“La sucia” campaña de las AFP contra reforma que aumenta las pensiones

Compartir

Sin que exista legislación para sancionarlas, ejecutivos de esos consorcios financieros privados están distribuyendo cartas y dando versiones que son mentiras y distorsiones. Afirman que con la nueva reforma los fondos no les pertenecerán a las personas, que no serán heredables, que las jubilaciones no subirán y que un sistema no monopólico privado “va en retroceso en el mundo”. Es la estrategia comunicacional de empresarios que incluye decir mentiras, con efecto comprobado cuando, además, colocan avisos publicitarios en medios grandes que reciben millonadas de dinero. ¿Y habrá gente que todavía les cree? Sin olvidar que las AFP tienen a la mayoría de jubilados con pensiones de menos de 240 mil pesos mensuales, tiene miles de millones de dólares en ganancias, ganan millones por costos de administración y sus ejecutivos suelen engañar al pensionado cuando le toca jubilar, dándole información errática u omitiendo información para que no abandone la AFP privada.

Joaquín González. Periodista. Santiago. 14/11/2022.  Da lo mismo toda esa discusión técnica por televisión, radio y páginas financieras de los diarios y portales Web. Igual la gente no entiende nada. Hay que ir a lo más sencillo y concreto. Como lo hacen varias AFP…pero mintiendo y falseando las cosas.

Lo importante es instalar que con la reforma de las pensiones subirán considerablemente los ingresos de las y los jubilados, que los ahorros estarán en sus manos y nadie más, que cada quien podrán optar por una entidad privada o pública para su administración, que los ahorros previsionales no son expropiables, que habrá seguridad social para las cuidadoras, las madres, los trabajadores que no tuvieron trabajo durante algún período. Lo demás es música…o mentiras.

Resulta que la AFP como Crupum, y un siniestro ejecutivo llamado Martín Mujica y su equipo de trabajo, enviaron cartas a afiliados y entregaron información a la prensa afirmando que con la reforma previsional no aumentarán las pensiones, que los jubilados no tendrán propiedad sobre esos fondos ni sobre la rentabilidad que genere esa contribución”, y que no habrá posibilidad de heredar lo que hayan acumulado a lo largo de su vida en lo que respecta a la cotización adicional”.

Todo eso es una vulgar mentira. Y nadie en este país tiene la atribución legal de parar esas falsedades emitidas por un gerente general y por un consorcio financiero. Hasta se dice que es parte de “la libertad de expresión”.

Este individuo siguió con las falsedades y distorsiones: El sistema de reparto va en retroceso en el mundo desarrollado” por problemas de “sostenibilidad en países como el nuestro, donde la tasa de envejecimiento va en rápido aumento”, cuando en prácticamente todo el mundo la gente tiene acceso a otras opciones distintas a la privada-monopólica, y son sistemas que enfrentan las dificultades no a partir de un exclusivo monopolio privado y trasnacional.

Según Cuprum, “las personas valoran” el sistema previsional (sic)…y que la reforma enviada al Parlamento “representa menos libertad y menos propiedad sobre sus ahorros previsionales propuesta por el Gobierno”. Una seguidilla de mentiras y distorsiones.

Las AFP que manejan los ahorros de la gente, los invierten en el sistema financiero especulativo, que reciben miles de millones de dólares cada mes de las y los trabajadores para manejarlos en el exterior, que tienen ganancias creciente de miles de millones de dólares, que están en manos de trasnacionales extranjeras, que pagan pensiones de miseria.

Estas mentiras las están replicando otras AFP a través de mensajes sutiles, atenciones a afiliados o de manera más explícita en comunicados y declaraciones a la prensa.

Para muchos se trata de “la sucia” campaña de las AFP, que incluye pagar millonarios avisos en medios de prensa cuyos dueños o ejecutivos están dispuestos a publicar falsedades.

Al final de cuentas, ¿cuál es la solución para las AFP? Que todo siga igual. ¿Qué significa eso? Hay que preguntarle a los pensionados.

 

“Utilización maliciosa por parte de las AFP”

Se ve escasa reacción en sectores oficialistas para salir al paso a esta campaña de mentiras, e incluso el Superintendente de AFP dijo en ADN que esto viene de hace tiempo, que se trata de hacer algo, que no se quiere atentar contra la libertad de expresión…Pocos legisladores, dirigentes políticos, y economistas independientes, se han referido a esto, y se está priorizando por explicaciones técnicas y financieras como lo advirtieron expertas y expertos.

Claro que en este marco, los senadores de la Federación Regionalista Verde Social (FRVS), Alejandra Sepúlveda y Esteban Velázquez, ingresaron un oficio en la Superintendencia de Pensiones ya que “de acuerdo con el reclamo de los usuarios, en las misivas enviadas por las administradoras, se da al afiliado no solo información sobre la reforma, sino además una opinión que representa la posición de la empresa”.

Los legisladores indicaron que “no resulta aceptable la utilización de bases de datos o recursos destinados para el funcionamiento de las AFP, para la manifestación de una opinión que representa a socios o representantes de la empresa”.

Dijeron que la Superintendencia deba fiscalizar la utilización maliciosa por parte de las AFP de bases de datos de los afiliados para fines que no son los propios del funcionamiento de las AFP,ya que la información de cada usuario es entregada solamente para informarlo respecto del estado de sus ahorros previsionales, montos de pensión u otra información que sea por él solicitado”.

Finalmente hicieron un llamado al superintendente Osvaldo Macías a fiscalizar “la fuente de los recursos utilizados para publicar la comunicación realizada por las AFP sobre la reforma previsional, ya sea por correo electrónico u otros medios, como insertos en medios escritos o publicidad en redes sociales, indagando si las Administradoras están facultadas para utilizar recursos para fines ajenos a la administración de fondos de pensiones”.

En tanto, la ministra del Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara, recordó que las AFP “han ejercido monopólicamente no solamente la gestión de los fondos, sino que también las labores de soporte y administración de cuentas”.

Insistió ante la campaña de los consorcios monopólicos privados, en que el objetivo de la reforma de pensiones “es poder mejorar las pensiones y eso significa que vamos a mejorar las pensiones, tanto de los actuales jubilados, como de las próximas generaciones”.

El ministro de Hacienda, Mario Marcel, declaró que “más allá de si ese tipo de comunicación es o no censurable, creo que hay que pensar en el efecto que eso tiene. Las personas han estado durante un año y medio escuchando que les hablan y les hablan de la propiedad individual o de la heredabilidad como si fuera lo único que puede existir en seguridad social. Yo ya he dado varias veces el ejemplo del seguro de invalidez y sobrevivencia, que no es eso y, sin embargo, cuando uno extrema este tipo de argumentos termina cuestionándose hasta la existencia de la seguridad social”.

Recalcó que “a lo que nos estamos enfrentando es a una reforma que cambia las regulaciones sobre una industria para generar un beneficio a la ciudadanía”.

Sobre falsedades y distorsiones desde las AFP, Mario Marcel declaró que “hay un espacio para todo el mundo…La capitalización individual es un pilar importante del sistema, la capitalización individual va a seguir existiendo, van a seguir habiendo administradores privados, así que en este sistema mixto hay espacio para todo el mundo”. Añadió que “es claro que esta insistencia en tema de la propiedad individual distorsiona la visión sobre las seguridad social”.

 

 

Deja una respuesta

Cambiar Tamaño del Texto-+=