Posicionamientos en la escalada Rusia-Ucrania

Compartir

“Desmilitarizar y desnazificar Ucrania”, como objetivo, reiteró el Canciller ruso. Las últimas definiciones del presidente de Ucrania. Vicepresidenta de Venezuela, acusó al Consejo de Derechos Humanos de la ONU de promover “el odio y la intolerancia contra Rusia”. La posición de Cuba. Biden: Putin «debe pagar». Los castigos deportivos a Rusia.

Agencias. 01/03/2022. El canciller ruso Serguei Lavrov volvió a argumentar que la posibilidad de que Ucrania pudiera llegar a tener armas nucleares es otra razón fundamental que obligó a Rusia a emprender la actual “operación militar especial”, como denomina el Kremlin su ataque contra Ucrania, que llegó este martes a su sexto día.

“El objetivo de nuestras acciones es salvar a la población (de origen ruso) mediante el cumplimiento de nuestras obligaciones como aliados (de Donietsk y Lugansk), así como desmilitarizar y desnazificar Ucrania”, para que no se vuelva a repetir “el genocidio en su contra”, indicó el jefe de la diplomacia rusa.

En este sentido, añadió, era inaplazable tomar medidas ante la negativa de la OTAN de tomar en cuenta las preocupaciones rusas en materia de seguridad y “su decisión de suministrar cada vez más armamento ofensivo al actual régimen (ucranio), que había formulado abiertamente pretensiones territoriales contra la Federación Rusa, y amenazó con usar la fuerza y dotarse de potencial nuclear militar”.

Cuando llegó el turno de Lavrov para hacer uso de la palabra, en la sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, muchas delegaciones abandonaron la sala en señal de protesta contra la guerra y el canciller ruso, quien no pudo viajar a Ginebra por lo que criticó como “ilegales” sanciones contra Rusia, habló por videoconferencia.

Según Lavrov, “los ultranacionalistas y neonazis, que con ayuda de Occidente tomaron el poder mediante un golpe de Estado en 2014, desataron un auténtico terror”.

Sostuvo que “todos estos años, el régimen ucranio aplicó una política de desrusificación y obligada asimilación de las personas que se consideran rusos y quieren conservar su identidad, idioma y cultura”, y a los cuales se les da a entender que “son ajenos en Ucrania y pueden largarse a Rusia”.

La vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, acusó al Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), con sede en Ginebra, de promover “eufóricos el odio y la intolerancia contra Rusia”.

En su cuenta de Twitter, Rodríguez reaccionó este martes al video sobre el momento en que embajadores abandonaron la sesión del Consejo de DD.HH. cuando comenzó la intervención virtual del ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

“En la casa común de los derechos humanos ejercitan y promueven eufóricos el odio y la intolerancia contra Rusia. Son los mismos responsables de la actual crisis en Ucrania”, escribió la vicepresidenta ejecutiva en su cuenta de Twitter.

“Son los mismos que tocan los tambores de guerra de la OTAN, expresó Rodríguez, y agregó que Venezuela se sumó «a la promoción del diálogo por la paz”.

En varios medios de prensa internacionales se hizo ver que Cuba, Venezuela y Nicaragua, a nivel de América Latina, hicieron ver las condiciones que existían en el conflicto ruso-ucraniano, y la presión militar y de inseguridad que se imponía a Rusia.  Plantearon, en sesiones de Naciones Unidas, que hay una postura de “doble rasero” de gobiernos del mundo, donde se desestiman las posiciones y acciones de Estados Unidos (EU) y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

En otra postura, de repudiar a Rusia, aparecen los gobiernos de Argentina, Colombia, Chile, Costa Rica, Ecuador, Uruguay, Panamá, Guatemala, Perú y Paraguay. Varios de ellos sin hacer alusión al papel de EU y la OTAN.

Las últimas definiciones del presidente de Ucrania

El Presidente de Ucrania, Vladimir Zelenski se manifestó dispuesto a realizar negociaciones con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para que se termine “la operación militar especial” de Rusia en Ucrania.

“El mundo entiende que hay que sentar a la mesa de negociaciones al presidente ruso mientras aún están dispuestos a negociar con ellos (los rusos), y yo también”, dijo Zelenski en declaraciones a CNN y Reuters. El mandatario señaló que no ve nada concreto en los resultados de las negociaciones entre las delegaciones ucraniana y rusa realizadas en Bielorrusia el lunes y subrayó la necesidad de compromisos para que continúe el diálogo.

“Todavía no siento ningún resultado concreto de este primer encuentro. Solo hay una cosa: el 1% de probabilidades de que vuelvan a reunirse y hablen de algunos pasos a seguir”, afirmó el mandatario ucraniano.

