Partió la campaña Apruebo nueva Constitución

Se inició la jornada legal por dar luz verde a la nueva Carta Magna, aprobándola en el plebiscito del 4 de septiembre próximo. Llamados a desplegarse en todos los territorios y constituir Comando por el Apruebo a lo largo del país. “Todos los Apruebo son útiles” dijeron ex convencionales. La propuesta de nueva Carta Magna “lo que busca es seguir avanzando, pero con seguridades en salud, pensiones, educación, respecto al agua, toca los temas de hoy y del futuro”. “Vamos a hacer una campaña desde la verdad, contando por qué un Estado social y democrático de derechos nos puede cambiar la vida”. Los 10 pilares que sostienen a la nueva Constitución.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 06/07/2022. Con alegría, fuerza y convicción partió hoy la campaña legal del Apruebo una nueva Constitución, con un llamado a desplegar gente en todos los territorios explicando el nuevo texto constitucional y constituyendo Comandos por el Apruebo en cada barrio, comuna, región y espacio social.

Este miércoles, de hecho, se inició la conformación de comandos y equipos para hacer campaña por el Apruebo, considerando tanto la propaganda tradicional como el uso de herramientas digitales y redes sociales.

Hubo un lanzamiento de campaña en el Paseo Bulnes de la capital, donde participaron dirigentes políticos y sociales y ex convencionales, y donde se exhortó a difundir la nueva Constitución y relevarla, y salir a la calle a convencer a la gente para que vote Apruebo.

“El Apruebo Une a Chile” se instaló como otra de las cosignas llamando a respaldar el nuevo texto constitucional.

Beatriz Sánchez, ex convencional, declaró que “la campaña del Apruebo está empezando, lo principal es conversar sobre la propuesta para Chile, esto es una propuesta que lo que busca es seguir avanzando, pero con seguridades en salud, pensiones, educación, respecto al agua, toca los temas de hoy y del futuro”.

El también ex convencional, Marcos Barraza, sostuvo que “ningún Apruebo es descartable. Desde el Partido Comuista vamos a aprobar para implementar, pero es legítimo que alguien quiera aprobar para hacer cambios a la Constitución. Todos los Apruebo son útiles y tienen un propósito común: dejar atrás la Constitución de Pinochet”.

La vocera de Convergencia Social, Ximena Peralta, señaló que “vamos a hacer una campaña desde la verdad, contando por qué un Estado social y democrático de derechos nos puede cambiar la vida, puede cambiar la institucionalidad y hacer que las demandas de los movimientos sociales aquí representados se hagan carne en la institucionalidad”.

Beatriz Sánchez remarcó que “la invitación que hacemos a todas y a todos es no quedarse con lo que te contaron, con lo que te dijeron, si no que con lo que efectivamente está en el texto. Vamos a discutir, vamos a conversar, y vamos a convencer. Hay un plebiscito el 4 de septiembre y tenemos que votar informadas e informados”.

En la actividad del Paseo Bulnes participaron representaciones sociales y sindicales, y de fuerzas políticas como el conglomerado Apruebo Dignidad y el Partido Socialista.

El ex convencional Fernando Atria hizo énfasis en que “la Constitución no tiene defectos que impidan su entrada en vigencia, no creo que sea imperativo que sea modificada, porque si entrara a regir en los términos que está, sería un problema. Está bien hecha”.

El PS movilizado

El Partido Socialista, a través de un comunicado llamó a todas sus instancias orgánicas “a constituir sus comandos territoriales y a realizar actividades de propaganda por el Apruebo” y se expresó que “la fuerza socialista se hará sentir con entusiasmo en los territorios”.

Camilo Escalona, secretario general del PS, declaró que “el Apruebo significa dotar a Chile de una nueva institucionalidad, de un Estado social y democrático de derecho que enfrente los temas que están pendientes, que incluso llevaron a un estallido social del 2019”.

En declaraciones a medios de prensa, el dirigente sostuvo que “nosotros estamos convencidos que el proceso continuo de perfeccionamiento de la democracia en Chile depende del Apruebo, de establecer un pilar democrático para, desde ahí, construir cambios en democracia, pluralismo y libertad”.

Más de un centenar de dirigentes y militantes DC por Aprobar

Este día se conoció una carta firmada por más de 100 dirigentes y militantes de la Democracia Cristiana dando su apoyo a la opción Apruebo en el plebiscito del 4 de septiembre.

