“La confrontación de bloques llevará al mundo a un callejón sin salida”: Embajador de China

Compartir

Así lo estableció Niu Qingbao, quien enfatizó que “un mundo dividido no está en el interés de nadie”. Indicó que en el reciente XX Congreso del PC chino, se “explicitó el propósito de la política exterior de China, de salvaguardar la paz mundial y promover el desarrollo común” y sostuvo que su país “jamás procurará la hegemonía y practicará el expansionismo”.

Hugo Guzmán. Periodista. “El Siglo”. Santiago. 28/10/2022. “Un mundo dividido no está en el interés de nadie, la confrontación de bloques llevará al mundo a un callejón sin salida”. Así lo estableció Niu Qingbao, embajador de la República Popular China en Chile, quien contrastó con que “la construcción de una comunidad de futuro compartido es el porvenir de los pueblos”.

El diplomático, a pregunta de este medio, sostuvo que “los cambios en el mundo se están desarrollando como nunca antes. Por un lado, está la corriente histórica por la paz y el desarrollo, que es irresistible. Por otro lado, hay algunas fuerzas contra esa corriente, con una mentalidad de Guerra Fría, promoviendo el hegemonismo, provocando confrontaciones entre bloques, que es la mayor amenaza para el orden internacional”.

En esa línea, el embajador Qingbao dijo que “China se opone a toda manifestación de hegemonismo y políticas de fuerza, la mentalidad de Guerra Fría y a la intervención en los asuntos internos” de otros países.

Las declaraciones las hizo durante una conferencia de prensa con medios de prensa chilenos, para exponer algunas de las principales conclusiones del pasado XX Congreso Nacional del Partido Comunista de China.

Al hablar sobre resoluciones de esa reunión, Niu Qingbao planteó que “el Congreso del PC chino explicitó el propósito de la política exterior de China, de salvaguardar la paz mundial y promover el desarrollo común, así como el objetivo principal de promover la construcción de un futuro compartido de la Humanidad”.

Añadió que su país “insiste con firmeza en una política exterior independiente y de paz, y defiende las normas básicas de las relaciones internacionales y la equidad y la justicia internacional”.

Sin hacer alusión explícita al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, el papel de los países europeos en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y el rol de Estados Unidos a nivel mundial, el diplomático apuntó que “China se compromete a no postular jamás la hegemonía ni el expansionismo”. Enfatizó que “hemos defendido con decisión la justicia internacional, fomentando la práctica del multilateralismo genuino, combatiendo toda manifestación de hegemonismo y política de fuerza”.

Reconoció que hay “una situación internacional llena de inestabilidad e incertidumbre, con desafíos para la paz y el desarrollo mundiales”.

 

“Modernización con el estilo chino”

Al referirse a cuestiones internas y conclusiones de la reunión de los comunistas chinos, el embajador destacó que “el informe del XX Congreso establece el desarrollo de alta calidad como la tarea primordial para la construcción integral de un país socialista y moderno”.

Niu Qingbao reiteró las directrices de desarrollo y avance de su país en base al socialismo con características chinas y el concepto “un país dos sistemas”. Manifestó que “la modernización de China tiene no sólo las características comunes a diversos países, sino tiene las peculiaridades chinas, basadas en nuestras condiciones nacionales propias”.

El embajador en Chile explicó que “por eso la llamamos la modernización con el estilo chino, que tiene cinco características. Primero, en términos de la enorme magnitud poblacional; segundo, en términos de prosperidad común para todo el pueblo; tercero, es una modernización de coordinación entre la civilización material y la civilización espiritual; cuarto, es caracterizada por la coexistencia armoniosa entre el ser humano y la naturaleza; quinto, es en términos del desarrollo pacífico”.

Precisó que “no creemos que exista un modelo que se aplique para todos los países, no creemos que exista una sola serie de criterios para definir qué es la modernización. La modernización al estilo chino, está arraigada en el territorio del país, y demuestra la superioridad del socialismo con peculiaridades chinas”.