La continuación de las negociaciones, sostuvo, requiere de una voluntad de compromisos. “Ya saben que para hacer pasos hacia adelante, hace falta que alguien quiera ir al compromiso. Y donde hay grandes problemas y riesgos de perder gente cada día, hay que dar pasos hacia atrás. Esto es diálogo”, explicó Zelenski.

Instó a los países de Occidente a proporcionarle a Ucrania garantías de seguridad si no quieren incorporar el país a la OTAN porque no lo quiere Rusia. “¿Qué significa eso? Que tengamos nuestra integridad territorial, que nuestras fronteras estén protegidas, que tengamos relaciones especiales con todos nuestros vecinos, que estemos completamente seguros y que tengamos las garantías que nos den la seguridad y la garanticen legalmente”, agregó.

Biden: Putin debe “pagar por su agresión”

Vladimir Putin debe “pagar por su agresión” en Ucrania, o de lo contrario causará “más caos” en el mundo, advertirá este martes (por la noche) el mandatario estadounidense Joe Biden, durante su discurso sobre el estado de la Unión, adelantaron fuentes oficiales.

La Casa Blanca adelantó algunos extractos del discurso que Biden pronunciará a las 21.00 hora local (03.00 CET del miércoles) ante ambas cámaras del Congreso, y en el que se referirá a la guerra en Ucrania. “A lo largo de nuestra historia hemos aprendido esta lección: cuando los dictadores no pagan un precio por su agresión, provocan más caos. Siguen avanzando. Y los costos y amenazas para Estados Unidos y el mundo siguen creciendo”, dirá el mandatario.

El mandatario estadounidense indicará que Putin lanzó una guerra “premeditada y no provocada” y subestimó la poderosa respuesta que la invasión de Rusia a Ucrania provocaría en las naciones occidentales, que impusieron fuertes sanciones a la economía rusa, indica parte del texto adelantado por la Casa Blanca.

Según Biden, el jefe de Estado ruso “rechazó los intentos de diplomacia. Pensó que Occidente y la OTAN no responderían. Y pensó que podía dividirnos aquí en casa. Putin estaba equivocado. Estábamos listos”.

La posición de Cuba

Intervención del embajador Pedro Luis Pedroso Cuesta, Representante Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas, en el período extraordinario de sesiones de emergencia de la Asamblea General de la ONU, sobre la situación en Ucrania. Nueva York, 1 de marzo de 2022.

“Señor Presidente:

El Gobierno cubano emitió, el pasado 26 de febrero, una Declaración sobre los acontecimientos en Ucrania, en la que expresó claramente su posición a favor de una solución que garantice la seguridad y soberanía de todos y que atienda las legítimas preocupaciones humanitarias.

Cuba es un país defensor del Derecho Internacional y comprometido con la Carta de las Naciones Unidas, que siempre defenderá la paz y se opondrá, sin ambigüedades, al uso o amenaza del uso de la fuerza contra cualquier Estado.

Es por ello que apoyamos firmemente la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada en La Habana por los Jefes de Estado y de Gobierno de nuestra región, en 2014.

Cuba está también comprometida con el Derecho Internacional Humanitario y llama a todas las partes a proteger la población, sus bienes y la infraestructura civil.

Lamentamos profundamente las pérdidas de vidas de civiles inocentes en Ucrania. El pueblo cubano ha tenido y tiene una relación entrañable con el pueblo ucraniano.

Señor Presidente:

No resulta posible examinar con rigor y honestidad la situación actual de Ucrania, sin valorar detenidamente los factores que han conducido al uso de la fuerza y la no observancia de principios legales y normas internacionales.

Cuba suscribe y respalda con todo vigor esos principios y normas, que son referencia imprescindible, particularmente para los países pequeños, contra el hegemonismo, los abusos de poder y las injusticias.

El empeño estadounidense en continuar la progresiva expansión de la OTAN hacia las fronteras de la Federación de Rusia, ha conducido a un escenario con implicaciones de alcance impredecible, que se pudo evitar.

Son conocidos los movimientos militares realizados por los Estados Unidos y la OTAN en meses recientes hacia regiones adyacentes a la Federación de Rusia, precedidos de la entrega de armas modernas a Ucrania, lo que de conjunto equivale a un cerco militar progresivo.

Fue un error ignorar durante décadas los fundados reclamos de garantías de seguridad por parte de la Federación de Rusia y suponer que ese país permanecería inerme ante una amenaza directa a su seguridad nacionalNo es posible conseguir la paz cercando ni acorralando a los Estados.

La historia exigirá responsabilidad al gobierno de los Estados Unidos por las consecuencias de una doctrina militar crecientemente ofensiva fuera de las fronteras de la OTAN, que amenaza la paz, la seguridad y la estabilidad internacionales.