En el texto se hicieron ver planteamientos como que el nuevo texto constitucional “sin duda, significa un avance fundamental en construir una sociedad más justa e igualitaria. Creemos que es necesario hacerle algunos ajustes, los que se podrán realizar buscando lo mejor para el país, en un acuerdo con todos, ya que ganando el Apruebo, tanto la derecha como los poderes fácticos carecerán de poder de veto, como ha sucedido a lo largo de nuestra historia, pero tampoco lo tendrán los sectores radicalizados de izquierda, lo que facilitará y permitirá el entendimiento mayoritario”.

Resaltaron que  “nos ilumina la figura de nuestro camarada Eduardo Frei Montalva, el primero que, en plena dictadura, alzó su voz contra esta Constitución ilegitima y cuya fuerza, valentía y consecuencia moral le significó ser asesinado, en un oscuro episodio, durante la dictadura. Nos ilumina la figura de nuestro camarada Patricio Aylwin, que condujo la transición a la democracia”.

La declaración fue suscrita, entre otras y otros, por el senador Francisco Huenchumilla, la alcaldesa Claudia Pizarro, el ex diputado Gabriel Ascencio, los ex ministros Alejandra Krauss, Andrés Palma y Pablo Badenier, el abogado Luciano Foullioux y el dirigente sindical Rodofo Seguel.

Frente a la postura de la derecha e inclusive militantes de la falange, la carta del centenar de democratacristianos apuntó que “un triunfo del rechazo no solo significa seguir con la Constitución de Pinochet, sino que vuelve a colocar a la derecha con plenos poderes sobre el futuro del país, con su poder de veto en ambas cámaras del Congreso, incluso si se reducen los quórums de modificación constitucional. ¿Por qué creerle ahora?”.

En los territorios, en los espacios sociales

Nadie desmiente que el trabajo en todos los territorios -plazas, ferias, barrios, comunas, regiones- y en todos los espacios sociales -laborales, estudiantiles, poblacionales, rurales, profesionales, de la cultura, familiares- será fundamental para fortalecer el voto de apruebo una nueva Constitución.

El despliegue de fuerzas en los territorios y espacios informando sobre contenidos clave del nuevo texto constitucional, colocando énfasis en todo aquello que beneficia a la gente, y salir de las reuniones para ir a la calle, son llamados que se hacen desde la base ciudadana.

Hasta donde se sabe, el plan es desarrollar mucha difusión con herramientas tradicionales como volantes, folletos, papelógrafos y hasta la distribución del texto constitucional completo, y mucha difusión por las distintas plataformas de redes sociales con láminas y textos informativos y convincentes.

Hay señalamientos en cuanto a darle un tono positivo, alentador y de esperanza a la aprobación de la nueva Carta Magna y que responde a las realidades del siglo XXI.

También se sostiene es que inevitable informar muy bien para salir al paso a las mentiras y distorsiones sobre el texto constitucional, respondiendo a aseveraciones falsas.

Un objetivo trazado desde las organizaciones sociales y políticas transformadoras, progresistas y democráticas, es organizar jornadas cívicas y culturales en plazas, parques, lugares públicos, poblaciones, villas, centros culturales, juntas de vecinos, universidades y escuelas, sindicatos, y todo territorio y espacio social para salir a difundir, explicar y convencer sobre la nueva Constitución.

Se sostiene el objetivo de ir más allá de los “espacios propios”, de “los convencidos”, y llegar a las y los indecisos, a las y los que dudan, y hacer campaña en todo el país, dándole importancia a las zonas territoriales que registran baja participación electoral o inclinación a votación conservadora.

En el debate no es menor situar que no es gratuito que la derecha, los empresarios, los conservadores, los grupos financieros son lo que encabezan el rechazo a la nueva Carta Magna.

La campaña de cara al plebiscito de septiembre se inicia este miércoles 6 de julio y se llama a reforzar los Comandos por el Apruebo, las brigadas de propaganda, los equipos para salir a las calles, casa a casa, plazas, barrios, espacios públicos, la labor en redes sociales en todas sus plataformas y copar cada territorio y cada espacio social para entregar información y llamar a aprobar la nueva Constitución.

10 pilares que sostienen a la nueva Constitución

En la línea de entregar información y contenidos para que ciudadanía conozca el texto de nueva Constitución, la Convención Constitucional difundió lo que serían 10 pilares de la Carta Magna que se debe votar en el plebiscito del próximo 4 de septiembre.

