¿Qué se dijo en el encuentro Jinping-Biden?

Compartir

Los presidentes de China y EU se reunieron en el marco de la Cumbre G-20 en Indonesia. Taiwán volvió a la agenda chino-estadounidense. También el interés de ambas naciones de mantener coordinación e intercambio. Corea del Norte fue tema.

Agencias. Xinhua. Bali. 14/11/2022. Fue un encuentro esperado. Los líderes de dos de las principales potencias mundiales. Xi Jinping, jefe de Estado de Chine, y Joe Biden, Presidente de Estados Unidos.

El marco de la reunión, la Cumbre G-20 que se realiza en Bali, Indonesia. Por la pandemia del Covid-19, los mandatarios chino y estadounidense se había acostumbrado a conversar vía telefónica o por Zoom. Ahora tuvieron un cara a cara. Tres horas de charla privada, aunque algo se supo. Se dijo que la reunión fue “honesta y franca”.

Ambos mandatarios reafirmaron su acuerdo en que una guerra nuclear no se debe producir  y habrían coincidido en que un conflicto así no tendría triunfadores ni vencidos. Habrían intercambiado opiniones, y también diferencias, sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Se refrendó la voluntad de ambos gobiernos de avanzar en colaboración, diálogo y evitar conflictos. El presidente estadounidense habría mostrado su disposición a que la competición entre ambos países no degenere en un conflicto abiertoy a cooperar en temas de interés global como el cambio climático o la seguridad alimentaria, según un comunicado de la Casa Blanca.

De acuerdo con la versión oficial estadounidense, Biden dijo que espera que ambos países puedan gestionar sus diferencias y evitar un “conflicto”. Indicó que “nuestras dos naciones comparten la responsabilidad de gestionar sus diferencias, debemos evitar que la competición se convierta en algo parecido al conflicto”.

Xi se pronunció por dirigir las relaciones “en la dirección adecuada” y ha reconocido que las conversaciones telemáticas no pueden sustituir al contacto personal.

Biden habría expresado a Xi su preocupación por las “acciones agresivas” de China hacia Taiwán. Jinping aclaró que el tema de Taiwan “es una línea roja” que nadie debe cruzar, porque es algo de la situación interna china, no diplomática.La cuestión de Taiwan está en el núcleo mismo de los intereses centrales de China, es la base del fundamento político de las relaciones entre China y Estados Unidos, y constituye la primera línea roja que no se debe traspasar en los nexos chino-estadounidenses”, subrayó el presidente chino.

En todo caso, la versión salida desde la Casa Blanca apuntó que Biden no cree que China vaya a invadir la isla, que considera parte de su territorio. “No creo que vaya a haber un intento inminente de China para invadir Taiwán, ha dicho Biden en la rueda de prensa posterior. “La postura de China es la misma, hemos dejado muy claro que los conflictos deben resolverse de forma pacífica. Creo que él ha entendido lo que le he dicho y yo le he entendido a él”, añadió el Presidente estadounidense.

Respecto a Corea del Norte, Biden ha pedido a Xi que ejerza su influencia sobre Pyongyang para que el régimen de Kim Jong-un se comporte de manera “responsable. En caso contrario, y si continúa con sus pruebas de misiles balísticos, Washington advierte con acciones más defensivas para proteger “a nuestros aliados y nuestro suelo”. Estas acciones, ha puntualizado Biden, “no irán dirigidas contra China”.

Biden y Xi acordaron intensificar los contactos diplomáticos y la comunicación entre ambos, nombrando a varios altos funcionarios para continuar con las conversaciones. Además, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, visitará próximamente Pekín.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, declaró que el encuentro intenta “estabilizar las relaciones y crear una atmósfera más segura para los negocios estadounidenses”.

En tanto, Xi Jinping dijo que “como líderes de dos grandes países, los dos presidentes deben desempeñar el papel de liderazgo, establecer el rumbo correcto para la relación entre China y Estados Unidos y situarla en una trayectoria ascendente”.

“Un estadista debe pensar y saber hacia dónde conducir a su país. También debe pensar y saber llevarse bien con otros países del mundo”, añadió.

Xi apuntó que las dos partes deben trabajar con todos los países para traer mayor esperanza a la paz mundial, más confianza en la estabilidad del mundo y un impulso más fuerte al desarrollo común.

Tras señalar que la historia es el mejor libro de texto, el presidente chino señaló que “ambas partes deben tomarla como espejo y dejar que guíe el futuro”.

“El mundo ha llegado a una encrucijada ¿Hacia dónde ir desde aquí? Esta es una pregunta que no solo está en nuestra mente, sino también en la de todos los países”, afirmó Xi.

Deja una respuesta