“De ganar la alternativa Rechazo, vamos a tener que prolongar este proceso”: Boric

El jefe del Ejecutivo enfatizó que eso implica que habrá que elegir otra Convención Constitucional: “Ese es el camino que decidió tomar Chile cuando votó el 25 de octubre en un Plebiscito por una nueva Constitución que sea redactada por un órgano 100% electo para ese fin”. Camila Vallejo indicó que la “insistencia en torno a respetar el mandato popular es una prioridad”. La ex convencional Bárbara Sepúlveda declaró que “es mejor Aprobar, porque hay quiénes no se pueden dar el lujo de esperar 3 o 4 años más para tener otra propuesta de nueva Constitución”. “Va a ganar el Apruebo y hay que seguir trabajando para que ese triunfo sea de una inmensa mayoría”, enfatizó Tomás Hirsch. Desde la oposición, el ex convencional Fuad Chahin, planteó que “me parece muy bien que el Presidente reconozca que es muy probable que gane el Rechazo”.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 15/07/2022. El Presidente Gabriel Boric incorporó un elemento de reflexión y debate de cara al plebiscito del 4 de septiembre para aprobar o rechazar la nueva Constitución. En una entrevista “en vivo” en el Canal Chilevisión, planteó que “no tener certeza de lo que pasará en un mes y medio influye en la incertidumbre. Y es legítimo apoyar cualquiera de las opciones. Apruebo o Rechazo. Lo que tenemos que preguntarnos es qué va a pasar el día después. Chile votó de manera clara en un plebiscito de que quiere una nueva Constitución, y no solo eso, escrita por un organismo especialmente electo para ese fin. Por lo tanto, de ganar la alternativa Rechazo, vamos a tener que prolongar este proceso por un año y medio más”.

El jefe del Ejecutivo enfatizó que eso significará volver a elegir una Convención Constitucional . “Ese es el camino que decidió tomar Chile cuando votó el 25 de octubre en un plebiscito por una nueva Constitución que sea redactada por un órgano 100% electo para ese fin”, recalcó el mandatario.

Conocida la declaración del Presidente Boric, hubo análisis en el sentido de que lo que sostuvo es que a pesar de que gane el Rechazo, debe haber nueva Constitución y debe ser elaborada por un órgano elegido por la ciudadanía, implícitamente cerrando la puerta a una “comisión de expertos” o el Parlamento para que hagan otro texto.

En relación a modificaciones y conversaciones en torno de la propuesta constitucional que se debe votar en septiembre, Gabriel Boric sostuvo, desde la perspectiva del Gobierno, que “por parte nuestra hay disposición a generar este diálogo para mejorar, mediante las herramientas de este mismo proceso, las modificaciones que tengamos acuerdo en hacer que son varias”.

Añadió que “escribir una nueva Constitución mediante un organismo electo especialmente para ese fin puede ser también mediante 4/7, esto no tiene que ver con estar en contra o favor de esa reforma. Qué bueno que puedan haber avances respecto a lo que no quiso reformar antes. Pero el proceso constituyente en caso de que ganara el Rechazo tiene que seguir en los términos que decidió el pueblo de Chile”, es decir, con Convención electa democráticamente.

Conocidas las palabras del jefe del Ejecutivo, desde el oficialismo se instaló que el Presidente se puso correctamente en la posibilidad de que gane cualquiera de las dos opciones, y que de ser rechazada la propuesta constitucional el camino es volver a realizar un proceso democrático en base a una nueva Convención. En la oposición se leyó como que el mandatario estableció que es probable que gane el Rechazo y por tanto está viendo cómo encarar ese escenario, en tanto entre ex convencionales y sectores progresistas y de izquierda se insistió en que para el plebiscito hay dos opciones, Aprobar o Rechazar, y que las “terceras vías” u otras consideraciones no están sobre la mesa.

Como sea, las palabras del Presidente Boric establecieron un escenario de debate a partir de la posibilidad del triunfo del Rechazo y qué vendría después, en medio de la campaña donde su sector se la juega por el Apruebo y dejar atrás el actual texto constitucional heredado de la dictadura.

Las precisiones de Camila Vallejo, Izkia Siches y Giorgio Jackson

La vocera de La Moneda, Camila Vallejo, en el marco de las declaraciones del mandatario, sostuvo que “hay un mandato popular de tener una nueva Constitución y con personas elegidas democráticamente para esos efectos exclusivamente”. Expresó que “el plebiscito de entrada definió eso en mayoría”, y que la “insistencia en torno a respetar el mandato popular es una prioridad”.

La ministra del Interior, Izkia Siches, manifestó que “tuvimos un plebiscito donde más del 80% de la población dijo que quería avanzar hacia una nueva Constitución y las interpretaciones que se están barajando es eventualmente contemplar llamar a elecciones para nuevos convencionales e iniciar un proceso nuevo”.

