Chomsky, Ramonet y Borón ante conflicto Rusia-Ucrania-OTAN-EU


Redes

Los tres intelectuales expresaron ideas respecto al escenario en Europa del Este.

Agencias. 25/02/2022. En una entrevista dada al Portal Truth Out, el intelectual estadounidense Noam Chomsky, planteó como una clave decisiva en torno del conflicto entre Rusia y Ucrania, la expansión de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) en Europa del Este, que significó el traslado de armamento, tecnología militar y militares hacia la frontera rusa, algo que, por lo demás, rompía compromisos establecidos formalmente y los acuerdos de Minsk.

Chomsky hizo ver el impacto de que países del ex Campo Socialista fueran impulsados a ingresar a la OTAN, con especial dedicación de Estados Unidos (EU). El ingreso de estas naciones ocurrió aceleradamente a partir de que Alemania Democrática se integró a Alemania Federal. Posteriormente se unieron a la OTAN las naciones que conformaron el bloque socialista europeo: República Checa, Hungría y Polonia (1999), Rumania, Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Eslovenia y Eslovaquia (2004), Albania y Croacia (2009), Montenegro (2017) y Macedonia del Norte (2020).

Chomsky señaló que Francia y Alemania, países claves dentro de la Alianza, vetaron el ingreso de Ucrania a la OTAN precisamente para evitar un conflicto como el que finalmente estalló esta semana. Se sabía que eso impactaría la relación con Rusia, que vería afectada su seguridad.

Explicó Chomsky: “El canciller ruso, Serguei Lavrov lo dijo muy claramente en su conferencia de prensa en la Organización de Naciones Unidas al indicar que para Rusia eran inadmisibles ‘una mayor expansión de la OTAN en el este y el despliegue de armas de ataque que amenazan el territorio de Rusia’. Todo eso fue reiterado por (el presidente) Putin. Existe una forma simple de lidiar con dicho despliegue de armas: no desplegarlas. No existe justificación para hacerlo. Estados Unidos dice que son armas defensivas, pero Rusia no lo ve así y con justa razón”.

Chomsky indicó que Ucrania trataba de distender la situación mientras que en su retórica, Estados Unidos insistía en echar leña al fuego al no dar respuesta a las peticiones de Rusia y recalcar que una invasión al vecino país era inevitable.

“Hay elementos de exasperación en las autoridades rusas”

En tanto, el periodista y escritor español, Ignacio Ramonet, en entrevista con TeleSur, afirmó que la crisis en Ucrania y Rusia se podría haber evitado, luego que el mandatario Vladímir Putin reiterara en varias ocasiones que su petición era garantizar la seguridad de su país.

“Esta situación era evitable, hay que decir las cosas como son. Lo que Putin ha reclamado con insistencia es que se le garantice a Rusia que Ucrania no va a ser parte de la OTAN. En otras palabras, que se le garantice a la Federación Rusa que no van a llegar al territorio de Ucrania, a la frontera con Rusia, armas nucleares que van a poner en peligro la seguridad de Rusia”, acotó.

Ramonet comentó que cuando el mandatario ruso anunció una “operación militar especial” para defender a la población ubicada en la región del Donbas, “marca la entrada del mundo en una nueva edad geopolítica. Estamos en una situación absolutamente nueva, desde la Segunda Guerra Mundial no había habido un acontecimiento bélico tan importante como este”.

Explicó que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ha planteado la instalación de armamento en diferentes naciones para “garantizar” su seguridad, pero “eso pone en peligro la seguridad de otros países, en particular de Rusia. Esto era evitable, Putin lo ha repetido y se lo ha dicho a los diferentes jefes de Estado y primeros ministros, sí, sentémonos en torno a una mesa”.

“En la respuesta que la diplomacia rusa le dio a la OTAN estaba claramente especificado, firmemos un documento en el que la OTAN se compromete a no extenderse a Ucrania ni instalar armas, especialmente nucleares, que puedan poner en peligro la seguridad rusa. ¿Por qué no se ha hecho? Es un misterio. Muchos observadores en el mundo consideran que era una opción, la diplomacia tenía la posibilidad de imponerse”, aseveró el periodista español y experto en política internacional.

Ignacio Ramonet declaró que “Putin lleva bastante tiempo exigiendo lo que hemos dicho antes, una garantía para su seguridad, no se la han dado. También pidió que las poblaciones rusohablantes en el Donbas sean protegidas. Tampoco se le han garantizado”.

El periodista español abordó que “en los acuerdo de Minsk estaba estipulado que se le daría una amplia autonomía por parte de las autoridades de Kiev a las repúblicas (Donetsk y Lugansk), ahora autoproclamadas y reconocidas por Moscú, y no se llevó a cabo esta autonomía”.

