El PC y los contactos con los comunistas del mundo

Compartir

Lautaro Carmona, secretario general de la colectividad comunista chilena, participó hace una semana en el XXII Encuentro de Partidos Comunistas y Obreros del mundo, y se reunió con una veintena de delegaciones, donde se expresaron coincidencias respecto a realidades internacionales. Ahí se advirtió sobre una “oleada con rasgos ultraconservadores, ultrarreaccionarios, fascistas” en todo el mundo, con carácter anticomunista.

Hugo Guzmán. Periodista. «El Siglo». Santiago. 04/11/2022. En medio de lo que se ha llamado una «asonada anticomunista» y denuncias de vetos al Partido Comunista en el país, Lautaro Carmona, secretario general de la colectividad, participó hace una semana en el XXII Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros, en La Habana, Cuba, con la presencia de 145 representantes de 78 organizaciones de 60 países.

Carmona pudo reunirse y conversar con el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), y Presidente de la isla, Miguel Díaz-Canel, y con el secretario de Organización de esa colectividad, Roberto Morales, en un intercambio que el dirigente chileno calificó de muy fructífero. Además, el secretario general del PC chileno fue uno de los invitados a una exposición que hizo Díaz-Canel en una salón del Palacio de la Revolución, sobre la situación interna cubana.

Además, Lautaro Carmona conversó con representantes de los comunistas argentinos, uruguayos, brasileños, colombianos, bolivianos, peruanos, mexicanos, ecuatorianos, y de los PC de Irak, Chipre, Portugal, Italia, de Bélgica y China.

En un reconocimiento a la importancia del PC chileno, en esta reunión en La Habana se acordó que la colectividad pase a formar parte del Grupo de Trabajo del Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros, cuya vigésima tercera edición será en Turquía.

El dirigente chileno resaltó que dentro del plan de acción acordado por los 78 partidos comunistas, se incluyó “la realización de jornadas conmemorativas vinculadas a los 50 años del golpe de Estado en Chile, que terminó con el Gobierno de Salvador Allende”.

Lautaro Carmona destacó la importancia de que el PC haya participado en ese encuentro, las reuniones con dirigentes de distintos continentes, la posibilidad de coordinación y el conocimiento mutuo de proceso que se viven en distintos país. Fue una constatación de la incidencia y el reconocimiento de las fuerzas comunistas a nivel internacional, sostuvo.

En la actualidad, a la cabeza de los gobiernos de China, Cuba, Vietnam, Laos, Guyana, Nepal y Corea del Norte están dignatarios de partidos comunistas y obreros, y las y los comunistas son parte de gobiernos de coalición en Chile, España, Colombia, Portugal, Brasil, Sudáfrica, Bielorrusia, Perú, Sri Lanka y Siria. En decenas de países, los PC forman parte del Parlamento.

 

“Una oleada” ultraconservadora, fascista

Relacionado con lo que están viviendo las y los comunistas chilenos, Carmona indicó que “hay una conciencia entre los partidos comunistas de todo el mundo, de la existencia de una oleada y una ofensiva con rasgos ultraconservadores, ultrarreaccionarios, fascistas, nacionalistas”.  Y enfatizó que “eso se alimenta de una fuerte campaña anticomunista”.

En esa línea, en la declaración final del encuentro de comunistas de todo el mundo, se sostuvo la necesidad de “luchar contra el resurgimiento de fuerzas anticomunistas, reaccionarias, ultranacionalistas y fascistas, en diversas partes del mundo, que agudizan la violencia, la xenofobia, el racismo y la intolerancia política, ideológica, social, étnica, religiosa y de género, y promueven los conflictos étnico-nacionales”.

 

Temas de cabecera

Lautaro Carmona destacó varios temas tratados en el encuentro en La Habana. Manifestó que “hubo una amplia coincidencia en ratificar y profundizar la política antiimperialista, por la expresión que tiene Estados Unidos respecto a procesos que se viven en la región, particularmente el bloqueo y asedio a Cuba”.

Sobre la isla, apuntó que hubo preocupación y llamado de atención, porque los estadounidenses “han profundizado el cerco y el bloqueo a Cuba, a nivel que ya es un crimen, porque se trata de evitarles acceso a alimentos, vacunas, oxígenos, ventiladores, medicinas, en un contexto de pandemia a nivel mundial”. Enfatizó que “ya no es una constante como inercia, sino que es el recrudecimiento del bloque que busca asfixiar económicamente a la isla y penetrar políticamente, sobre todo con el uso abusivo de las redes sociales”.

