“Hay una parte de la derecha que usa la seguridad de manera populista”

Compartir

Además, frente a los problemas de delincuencia, la diputada Alejandra Placencia (PC), indicó que “al poco andar de este año nos empezamos a dar cuenta de que la derecha tiene la intención de golpear al Gobierno, no de disponerse a hacerse cargo de los temas de fondo”. Dijo que existe el acuerdo para “avanzar en la tramitación del Ministerio de Seguridad Pública que se ha demorado diez años en el Congreso”. En entrevista abordó la agenda de seguridad pública, el acuerdo nacional por la seguridad, la situación específica en Santiago en cuanto a delincuencia. En temas contingentes habló de la ola conservadora en el Congreso y la deserción y la violencia escolar en aumento tras la pandemia.

Daniela Pizarro A. Periodista. “El Siglo”. 09/12/2022. En entrevista con ElSiglo.cl la diputada del Partido Comunista (PC) por el Distrito 10 -La Granja, Macul, Ñuñoa, Providencia, San Joaquín, Santiago-, Alejandra Placencia, abordó uno de los temas que se ha tomado la agenda nacional: la seguridad pública. La parlamentaria es parte de la Comisión de Institucionalidad, que trabaja  lo relacionado con el futuro Ministerio de Seguridad Pública, en el marco del compromiso transversal por la seguridad, una mesa nacional que instaló el Ministerio del Interior.

La diputada indicó que es fundamental tratar estos temas con perspectiva de futuro y de manera integral, hizo hincapié en que la oposición aborda este tema de manera populista sin apuntar a la solución de fondo y aseguró que el gobierno y el oficialismo tienen un compromiso real para garantizar la seguridad de las personas.

Como diputada representante del Distrito 10, ¿cree que se desbocó el tema del ambulantaje y la inseguridad en Santiago? ¿Dónde situaría ejes de solución al tema?

Hemos tenido varias reuniones desde que asumimos intentando buscar una manera de pensar una solución en el tema de seguridad de una manera integral y con una perspectiva de futuro, entendiendo que las urgencias tenemos que abordarlas, pero para resolver este tema en el largo plazo se están pensando políticas de Estado de manera integrada.

En ese marco nos hemos reunido con la alcaldesa de Santiago, porque está realizando un plan bastante interesante integrando a la comunidad en la seguridad de los barrios, aunque sabemos que esto no es suficiente, porque el municipio no tiene el mandato de la seguridad pública. Entonces, esto requiere una articulación con quienes sí tienen ese mandato como son las policías y el Ministerio del Interior. Creo que al poco andar se ha logrado hacer coordinaciones, por ejemplo, con la delegada presidencial coordinando con las policías y ese trabajo lo podemos ver en el caso del barrio Meiggs, Plaza de Armas y también en otras comunas como Maipú. Hay un trabajo para abordar la urgencia, pero debemos sostenerlo en el tiempo y ese es un desafío. Por otro lado, debemos dotar al Estado de herramientas para avanzar en los distintos tipos de criminalidad, porque hoy carece de ello.

En el plano nacional, en la agenda aparece como tema central la seguridad pública, ¿dónde ve usted los puntos principales de esa agenda?

Hay un acuerdo transversal de que este tema tenemos que verlo como política de Estado, es decir, debe trascender los gobiernos, porque cuando nos dedicamos a agendas cortas de carácter populista como se instala desde la derecha, lo único que hacemos es generar agendas comunicaciones que no van al tema central. Creo que debemos dotar al Estado de más herramientas y ahí es donde el acuerdo nacional por la seguridad a la cual nos ha convocado el Ministerio del Interior tiene un desafío bien importante, porque ahí vamos a trabajar temas desde las subcomisiones, Prevención y Víctimas, Persecución, Control y Sanción e Institucionalidad, que es donde yo participo, porque vemos lo importante de crear una institucionalidad que dote al Estado y se preocupe de todas estas distintas aristas que tiene el tema de la seguridad pública. Ya es parte del acuerdo avanzar en la tramitación del Ministerio de Seguridad Pública que se ha demorado diez años en el Congreso, lo mismo con la reforma a Carabineros, pero el Ministerio es el gran marco donde se estructurará esta nueva institucionalidad al país para avanzar de manera más sólida en esta materia.

En el tema mesa nacional de seguridad hay debate si incluir lo de Ley Antiterrorista, incluso un sector de la derecha condiciona su participación si no se suma.

A mí me sorprende esa actitud, porque aunque no hay temas vetados y están todas las bancadas representadas, y en el fondo se han dado todas las discusiones en marcos abiertos, y nunca han planteado este tema de esa manera. O sea, para la prensa hay otra impronta cuando en la realidad la discusión se está dando de otra manera. Es una mala forma de abordarlo porque termina siendo una instrumentalización de un tema tan importante para el país, donde debemos encontrar los puntos que nos unen y no los que nos separan, entonces, es una mala forma y no sé si es algo mayoritario.  