Además, recordó que el conflicto que se vive en esa región desde hace ocho años ha dejado unos 14.000 muertos. “No cabe duda de que hay elementos de exasperación en las autoridades rusas, y los dirigentes de Estados Unidos y de la OTAN no han sabido responder”.

Ramonet reiteró que solo se pedían garantías para la seguridad del territorio, pero no se pudo lograr ante la negativa de la OTAN y del presidente de EU, Joe Biden, de firmar un acuerdo que las estableciera. “Para Biden este conflicto puede ser una distracción con respecto a su situación de mediocridad como gobernante. Una situación en la que, en política exterior, solo ha conocido una serie de desbaratos, como la retirada en Kabul, finalizando la guerra en Afganistán”, comentó el escritor español.

Igualmente, manifestó que en materia de política interna, “todo el mundo sabe que Estados Unidos está en una situación en la que las desigualdades se han desatado, así como la violencia y la delincuencia, la inflación ha crecido; puede ser esa la razón para no comprometerse en evitar una guerra que se veía venir”.

Ramonet, en el cuadro abierto, estableció: “Yo no creo que podamos aplaudir al desencadenamiento de una guerra. El mundo no necesita conflictos abiertos como este de gran envergadura”. Advirtió que la situación que se viven en Europa del Este “va a tener consecuencias para el mundo entero y para los próximos años”.

Insistió que “por parte de la OTAN y de EU no le han dado las posibilidades a la paz, a la negociación y a la diplomacia, de encontrar una situación a este problema, y este problema tenía solución diplomática”.

“En 2013-2014 Barack Obama propició un ‘golpe blando’ en Ucrania”

El sociólogo argentino, Atilio Boron, escribió una columna en el diario Página12, donse señaló las siguientes ideas:

“En 2013-2014 Barack Obama propició, sin el menor tapujo, un ‘golpe blando’ en Ucrania, destituyendo, apenas un año antes de las ya convocadas elecciones presidenciales, al gobierno rusófilo, (de) Víktor Yanukóvich, imponiendo en su lugar al empresario Petró Poroshenko y, posteriormente, al comediante y humorista Volodímir Zelenski, actualmente en el cargo. Todo, con el protagonismo excluyente de su Subsecretaria de Estados para Asuntos Euroasiáticos, Victoria Nuland, la misma que rubricó su activismo diciendo ‘al carajo la Unión Europea’.

“Durante todo este tiempo la tensión entre la Alianza Atlántica y Rusia giró sobre la construcción de un orden legal que garantizara la seguridad de todos los miembros de la comunidad internacional y no sólo de Estados Unidos. Esto requería el repliegue de las fuerzas de la OTAN a los países en que se encontraban antes del derrumbe de la URSS.

“Pese a promesas formales y escritas en el sentido de que ‘no avanzarían ni siquiera una pulgada’ en dirección a la frontera rusa se precipitaron hasta tener casi por completo cercado a ese país, desde el Báltico hasta Turquía.

“Sólo Bielorrusia y Ucrania no tenían tropas de la OTAN dentro de su territorio. Pero si la primera es estrecha aliada de Moscú, la segunda quedó en manos de gobiernos rusofóbicos y mechados con grupos nacionalistas y neonazis que ansiaban poder operar contando con la protección de la organización.

“Si la OTAN se estableciera en Ucrania sus misiles tendrían la capacidad de atacar ciudades como Moscú o San Petersburgo en 5 o 7 minutos, según el misil. Putin consideró inaceptable esa amenaza a la seguridad nacional rusa y se preguntó cómo reaccionaría Washington si su país instalara bases militares en la frontera de Estados Unidos con México o Canadá.

“No hubo respuesta, sólo nuevas sanciones y, por parte de Biden, graves insultos publicados nada menos que en la revista Foreign Affairs, lo cual sólo puede atribuirse a los efectos devastadores de la demencia senil y a la ineptitud de sus asesores.

“Todo esto pese a que, en 1997 y bajo el impulso de Bill Clinton, la OTAN y Rusia, entonces presidida por Boris Yeltsin, firmaron el Acuerdo de Relaciones Mutuas, Cooperación y Seguridad y que en 2002 se creara un Consejo Rusia-OTAN con el propósito de estimular la cooperación entre ambas partes.

“Con el golpe ucraniano del 2014 ésta laboriosa construcción se derrumbó como un castillo de naipes. Recordemos que como lo dijera el New York Times tantas veces, el ‘nervio y el músculo de la OTAN es el Pentágono’, y éste no conoce el significado de la palabra ‘diplomacia’.

“Se ensañaron en un peligroso ‘bullying’ con Putin y los resultados están a la vista. Una tragedia que podría haberse evitado y ante la cual no hay neutralidad posible: hay un bando agresor: Estados Unidos y la OTAN, y otro agredido, Rusia. En esto no puede haber confusión alguna”.

 

Deja una respuesta

febrero 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28