Se refuerzan nuestras preocupaciones con la decisión recién adoptada por la OTAN de activar, por primera vez, la Fuerza de Respuesta de esa alianza militar.

Cuba rechaza la hipocresía y el doble rasero. Debe recordarse que Estados Unidos y la OTAN, en 1999, lanzaron una agresión de gran envergadura contra Yugoslavia, país europeo que fragmentaron, con un alto costo en vidas, en función de sus objetivos geopolíticos, desconociendo la Carta de la ONU.

Los Estados Unidos y algunos aliados han utilizado la fuerza en múltiples ocasiones. Invadieron Estados soberanos para provocar cambios de régimen e intervienen en los asuntos internos de otras naciones que no se pliegan a sus intereses de dominación y que defienden su integridad territorial e independencia.

Son también los responsables de la muerte de cientos de miles de civiles, que denominan “daños colaterales”; de millones de desplazados y de vasta destrucción en toda la geografía de nuestro planeta como resultado de sus guerras de rapiña.

Señor Presidente:

El proyecto de resolución sobre la situación en Ucrania no aprobado en el Consejo de Seguridad el pasado 25 de febrero, no fue concebido como una contribución real a la búsqueda de soluciones a la actual crisis.

El texto bajo consideración de esta Asamblea General adolece de las mismas carencias y del necesario balance.

No toma en cuenta las legítimas preocupaciones de todas las partes involucradas. Tampoco se reconoce la responsabilidad de los que instigaron o desplegaron acciones agresivas que precipitaron la escalada de este conflicto.

Señor Presidente:

Acogemos con beneplácito el inicio de las negociaciones entre Rusia y Ucrania. El diálogo y las negociaciones, no la guerra, son la única vía para la solución del conflicto.

Cuba continuará abogando por una solución diplomática seria, constructiva y realista de la actual crisis en Europa, por medios pacíficos, que garantice la seguridad y soberanía de todos, así como la paz, la estabilidad y la seguridad regional e internacional.

Muchas gracias”.

Los castigos de organizaciones deportivas

El Comité Olímpico Internacional (COI) recomendó la prohibición de rusos y bielorrusos en el deporte mundial y la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado) no tardó en aplicar una sanción enérgica: excluyó a Rusia del Mundial de Fútbol, un torneo del que fue sede apenas hace cuatro años.

Un castigo severo por las operaciones militares de Rusia en Ucrania y que la UEFA extiende a los equipos que participan en las distintas competencias continentales.

Las diferentes selecciones y los clubes rusos fueron privados “hasta nueva orden” de toda competencia internacional. Asimismo, la UEFA dio por terminado su contrato de patrocinio con el gigante del gas Gazprom, estimado en 40 millones de euros anuales.

“El mundo del fútbol está unido y se solidariza con el pueblo ucraniano”, indicaron la FIFA y la UEFA en un comunicado conjunto.

El COI, por su parte, explicó que esto era necesario para “proteger la integridad de las competencias deportivas mundiales y la seguridad de todos los participantes”.

“Sólo podemos ofrecer un comentario: estamos en desacuerdo”, respondió el líder del Comité Olímpico Ruso, Stanislav Pozdnyakov, en un comunicado. Añadió que asistirán a las federaciones nacionales para presentar recursos contra “fallos discriminatorios”.

Un efecto inmediato de la decisión de la FIFA será que Rusia no disputará el duelo eliminatorio del Mundial contra Polonia, previsto para el 24 de marzo. Aunque los polacos ya habían expresado su negativa a jugar contra los rusos.

La UEFA también expulsó al último representante ruso en una copa europea esta temporada: el Spartak de Moscú, que disputaba la Europa League. El Leipzig de Alemania avanzó directamente a los cuartos de final, se informó.

Rusia afronta el tipo de aislamiento sufrido por los equipos yugoslavos en 1992 tras la guerra de los Balcanes y de los equipos y deportistas sudafricanos en la década de 1970 y 1980 durante la lucha contra el apartheid (sistema de discriminación racial).

Los fallos de la FIFA y UEFA pueden apelarse ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo en Lausana.

Las sanciones se extienden a Bielorrusia, que permite que los rusos lancen ataques a Ucrania desde su territorio.

La iniciativa del COI no representa una exclusión total de estos países al no suspenderse a los comités olímpicos nacionales de Rusia y Bielorrusia. El organismo dijo que eso “no es posible a corto plazo, por razones logísticas y legales”. Rusos y bielorrusos, por lo tanto, podrían competir como deportistas neutrales, sin bandera, himno ni otros símbolos nacionales, en competencias como los inminentes Juegos Paralímpicos de Invierno en Pekín.

 

Deja una respuesta