“Tengo esperanza en un Chile y un Santiago más democrático, amable y seguro”

En entrevista con El Siglo, la alcaldesa de Santiago, Irací Hassler, también habló de la alcaldía constituyente y del plebiscito del 4 de septiembre: “Estoy segura de que Chile puede y merece vivir mejor, y la nueva Carta Fundamental permite reencontrarnos para construir ese futuro juntos”.

Daniela Pizarro Amaya. Periodista. 19/08/2022. Irací Hassler Jacob tiene 31 años, es economista de la Universidad de Chile y desde hace un poco más de un año es la alcaldesa de Santiago, la primera militante comunista en ocupar ese cargo. Una tarea compleja que enfrenta “con profundo compromiso”. Lleva más de un año para nada fácil donde ha tenido que ver como la inseguridad se tomó la agenda de la ciudadanía, especialmente en la capital chilena, y asumir situaciones como las que se viven en escuelas emblemáticas en Santiago y en barrios como Meiggs y República. En entrevista con El Siglo, también habló de la alcaldía constituyente y del plebiscito del 4 de septiembre: “Estoy segura de que Chile puede y merece vivir mejor, y la nueva Carta Fundamental permite reencontrarnos para construir ese futuro juntos”.

¿Cómo evalúas tu primer año como alcaldesa de Santiago? ¿Cómo ha impactado en tu vida?

Ha sido un año intenso y de mucho trabajo junto al equipo municipal. Santiago es una ciudad que concentra mucha actividad comercial, social, cultural y política, por lo tanto, los desafíos también son muy diversos y nos mantienen ocupadas y ocupados permanentemente. He intentado mantener algunas costumbres cotidianas, como visitar las librerías o los cafés de Santiago, pero ahora tengo mucho menos tiempo para la desconexión o el descanso. De todos modos el objetivo de aportar al buen vivir en la comuna es una tarea que nos motiva y nos llena de energía.

Creo que en este primer año en la alcaldía hemos podido sentar las bases de una administración local que se hace en conjunto con las comunidades, en un modelo que denominamos de “cogestión” con los barrios. Este modelo se expresa, por ejemplo, en los cabildos barriales o en la reciente votación de los Presupuestos Participativos donde las y los vecinos votaron por las alternativas de inversión municipal en el territorio. También estamos llevando adelante una gestión comprometida con el medioambiente: nos declaramos comuna en emergencia climática, estamos reforzando nuestra flota de camiones recolectores y, junto con ello, estamos promoviendo un nuevo modelo de gestión de residuos que tiene al reciclaje en su centro.  En materia de seguridad, estamos reforzando el rol preventivo, trabajando en coordinación con vecinos, carabineros y otras entidades. Además, creamos una Subdirección de Igualdad de Género, Diversidad Sexual e Inclusión, mientras que, en Educación, estamos recomponiendo la dañada educación pública de Santiago. 

Este año ha sido de muchas emociones pero, por sobre todo, de mucho compromiso. Un compromiso que reafirmo día a día. Creo que el desafío es tremendo y si estoy aquí, es porque lo asumo como tal. Queremos construir una comuna con enfoque de derechos para todos y todas. Avanzar en un mejor vivir para la comuna de Santiago.

El desafío de la delincuencia se tomó la agenda y las prioridades de los y las chilenas. ¿Cómo están enfrentando este tema?

Efectivamente la delincuencia está entre las principales preocupaciones de la ciudadanía, y desde la Municipalidad nos hemos comprometido, firmemente, para enfrentar este problema, no con eslóganes o frases grandilocuentes, sino con medidas concretas, con foco en la prevención y en el concepto de coproducción de la seguridad. 

Creemos que es fundamental que todas las actorías sociales se hagan parte de este compromiso con la seguridad preventiva: el Municipio, el Gobierno, las policías, instituciones privadas, las organizaciones sociales y las vecinas y vecinos. Incluso, en nuestra experiencia en el Barrio República, las universidades por primera vez se han involucrado directamente en las mesas de trabajo.

Uno de los ejes centrales de nuestra gestión es avanzar en la recuperación de espacios públicos, porque creemos que nadie tiene derecho a apropiarse por la fuerza de lugares que nos sirven a todas y todos. Por eso hemos generado iniciativas como las “Calles Abiertas” o el “Cine en el Parque” que han acercado la cultura y el deporte al territorio. Nuestro pueblo tiene derecho a habitar espacios seguros. La seguridad es un elemento central en nuestra gestión. Queremos que nuestros vecinos y vecinas puedan vivir tranquilos y tranquilas. 

Después del asesinato de la reportera Francisca Sandoval hicieron una intervención fuerte en el Barrio Meiggs, también hubo un fuerte cambio en el Barrio República ¿Cómo se logró aquello y cuál es la garantía que esto perdure en el tiempo?

Pese a que como Municipio veníamos exigiendo desde el Gobierno anterior una intervención en el Barrio Meiggs, después del trágico asesinato de la reportera Francisca Sandoval se concretó una acción coordinada y nunca antes vista de despeje de este importante sector comercial de nuestra comuna. Ahí había una situación de ausencia del Estado que era insostenible. Ni siquiera las ambulancias, en plena pandemia, podían llegar al Cesfam ubicado en esas cuadras. Sin embargo, gracias a un compromiso mancomunado, se logró el despeje de este cuadrante e incluso se reanudó el tránsito del transporte público por calle Bascuñán Guerrero que estaba interrumpido hace dos años por la presencia de toldos irregulares. En el lugar se ha realizado también un intenso trabajo de la PDI contra la venta de productos falsificados; una tarea que se debe seguir fortaleciendo con el Servicio de Impuestos Internos y Aduanas.