“Nuestra modernización abandona el viejo camino occidental, centrada en el capital y caracterizada por la polarización, la expansión del materialismo y por la explotación. Nuestra modernización rompe con la mentalidad y la concepción de que la modernización equivale a la occidentalización. Nosotros buscamos un mejor sistema social”, puntualizó el diplomático chino.

Qingbao resaltó que en China “vamos a estructurar un nuevo paradigma de desarrollo, combinando lo doméstico con lo internacional, impulsado por la innovación, el desarrollo sostenible, ecológico, bajo en carbono”.

Recordó que en los últimos años el desarrollo de su país incluyó el sacar de la pobreza a cien millones de habitantes, aplicando “la nueva concepción del desarrollo de alta calidad”.

Asimismo, el funcionario expresó que “China persiste en la política estatal de apertura al exterior basada en el beneficio mutuo y compartido. No dejará de ofrecer nuevas oportunidades para el mundo con el nuevo desarrollo de sí  misma, para una economía mundial abierta para beneficio de los pueblos de todos los países”.

 

Xi Jinping

Ante consultas periodísticas sobre el significado de la reelección del presidente Xi Jinping, el embajador sostuvo que “la continuidad del compañero Xi Jiping como secretario general del Partido Comunista de China refleja una voluntad colectiva del mayor partido gobernante del mundo, con más de 96 millones de miembros”.

Añadió que la conducción del líder chino ofrece la posibilidad de que China “será capaz de enfrentar las dificultades y avanzar con paso firme” en sus objetivos.

Niu Qingbao destacó que “el camarada Xi Jinping cuenta con el apoyo de todo el partido y de todo el pueblo”.

“Creemos que para la construcción integral de un país socialista moderno -indicó-, para lograr los objetivos, es imprescindible el firme liderazgo del Comité Central del partido, con Jinping como su núcleo”.

 

Taiwán

En la conferencia de prensa surgió el sensible tema de China y Taiwán. Y el embajador Niu Qingbao fue enfático: “La cuestión de Taiwán no es una cuestión diplomática, es un asunto interno de China, cuándo y cómo solucionamos ese asunto y logramos la reunificación total, es un asunto interno de nuestro país, y no permite la interferencia exterior”.

Planteó que “nuestra directriz para solucionar esta cuestión es la reunificación pacífica, en base a un país dos sistemas”.

El diplomático expuso que “el secretario general Xi Jinping ha sido muy claro cuando hizo el informe en el Congreso, de que siempre prestamos respeto y afectuosa atención y beneficio a los compatriotas de Taiwán. Continuaremos dedicándonos a la promoción de los intercambios y la cooperación económica y cultural entre ambos lados. Persistiremos en trabajar por una reunificación pacífica”.

Frente a amenazas que surgen sobre todo desde Estados Unidos y sectores que se oponen a la unificación, Qingbao declaró que “nunca renunciaremos al uso de la fuerza armada y nos reservamos la opción de adoptar todas las medidas necesarias, lo cual no va dirigido de ninguna manera contra los compatriotas taiwaneses, sino contra la intromisión de fuerzas externas, así como contra una ínfima minoría de cesionistas, adeptos a la independencia de Taiwán”.

“La soberanía, la seguridad, los intereses del desarrollo, es algo sagrado para la diplomacia china”, recalcó el embajador en Chile. Y advirtió que “no vacilaremos en nuestra determinación de defender la soberanía y la integridad territorial de nuestro país y defender los intereses fundamentales de la nación china”.

Apuntó: “Seguiremos aplicando la política exterior independiente, no le tenemos miedo a la hegemonía, y defenderemos la justicia. La diplomacia china seguirá poniendo en juego el espíritu de lucha, y nos ponemos siempre en la primera línea para defender los intereses nacionales y la dignidad de la nación china”.

 

Deja una respuesta