Alberto Fernández por “fortalecer eje México, Brasil y Argentina”

Compartir

La sentida misiva que el Presidente de Argentina le envió al mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador. “Un eje en torno al cual podría encaminarse la política de la región en pos de una mejor calidad democrática y fundamentalmente en una más justa distribución del ingreso”, escribió el jefe de Estado argentino. En tanto, se viene la visita del gobernante mexicano a Cuba, y hay expectativa por los resultados de los comicios presidenciales en Colombia y Brasil.

Hugo Guzmán. Periodista. “El Siglo”. Santiago. 14/03/2022. Fuentes diplomáticas revelaron una carta que el Presidente de Argentina, Alberto Fernández, le envió al jefe de Estado de México, Andrés Manuel López Obrador, a través de Beatriz Gutiérrez, presidenta del Consejo Nacional de Memoria Histórica y Cultural y esposa del mandatario mexicano.

La misiva, que este día fue exhibida en Twitter por López Obrador, habría sido escrita en Buenos Aires, y llevada a manos del Presidente mexicano por Beatriz Gutiérrez, cuando partió desde Santiago de Chile, después de participar en la ceremonia del traspaso presidencial, donde asumió Gabriel Boric la primera magistratura de Chile.

En una parte de la carta, Alberto Fernández le comentó a su homólogo que “he visto que has estado con mi querido amigo Lula (el ex presidente brasilero, Luiz Inacio Lula Da Silva). Es una gran persona y el mayor líder que Sudamérica ha tenido y tiene. Deberíamos acompañarlo en todo lo que esté a nuestro alcance”. “Si eso ocurriera, le haría un gran bien al sufrido pueblo brasileño”, indicó, ante la posibilidad del triunfo electoral presidencial de Lula este año.

Luego, el mandatario argentino escribió: “Pero, además, imagino que nos permitiría fortalecer el MBA (México, Brasil, y Argentina), un eje en torno al cual podría encaminarse la política de la región en pos de una mejor calidad democrática y fundamentalmente en una más justa distribución del ingreso. Nunca debemos olvidar que vivimos en el continente más desigual del mundo”.

Fernández le comentó a López Obrador que “creo también que debemos ponernos al frente aquellos que tenemos firme nuestra convicción de que a los únicos a los que les debemos lealtad es aquellos que han quedado atrapados en la marginación y la pobreza. Si el capitalismo sigue acotando el número de consumidores empobreciendo sociedades, un día asistiremos impávidos a su propio suicidio. Tanta inmoralidad no puede resultar impune”.

“Ingenuamente creí que el dolor que nos causaba la pandemia, con tanta enfermedad y tanta muerte, nos haría revisar la injusticia global en la que vivimos”, expresó el Presidente de Argentina. Y añadió: “Pensé con esperanza que el capitalismo se revisaría y se animaría a recuperar la ética social que mancilló por la avaricia de los poderosos. Me equivoqué. Tras la pandemia no logramos mejorarnos como humanidad. Sólo comprobé que los que eran buenos, tras la pandemia resultaron buenísimos. Pero los que eran malos, acabaron siendo peores”.

Que Andrés Manuel López Obrador haya colocado en Twitter el contenido de la carta, luego de una que él le envió a Alberto Fernández, y días después de recibir en la Ciudad de México a Lula Da Silva, fue otra señal clara de la hermandad política y diplomática que hay entre estos tres estadistas latinoamericanos.

En tanto, la invitación del mandatario argentino a fortalecer el eje MBA, es un indicativo hacia donde se quiere delinear la política exterior y en la región desde gobiernos de los más grandes países Latinoamericanos. Algo nada menor.

“Debe buscarse la integración de toda América”

López Obrador comentó la misiva de Fernández, y aprovechó de hacer una precisión. “Es una muy buena proclama política, es su concepción, coincido con él en casi todo. Sólo pienso que independientemente de esta alianza en nuestra América debe buscarse la integración de toda América”, planteó el mandatario mexicano en su conferencia de prensa mañanera en el Palacio Nacional.

El jefe de Estado mexicano volvió sobre una idea planteada hace tiempo respecto a la integración y su concepción en América Latina y El Caribe.  “Así como existe la Unión Europea -antes Comisión Europea- así debe de integrarse todo el continente americano, consolidar la integración en América del Norte que estamos llevando a cabo a través de un tratado, pero también pensar en Centro América, en particular por el tema migratorio, se requiere apoyar a Centro América de manera conjunta, y la integración de todo el continente americano que significa una región con muchas potencialidades, esa es la región más importante del mundo”, dijo ante la prensa mexicana.