Frente a las dificultades que están viviendo los cubanos, que incluyen desastres naturales, Carmona planteó que las autoridades “tienen un vínculo potenciado con la base popular, con la ciudadanía, tomando nota de los juicios y observaciones que le hacen al Gobierno. Hay canales que permiten que la participación ciudadana tenga efectos en las políticas”.

Otro tema abordado como prioridad, fue el de las comunicaciones. El secretario general del PC expresó que “se habló de la necesidad de poner al día una política comunicacional desde el mundo comprometido con las transformaciones para enfrentar la sofisticación de la operación mediática que busca la colonización cultural de parte de las fuerzas reaccionarias, usando alta tecnología y mecanismos como las noticias falsas”.

El dirigente dijo que “se habló también del potenciamiento global del sector sindical y social, como sujetos de cambios que se hace evidente cuando son débiles. Son tan claves en la defensa de derechos, de transformaciones, que la debilidad del mundo sindical y social es muy notoria”.

Respecto a lo que podría ser una política de alianzas de los comunistas, de cómo puede avanzar en coordinación con otras fuerzas para llegar al Gobierno, Carmona indicó que en el encuentro se abordó “el tema de la convivencia, la concertación, la coincidencia, en una diversidad de acuerdo a las realidades propias de cada pueblo, de cada lucha y de cada país”.

 

El punto Ucrania

Era prácticamente imposible soslayar la situación de Ucrania y la guerra con Rusia. Lautaro Carmona declaró que “se expresó la preocupación de lo que transcurre en Ucrania. Hay una directa manifestación de denuncia de la intención de provocación de parte de Estados Unidos y que usó como avanzada a la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), buscando integrar a países europeos y crear condiciones de poder armamentista” para amenazar a Rusia.

Contó que “de parte de los representantes de los partidos comunistas de Ucrania y de la Federación Rusa, se denunció, con antecedentes, el contenido fascista que tuvo en su momento el golpe de Estado en contra de fuerzas progresistas, democráticas en Ucrania, y que después esos sectores golpistas se convirtieron en Gobierno en Ucrania. Plantearon cómo siempre hubo una connivencia con Estados Unidos, con la OTAN, con quienes apoyan al régimen ucraniano y tienen interés en desestabilizar la zona y llegar a una operación de desintegración como lo hicieron en Yugoslavia, en Irak, es decir, la repartija de territorio y en este caso en base a llegar a tener el control sobre Rusia o parte de ella. En ese cálculo se equivocaron”, recalcó el dirigente.

Expuso que “específicamente, el dirigente del Partido Comunista de Ucrania, denunció lo que están viviendo y han vivido sus compañeros comunistas ucranianos, el asesinato de militantes y la persecución represiva de parte del Gobierno, y la ofensiva abiertamente fascista que ellos no están dispuestos a aceptar”.

Carmona apuntó que el dirigente comunista de Ucrania “planteó que van a evitar que el actual régimen ucraniano se convierta en un monstruo, no solo con peligro para Ucrania y Rusia, sino también a nivel mundial”.

Análisis sobre el neoliberalismo

El secretario general del PC explicó que hubo un debate intenso sobre el carácter del neoliberalismo, cómo definirlo de manera precisa y asumir una alternativa frente a ese modelo. “Se constató que es parte del debate en el seno de los partidos comunistas del mundo, qué entendemos como sistema neoliberal y hay una mirada que hace una asociación con el sistema capitalista. Y ahí se podría estar dando una falsa señal de que hay un capitalismo bueno y otro malo que sería el neoliberal”.

Añadió: “Pero varios representantes planteamos el definir hay algunas cuestiones, a partir del proyecto neoliberal, como establecer el debilitamiento del papel del Estado y la creación de Estados subsidiarios, y que transforma todo el tema de los derechos que deben existir en toda sociedad. Y cómo los derechos se transforman en mercancía, como factores a satisfacer dentro del mercado, con sus leyes, como el caso de la salud, la vivienda, la previsión, la educación, sin contar la sobreexplotación en el trabajo sin salarios justos”.

De acuerdo con Carmona, “se planteó en esto de las alternativas y las opciones frente al neoliberalismo, el cómo generar empatías con el pueblo, el generar fuerzas para seguir avanzando en una perspectiva de democratización plena de la sociedad y crear las condiciones para satisfacer derechos sociales incluso con una perspectiva socialista”.

 

Deja una respuesta

Cambiar Tamaño del Texto-+=