La derecha dejó sin financiamiento a entidades de DDHH y Memoria

Compartir

 

Los legisladores de Chile Vamos y del extremista Partido Republicano, sumado al respaldo de parlamentarios democratacristianos, negaron dineros públicos para organizaciones preocupadas de la promoción de los derechos humanos y rescate de la historia, y bloquearon financiamiento para el Instituto Nacional de Derechos Humanos. La directora del INDH declaró que se trata de un “ataque a la institución nacional de los derechos humanos”.

Valparaíso. 17/11/2022. Las y los legisladores de partidos de derecha dejaron sin financiamiento al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y a Sitios de Memoria, dando la espalda al rescate histórico y la promoción de DDHH, y estableciendo tácitamente una postura negacionista respecto a las violaciones y crímenes de lesa humanidad que se cometieron durante la dictadura cívico-militar, amplia y detalladamente comprobados.

La derecha se unió con la extrema derecha en rechazar las partidas en el Presupuesto 2023 para el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, Sitios de Memoria y el INDH.

El conglomerado de derecha Chile Vamos con el apoyo de la Democracia Cristiana y el Partido Republicano, consiguió que no se asignaran 15 mil millones de pesos para el INDH y 90 mil millones para el programa de Patrimonio Cultural del que dependen organismos como el Museo de la Memoria, Villa Grimaldi, Londres 38, Fundación Frei, Fundación Salvador Allende, entre otras.

La directora del INDH, Consuelo Contreras, afirmó que “el que se haya rechazado el presupuesto del Instituto, es un golpe muy duro para la democracia y avanzan ideas negacionistas de que en el país no ocurren violaciones a los derechos humanos, lo que es muy grave para la democracia y su fortalecimiento”. Añadió que “este ataque a la institución nacional de los derechos humanos no es sólo a nuestra institución, también se rechazaron los presupuestos a organizaciones de la sociedad civil que cumplen un rol fundamental en la promoción y protección de los derechos humanos”.

Marcia Scantlebury, presidenta del Directorio del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, expresó que “no podemos si no condenar categóricamente esta decisión que nos parece irresponsable e inaceptable”.

Dijo que “esto nos retrotrae a la política de negación de lo ocurrido en Chile que se produjo durante la dictadura y el Museo, al sacar a la luz lo que ocurrió en ese período y darle presencia y dignidad a las víctimas ha pretendido y sigue luchando por contribuir a avanzar en verdad y justicia y conseguir que lo ocurrido no se repita nunca más”.

En redes sociales, varios parlamentarios de derecha y extrema derecha se congratularon y dieron muestras de felicidad al dejar sin financiamiento a decenas de entidades dedicadas a los derechos humanos, la Memoria, la documentación de lo ocurrido durante la dictadura cívico-militar, y afectando las labores que debe desarrollar el INDH.

Deja una respuesta