¿Cómo ve el impacto político del tema de la delincuencia y la inseguridad? ¿La derecha saca réditos?

Al poco andar de este año nos empezamos a dar cuenta de que la derecha tiene la intención de golpear al Gobierno, no de disponerse a hacerse cargo de los temas de fondo. Hay una parte de la derecha que siempre usa la seguridad de manera populista y en ello no veo que haya una preocupación real por la seguridad de las personas. Pero a diferencia de años anteriores hoy tenemos un presupuesto de la nación que pone énfasis en el tema de la seguridad, mirándolo desde un punto de vista integral, como seguridad económica, seguridad social y pública. No sólo dotando a las policías de más recursos para tener lo básico para trabajar, porque el Gobierno anterior dejó la mitad de la flota de automóviles inservibles. Se ha abordado aumentando recursos también en la prevención del delito, donde está el trabajo con los municipios para recuperar los espacios públicos. Hay preocupación por la desigualdad territorial para nivelar la cancha con las comunas que no tienen recursos para invertir, hay 38 mil millones para investigar y golpear al crimen organizado. Entonces, creo que cuando se habla que el Gobierno del Presidente Gabriel Boric y el oficialismo, no tenemos en el centro el tema de la seguridad, es una falacia, porque lo tenemos, pero desde una mirada distinta a como lo ha planteado la derecha y eso es notorio.

 

“La pandemia generó diversas crisis que repercutieron en la deserción escolar”

Usted fue dirigenta del Colegio de Profesores, es profesora, ha estado en el tema de educación. ¿A qué cree que obedece que haya miles de estudiantes fuera del sistema educativo?

Son 50 mil estudiantes que han desertado. Desde principios de año estamos hablando con el Ministerio de Educación para ver cómo recomponer las comunidades escolares frente a crisis tan graves como la pandemia, que vino acompañada de una grave crisis económica y por eso hubo muchos estudiantes que desertaron porque no contaban con las herramientas tecnológicas para seguir las clases vía remota. Cuando se volvió a la presencialidad era impensado que una crisis tan fuerte, que abordó tantos aspectos de las vidas de las familias, no repercutiera también en los y las menores de los sectores más vulnerables, especialmente, los que más desertan son los de segundo medio hacia arriba, entonces también es muy probable que estén en el mundo laboral para ayudar a los padres. 

¿Qué hacer con la deserción escolar, la violencia escolar?

Entiendo que el Ministerio de Educación ya está trabajando para escolarizar en las distintas realidades del país, para ello hay que fortalecer las comunidades del Estado, las redes del Estado deben asegurar que el derecho de la educación llegue a los niños y niñas.

Y la violencia escolar en los recintos escolares está en aumento desde principio de año y eso también es algo que viene desde la pandemia, recordemos que los casos de violencia intrafamiliar aumentaron en pandemia y eso reciente a los niños y niñas, también, la falta de contacto social golpea mucho más a los niños y niñas que a los adultos y eso tiene repercusiones.

Estuvimos monitoreando la entrega de recursos para el Programa Seamos Comunidad del Mineduc, donde destinaron dineros para mejorar infraestructuras, que es una demanda transversal y es vital para que los estudiantes tengan un ambiente que mejore sus condiciones, porque un lugar con baños en mal estado, techos rotos y sin vidrios, profundiza la sensación de malestar, por eso es fundamental mejorar todas las condiciones de los alumnos.

 

“Hay un compromiso con la ciudadanía  que es avanzar en las transformaciones”

¿Usted coincidiría con que hay una ofensiva conservadora en el Congreso?

Es bien compleja la situación, pero hay un compromiso con la ciudadanía que es importante y que es avanzar en las transformaciones que todavía son una deuda, es decir, mejorar la calidad de vida de las personas requiere que hagamos avanzar la reforma previsional, el proyecto 40 horas, que son temas que son liderados por comunistas y concitan un gran apoyo por avanzar. Tenemos que enfrentar esta ola conservadora pensando en que es posible sumar a este desafío a una gran transversalidad en el Congreso, pese a las diferencias.

Lo mismo con el acuerdo constitucional, esperamos que quienes comprometieron la palabra hoy la cumplan y podamos hacer el cambio que necesita el país, para avanzar en derechos sociales que hoy son demandas sentidas. Todo esto está por encima de las provocaciones, porque efectivamente tenemos que convivir con chantajes y barbaridades que se atreven a decir, pero a nosotros como bancada y como oficialismo nos respalda esta necesidad de transformar y para esto necesitamos el apoyo ciudadano, ese apoyo nos podrá ayudar a seguir resistiendo, y cuando los sectores conservadores sientan que hay ese apoyo, verán todo más difícil. El triunfo del Rechazo fue muy contundente, pero eso no borró las demandas por derechos sociales y eso lo vemos en los territorios. No podemos subestimar a las personas que día a día son golpeadas por este modelo con sus limitaciones y debemos apuntar en avanzar con un país mejor y más democrático, porque no podemos permitir que el miedo y la decepción le gane a la esperanza.

Deja una respuesta