Los siguientes son puntos clave que están en el actual borrador del texto constitucional:

Un Chile con más democracia: La democracia es un tipo de gobierno en que la soberanía reside en, por y para el pueblo. Se materializa por medio de mecanismos de representación política y participación ciudadana. La propuesta de nueva Constitución consagra principios como la transparencia, igualdad, libertad de pensamiento y de expresión; el respeto a las diversidades, los acuerdos de las mayorías y la garantía del derecho al voto libre, igualitario, secreto, universal e informado.

Un Chile inclusivo: La nueva propuesta de Constitución reconoce que Chile es un único país, indivisible y al que pertenecemos todas y todos. Establece como principios básicos la igualdad y no discriminación, la inclusión social y la integración. En la propuesta se consagra por primera vez un reconocimiento a los grupos históricamente excluidos, como: las mujeres, niños, niñas y adolescentes, personas de los pueblos y naciones indígenas, personas con discapacidad, personas de las diversidades y disidencias sexogenéricas, entre otras.

Un Chile con tradición institucional:  La propuesta de nueva Constitución establece que el Poder Ejecutivo estará en manos de la Presidenta o Presidente de la República y el Poder Legislativo, estará conformado por el Congreso de Diputadas y Diputados, y la nueva Cámara de las Regiones. Adicionalmente, se contemplan las entidades territoriales, los Sistemas de Justicia y los órganos autónomos constitucionales, entre otras instituciones.

Un Chile que garantice nuestros derechos: Todas las personas gozamos de los mismos derechos, los cuales son universales, indivisibles e interdependientes. La propuesta de nueva Constitución, considerando estándares internacionales de derechos humanos, ha consagrado derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, esenciales para asegurar y garantizar una vida digna. Asimismo, ha establecido un amplio catálogo de derechos civiles y políticos.

Un Chile libre: Nuestra convivencia democrática se sustenta en el respeto a las libertades individuales y colectivas. Y en línea con estos principios, la propuesta consagra la libertad de religión, pensamiento, expresión, enseñanza, y la libertad de emprender y de desarrollar actividades económicas, entre otras.

Un Chile con igualdad de género: Diversas normas que garantizan los derechos de las mujeres, niñas, jóvenes, diversidades, disidencias sexuales y de género, se incorporaron al borrador de nueva Constitución. La inclusión de la paridad y perspectiva de género resulta crucial para garantizar la igualdad y no discriminación de las actuales y futuras generaciones.

Un Chile que proteja la naturaleza y el medio ambiente: La propuesta reconoce que estamos frente a una crisis climática y ecológica de la cual debemos hacernos cargo. Por primera vez se consagran los derechos de la naturaleza; el deber especial de custodia del Estado sobre los bienes comunes naturales, y contempla un catálogo de derechos humanos ambientales, como el derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. Además, se incluyen normas que otorgan protección a ecosistemas claves como glaciares y humedales.

Un Chile por sus regiones: La propuesta constitucional señala que Chile será un Estado Regional que deberá velar por la implementación de políticas públicas pertinentes a las necesidades territoriales, adecuadas a las diversas realidades locales. Se conserva el carácter único e indivisible del Estado de Chile, junto al reconocimiento de territorios especiales y la organización en regiones y comunas autónomas. Esta propuesta consagra que el poder político se distribuya a nivel territorial a través de instituciones y autoridades encargadas de los gobiernos comunales y regionales.

Un Chile para el futuro: El proyecto de nueva Constitución reconoce los desafíos que traen los avances de la ciencia y la tecnología. Aquí se incorporan normas como el derecho a la participación política digital, a la información, al conocimiento, a la educación y conectividad digital, y a la protección de los datos personales. Por otro lado, se suman los principios de la bioética y el deber del Estado de incluir los mejores avances de las ciencias, tecnología, conocimientos e innovación al quehacer público.

Un Chile con economía responsable: La propuesta de nueva Constitución establece principios, objetivos y regulaciones bajo los cuales el Estado participará de la economía del país. Asimismo, aborda aspectos de la recaudación fiscal. En el texto se consagran principios como: responsabilidad fiscal, equidad territorial y el desarrollo armónico con la naturaleza. El Estado asumirá un rol más activo, además de regular, fiscalizar, fomentar y desarrollar actividades económicas. En este pilar también se define el rol del Banco Central y los derechos de los consumidores.

 

Compartir

Deja una respuesta

julio 2022
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031