Añadió que “así como Alberto habla de las desigualdades del continente o más desigualdad, así también sin duda es el continente con más potencial económico, comercial, son muchísimos los recursos naturales del continente, su fuerza de trabajo joven, su avance en materia tecnológica, su fortaleza en cuanto a la capacidad de consumo, de compra, de los habitantes de América, es de los ingresos por persona más altos del mundo, lo que representa la población del continente americano”.

López Obrador a Cuba

Todo el mundo sabe que Andrés Manuel López Obrador es poco asiduo a realizar viajes al extranjero. Así que ese es otro motivo para imprimirle significación a una gira que efectuará el mandatario mexicano a Cuba, próximamente.

En su cuenta Twitter, el Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, adelantó: En su mañanera del viernes, #AMLO ha dicho que viene a #Cuba en las próximas semanas. Será bienvenido. Siempre es un placer recibir a hermanos de la Patria Grande. #México y @lopezobrador_ tienen un lugar privilegiado en nuestros afectos. #SomosCubahttps://t.co/04HEqLUzIx

Además, López Obrador irá a Guatemala, El Salvador, Honduras y Belice, donde trataría y acordaría en temas de migración, comercio, cultura y estrechar las relaciones políticas y diplomáticas al interior de Centroamérica. Es un espaldarazo a Centroamérica.

La visita de Estado a Cuba es otra señal de cercanía del gobernante mexicano con la isla, y seguramente reforzará lazos comerciales y económicos, intercambios en áreas de salud, energía y otros, junto con expresar coincidencias políticas y diplomáticas entre México y Cuba.

Algo que no debería pasarse por alto dadas las correlaciones de fuerzas, conflictos y tensiones que hay entre gobiernos latinoamericanos y la siempre presente política exterior de Estados Unidos.

También es un signo de la política exterior mexicana, que López Obrador confirmara su asistencia a la Cumbre de las Américas en territorio estadounidense (Los Ángeles), a la cual asistirá el Presidente de Estados Unidos (EU), Joe Biden, en su intención de fortalecer sus lazos con gobiernos de la región, después de afirmaciones como que América Latina ya no es el patio trasero de EU, sino el patio de adelante.

Se mueven piezas en la región

Nadie podría afirmar con seguridad que todo esto tiene que ver con esa arquitectura política sobre gobiernos latinoamericanos, donde suele hablarse de “un bloque de izquierda y progresista” y un nudo de gobernantes de derecha e incluso ultraderecha. Pero algo de eso podría haber.

En las oficinas presidenciales de Argentina, México y Cuba hay expectativas -y pueden ser positivas- sobre los resultados electorales con Gustavo Petro en Colombia y Lula Da Silva en Brasil.

Que esos dos países se integraran al grupo de mandatarios de izquierda o progresistas, pondría la balanza política y diplomática regional en una posición bastante favorable, por ejemplo, para las posiciones antineoliberales y contra/conservadoras, y de ampliación de programas transformadores, progresistas y contra/hegemónicos.

Es de suponer que sería, de paso, una situación favorable para Cuba y Venezuela, países sobre los cuales persiste un bloqueo financiero y comercial de altas consecuencias negativas, con pérdidas para esas naciones de varios cientos de miles de millones de dólares.

También se podría incrementar la relación comercial, económica, de salud y otros rubros con Bolivia, Honduras y Nicaragua.

En su visita a Chile, a la toma de mando de Gabriel Boric, el candidato presidencial colombiano, del conglomerado de izquierda y progresista, Pacto Histórico, Gustavo Petro, planteó en un encuentro con colombianas y colombianos, que “creemos que hay que ir trabajando la opción de un eje latinoamericano. Es un eje progresista de nuevo tipo en América Latina”.

Hay dudas en ámbitos diplomáticos de esos países respecto al lugar que podría jugar en todo esto el Gobierno de Chile, inclinándose a que seguramente no habría intención de considerarse parte de un bloque determinado.

Por lo demás, fueron explícitas las críticas del Presidente Gabriel Boric a Venezuela y Nicaragua, y una postura crítica de la nueva Ministra de Relaciones Exteriores a varios gobiernos del ámbito de izquierda y progresista.

En todo esto, por cierto, gravita mucho la postura que cada Gobierno tiene en su relacionamiento con Estados Unidos, donde se ve una cercanía, para empezar, de las administraciones de Ecuador, Paraguay, Ecuador, Brasil, Colombia (país incluso ligado a la OTAN) y Guatemala con la Casa Blanca.

Parece obvio que la carta de Alberto Fernández a Andrés Manuel López Obrador tiene que ver con un tablero donde se están moviendo piezas.

 

 

Deja una respuesta

Cambiar Tamaño del Texto-+=