A su vez, en el sector de República, donde las estudiantes se sentían muy inseguras, instauramos nuestro Bus de la Denuncia, que ofrece acompañamiento jurídico a víctimas de delitos. En el marco del  trabajo coordinado, en solo un mes, Carabineros desbarató seis bandas de robos de celulares y se aumentó la sensación de seguridad. Ahí hicimos un trabajo coordinado con la Delegación Presidencial, Metro, los planteles educacionales, Centros de Alumnos, Juntas de Vecinos y muchos otros y otras.

Precisamente ahora nos hemos enfocado en la tarea de darle continuidad a estas acciones, con transformaciones urbanas de los espacios, que incluyan más iluminación, mejor infraestructura, bicicleteros, quioscos y espacios para murales. Queremos que la recuperación de todos los espacios públicos de la comuna sea permanente. Seguiremos aplicando este modelo en otros puntos de nuestra ciudad. Como Estado debemos hacernos presentes. El espacio público debe ser para nuestra comunidad y para ello, no dejaremos de trabajar. 

La situación de la educación pública con el retorno a clases volvió a convertirse en noticia con los denominados “overoles blancos” ¿Cuál es la realidad de los colegios? ¿Hay una disminución de las matrículas? ¿Cuánto es el daño que hace ese tipo de actos en los liceos emblemáticos? 

La educación pública en Chile, durante años, ha sufrido un abandono dramático. En Santiago, además, se vivió -en períodos anteriores- una situación de maltrato hacia las comunidades educativas. En ese complejo escenario, como gestión municipal nos propusimos recuperar la dañada relación entre quienes forman parte del proceso educativo. Nos hemos reunido con estudiantes, apoderados, personal docente y no docente y hemos generado muchas iniciativas en conjunto. 

Me enorgullece señalar, por ejemplo, que estamos siendo una comuna pionera en Educación Sexual Integral y No Sexista, algo que está dentro de las demandas principales del estudiantado. Asimismo, desarrollamos un Plan Anual de Educación Municipal participativo, incorporando la opinión de la comunidad, y hemos sostenido reuniones, desde el municipio, en todos los establecimientos. 

En paralelo, estamos mejorando la infraestructura. Por ejemplo, en el INBA se han pintado las salas, se han recuperado los techos falsos y se retiraron 10 toneladas de basura; o en el Instituto Nacional, se contrataron psicólogos, se arregló la instalación eléctrica y, algo muy básico pero que no estaba garantizado, se compraron seis calefón porque hace 10 años que los estudiantes no tenían agua caliente. 

La matrícula en el 2022 aumentó respecto del 2021, pero estamos conscientes de que nos queda mucho por avanzar. Estamos escuchando y trabajando en ese sentido. Por eso, hacemos una distinción bien clara entre la gran mayoría del estudiantado que exige sus derechos y defiende la educación pública, y ciertas personas, muy minoritarias, que han puesto en riesgo la integridad física de la propia comunidad y de las y los vecinos, sin una reivindicación ni propuesta. Esos casos son muy particulares, pero a la vez muy dañinos para nuestros liceos. Esperamos que, en comunidad, podamos ir superando la violencia en todas sus formas. En nuestro horizonte, está fortalecer la Educación Pública de la Comuna de Santiago, porque ahí está el corazón de lo que podemos construir, sociedades democráticas e inclusivas.

Tu gestión se instaló en el marco del proceso constituyente como alcaldía constituyente ¿Cuál es el rol que está jugando de cara al plebiscito?

Sí. Nuestra candidatura al Municipio de Santiago surgió desde las organizaciones barriales, al calor de las manifestaciones que exigían dejar atrás tanta desigualdad y construir una nueva Constitución para Chile. Ese anhelo de transformaciones democráticas se expresa en los barrios y en las múltiples organizaciones sociales que esperan seguir avanzando en la construcción de un país donde se garanticen los derechos fundamentales. 

Como alcaldesa, sigo trabajando cada día por hacer de Santiago un mejor lugar para todas las personas. Como ciudadana, expreso mi convicción con la opción del Apruebo, porque estoy segura de que Chile puede y merece vivir mejor, y la nueva Carta Fundamental permite reencontrarnos para construir ese futuro juntos. Tengo esperanza en un Chile y un Santiago más democrático, feminista, cercano, verde, amable y seguro y creo que nos debemos la posibilidad de construir y avanzar, juntos y juntas, en ese Chile que hemos soñado por tantos años.


Estuviste, además, en el Foro Político de Alto Nivel de Gobiernos Locales y Regionales en la sede de Naciones Unidas. ¿Nos puedes contar un poco de qué se trató el encuentro y tu experiencia en el mismo?

En junio tuve la oportunidad de ser la única representante política chilena en este importante encuentro internacional en Nueva York, que busca la cooperación descentralizada para la construcción de nuevas alianzas globales, junto con compartir experiencias de gobiernos locales y redes municipales ante el desafío de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En este espacio pude exponer sobre los aportes del movimiento municipalista feminista y relatar iniciativas como la instauración de nuestra Subdirección de Igualdad de Género, Diversidad Sexual e Inclusión. Además, asistí durante unos días al Congreso de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible en Sao Paulo, en Brasil. En ambos espacios, pude conocer iniciativas e ideas respecto a la seguridad a escala humana; el desarrollo económico local en perspectiva de sustentabilidad y el trabajo por la recuperación de espacios públicos, entre otros temas que son de vital importancia ante los desafíos globales.  También firmamos acuerdos con distintas ciudades latinoamericanas para generar iniciativas aplicables en Santiago y que contribuyan a nuestro objetivo de conquistar el buen vivir en nuestra comuna barrial y capital. 

Foto: Luis Hidalgo

Compartir

Deja una respuesta

agosto 2022
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031