En tanto, el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Giorgio Jackson, declaró que “el Presidente lo que ha planteado es que el 25 de octubre del 2020 hubo una voluntad muy mayoritaria de que el 80% de la población optó tanto porque se iniciara un proceso con una nueva Constitución. Y al mismo tiempo, que ésta fuera redactada por personas que cumplieran ese propósito”. Agregó que “en el caso de que se apruebe el texto propuesto, nuestra labor como Gobierno es poder implementarlo y hacerle las mejoras que sean necesarias para que este proceso lleve hacia la unidad del país y hacia los cambios que nos hemos propuesto. En el caso del Rechazo, donde evidentemente entraría en colisión el mandato de un 80% de la población por una nueva Constitución, con la respuesta de la población respecto a un texto específico propuesto, es que el Presidente tiene la voluntad de que se convoque a elecciones, que eso tiene que estar aprobado en una reforma por el Congreso. De tal forma que tengamos una nueva oportunidad de tener un texto”.

Posturas desde el Apruebo

La ex convencional y militante del Partido Comunista, Bárbara Sepúlveda, dijo que “por lo dicho por el Presidente, el Apruebo es la mejor opción para Chile. Aprobar implica que se pueden hacer ajustes posteriores sobre un texto democrático y con mínimos asegurados de bienestar social”. Añadió que “el Congreso tiene cero legitimidad para llevar a cabo un proceso constituyente y todos lo saben, por eso la ciudadanía eligió una Convención. Puesta en el escenario de que gane el Rechazo, Sepúlveda indició que “es obvio que tendría que haber otro proceso constituyente y por eso mismo es mejor Aprobar, porque hay quiénes no se pueden dar el lujo de esperar 3 o 4 años más para tener otra propuesta de nueva Constitución, ya que las chilenas y chilenos tiene necesidades urgentes que pueden solucionarse solo con el nuevo texto, como la salud”.

Pedro Muñoz, ex convencional del Colectivo Socialista, expresó que “el objetivo del Presidente fue comunicar que el Apruebo es una mejor base de partida para hacer perfeccionamientos hacia el futuro y que el Rechazo implica retrotraer la discusión a cero, implica un esfuerzo que el país no está en condiciones de soportar. Pero creo que la fórmula que él utilizó para comunicar esta idea no fue muy afortunada y fue poco clara. El objetivo del Presidente lo compartimos, la fórmula, no”.

El legislador Tomás Hirsch, de Acción Humanista, sostuvo que “el Presidente tiene razón. La gente votó mayoritariamente por una nueva Constitución para Chile, y, además, las personas votaron para que quienes redacten esa nueva Constitución sean electos para ello”. Recalcó: “Creo que va a ganar el Apruebo y hay que seguir trabajando para que ese triunfo sea de una inmensa mayoría”.

La ex convencional Cristina Dorador manifestó que “nosotros como movimientos sociales estamos trabajando fuertemente por el Apruebo de la propuesta de nueva Constitución. Es una propuesta que da solución a las grandes demandas de la ciudadanía”. Remarcó que “no hay tercera vía, en la papeleta del 4 de septiembre hay solo dos opciones, es Apruebo o Rechazo. Por lo tanto, ése es el panorama que tenemos, lo que pase después, pasará, pero lo importante es trabajar fuertemente ahora para dar a conocer de la mejor forma posible la propuesta a la ciudadanía y que gane la opción Apruebo”. Respecto a reformar o modificar una nueva Constitución aprobada, Cristina Dorador apuntó que “no digo que no hay que conversar, pero hay que dejarle claro a la gente que hay solo dos opciones, o se Aprueba o de Rechaza. Si se rechaza nos quedamos con la Constitución de 1980. Eso es lo que tenemos hasta ahora, el resto es ficción”.

“Dejemos de confundir a la gente con las ‘terceras vías’. La votación del 4 de septiembre es clara: se mantiene la actual Constitución o se cambia por la que se propone”, declaró Camila Zárate, ex representante de Pueblo Constituyente.

La derecha y el Rechazo

Frente a las declaraciones del Presidente Gabriel Boric, el ex convencional de la Democracia Cristiana y partidario de frenar la nueva Constitución, Fuad Chahín, dijo que “me parece muy bien que el Presidente reconozca que es muy probable que gane el Rechazo y que reconozca también que si eso ocurre no nos quedamos indefinidamente con la Constitución actual, sino que vamos a continuar con este proceso hasta tener una Constitución como realmente se merece Chile”. Claro que se inmediato puso en duda que haya otra Convención Constitucional electa democráticamente. “Lo que no corresponde es que plantee un mecanismo determinado, porque eso tendrá que resolverlo la ciudadanía”, advirtió.

La jefa de bancada de senadores de Renovación Nacional, Paulina Núñez, opinó que las palabras del Presidente mostraron que “está muy consciente que la opción del Rechazo va tomando ventaja y evidentemente debe tener distintas alternativas”.

Ruggero Cozzi de RN, expresó que el mandatario se abrió a “evaluar alternativas en escenario de triunfo del Rechazo” y Twitteó: “Nueva Convención es una opción, habrá que analizar otras. Discusión abierta”.

 

Compartir

Deja una respuesta

julio 2022
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031