamos también que debe haber una presencia de los pueblos originarios en la proporción electoral real que tengan”, manifestó Lautaro Carmona.

Abordó uno de los nudos que estaría incidiendo en la falta de acuerdo en las negociaciones. “El tema está radicado en la palabra ‘expertos’ -apuntó-. Definir qué son los ‘expertos’. Nosotros hemos dicho que no estamos en contra de que haya ‘expertos’, pero que actúen en la condición de ser electos. Bueno, definamos que las listas se obliguen en una proporción de ‘expertos’, que las listas elijan sus ‘expertos’ y surgirá un cuerpo colegiado electo que tendrá ‘expertos’, que tendrá otros representantes, que tendrá mitad y mitad en género, y con presencia de pueblos originarios”.

 

“Habrá que recurrir a un plebiscito”

En declaraciones a Radio Universidad de Chile expresó que “llegó una hora en que cada fuerza se haga responsable, en el buen sentido de la palabra, sobre el tema político y con mirada histórica sobre qué es lo que se está construyendo. Y si no hay una capacidad de construir acuerdo y alguno de nosotros pueda sentirse frustrado porque puso todas sus capacidades y la perseverancia por sobre cualquier cosa, habrá que recurrir a un plebiscito que determine con la ciudadanía cómo seguimos este proceso de reponer un proceso constituyente para una nueva Constitución”.

Carmona agregó que “uno de los puntos que está de por medio es si hay plenitud de que el órgano que le toque elaborar y proponer con todas las ayudas que puedan concebirse, sea 100 por ciento electo. Eso es muy importante, porque les da una igualdad de condiciones a todos quienes participen”.

 

Activar la participación ciudadana

Junto con el debate en que están instalados dirigentes y parlamentarios de los partidos oficialistas y de oposición en torno del nuevo “proceso constituyente”, Lautaro Carmona abordó temas que consideró importantes para las fuerzas transformadores, progresistas y para el mismo Partido Comunista.

Dijo, en Radio Nuevo Mundo, que “en estos 90 días que llevamos de negociaciones está muy ausente el cabildo autoconvocado. Nosotros en esas conversaciones buscaremos que se corran lo menos posible los cercos, y que se logre materializar la idea de la soberanía democrática para que los ciudadanos elijan el colegiado que va a discutir y escribir el proyecto de nueva Constitución, y faltan los contenidos. Entonces, yo convocaría a que empiecen los cabildos autoconvocados, que se empiece a discutir en los espacios, en los territorios, en los sindicatos, entre los estudiantes, entre los artistas, eso es una urgencia ahora”.

Añadió que “yo creo en eso pueden estar los concejales, los consejeros regionales, los parlamentarios, la base sindical, las comunidades, los grupos en distintos territorios”.

Puntualizó que “una tarea del momento es ir a fortalecer el trabajo social en la base, llevando estas ideas de participación, lo que no puede quedar en expresiones de superestructura por importantes que sean. Si las ideas que estamos promoviendo no las toman las orgánicas de todos los partidos, y el pueblo, vamos a estar entregando una ventaja respecto a cómo se discuten estas cosas”.

“Hay que ver cómo estamos vinculados con las Juntas de Vecinos, con los sindicatos, con las organizaciones del pueblo, ver cómo estamos con eso…la clave es cómo se fortalece el movimiento popular, a través de su expresión sindical en primer lugar, territorial y social para bregar por las transformaciones y sea desequilibrante cuando tenemos un empate en el Congreso. Hay un freno, un sabotaje, de las fuerzas de derecha para impedir que las transformaciones avancen”, expresó el secretario general del PC.

Además, lanzó una advertencia: “Dado este debate, si hay una ausencia, es que no tenemos todavía las ideas que sí o sí debe tener un texto de una nueva Constitución, desde una mirada progresista. Y ya están puestos los bordes, así que tampoco será con una facilidad a todo evento. Si no lo hacemos pronto, la dispersión vendrá en los contenidos”.

Deja una respuesta