Bárbara Figueroa: La CUT no debe ser condescendiente ante nuevo Gobierno

La vicepresidenta de Relaciones Internacionales de la organización de trabajadores sostuvo que “estamos para empujar los cambios y eso lo haremos desde el rol que nos corresponde”. Enfatizó, en entrevista, que “es evidente que necesitamos entender que la no neutralidad no significa que tengamos que ser cooptados o ser condescendientes ante un Gobierno” que desde marzo encabezará Gabriel Boric de Apruebo Dignidad.

Hugo Guzmán. Periodista. “El Siglo”. Santiago. 06/01/2022. La vicepresidenta de Relaciones Internacionales de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, fue enfática, mirando la llegada en marzo del Gobierno de Apruebo Dignidad y Gabriel Boric: “Es evidente que necesitamos entender que la no neutralidad no significa que tengamos que ser cooptados o ser condescendientes ante un Gobierno”.

Y recalcó: “Todo lo contrario, estamos para empujar los cambios y eso lo haremos desde el rol que nos corresponde”.

Frente a la pregunta de si la CUT podría inhibirse en las reivindicaciones laborales en los próximos cuatro años, la dirigenta sostuvo que esa posibilidad o imagen “es algo falso”.

“Es la construcción de una imagen que no se condice realmente con lo ocurrido. Ni durante la Unidad Popular, ni durante el Gobierno de la Nueva Mayoría -apuntó- estando el Partido Comunista dentro de ambos gobiernos, nosotros nos inhibimos, la CUT nunca se inhibió en la defensa de derechos de las y los trabajadores”.

Figueroa recordó que “le hicimos tres paros a la presidenta Michelle Bachelet; cuando hubo cambios de ministros, fuimos los primeros en señalar que estábamos en contra de las designaciones de (Rodrigo) Valdés y la llegada de (Jorge) Burgos. Creo que algunos, con esas construcciones, más bien tratan de desacreditar el rol del sindicalismo y hacerle daño al movimiento social. La CUT sigue sobreviviendo y luchando, el problema es cuando se instalan imágenes que no se condicen con la realidad”.

La también ex presidenta de la central de trabajadores, reflexionó que “sí hay algo que tenemos que hacer, y es algo que hemos conversado en la directiva de la CUT y con la presidenta de la CUT, Silvia Silva, y es que hay que sacar lecciones de los períodos vividos, hay que construir mejor, para que no quede una sombra de duda respecto a que una cosa es no ser indiferente, y otra es no asumir ciertas situaciones. Porque en su momento hubo dirigentes sindicales que no se pronunciaron ante ciertas situaciones, y pagaron costos dentro de sus organizaciones”.

Respecto a las reivindicaciones a levantar por la multisindical en los próximos meses, Bárbara Figueroa apuntó a lo que definió como “temas muy relevantes, en lo vital, lo humano”. Como “la reducción de la jornada laboral, aumentar el salario mínimo de manera sustantiva para llegar a los 500 mil pesos, aumentar las pensiones, pero sobre todas las cosas, recuperar poder, recuperar espacios y diálogos”.

Criticó: “Si hay algo que durante estos cuatro años de Gobierno de Sebastián Piñera se ha resentido de manera profunda, es que el mundo del trabajo, particularmente las trabajadoras y los trabajadores, hemos estado fuera de los debates, de las discusiones de materia laboral. Piñera se reunió decenas de veces con representantes del empresariado, el ex presidente de la CPC (Confederación de la Producción y el Comercio) renunció al cargo para ser Ministro de Desarrollo Social, Piñera ha estado siempre comprometido con los intereses empresariales, y nunca convocó a los trabajadores, nunca convocó a la CUT (Central Unitaria de Trabajadores) a una reunión en La Moneda”.

En esa línea, y pensando en el futuro Gobierno de Gabriel Boric, la vicepresidenta de la CUT dijo que “ese elemento, el del diálogo, tan esencial para la democracia, se retome y es de las principales aspiraciones” desde el mundo del trabajo.

Recordó que “nuestro presidente electo estuvo en la CUT, en un Consejo Directivo, planteando sus propuestas, habrá encuentros en estos días, y ojalá podamos reunirnos con él antes de que asuma, precisamente para dar estas señales de recuperar el diálogo, la voz de los trabajadores y trabajadoras. Vemos que hay buenas expectativas y tal como dijo Gabriel  Boric, no se trata de concentrar poder, sino de distribuirlo, eso es una democracia sana, y es importante para el mundo del trabajo”.

Las dirigenta sindical manifestó que “sabemos que el tiempo que viene será un tiempo complejo, no todo probablemente se podrá hacer a la velocidad que se quisiera, por lo tanto, lo que se trata es de poder contribuir para que podamos avanzar, con todas y todos, escuchando a todas y todos”.

Bárbara Figueroa señaló que “estamos muy expectantes, como la mayoría de la ciudadanía, respecto a los desafíos, posibilidades de cambios, de las transformaciones. El respaldo ciudadano da cuenta que los cambios y las transformaciones deben ser profundas y en un camino que no tenga vuelta atrás”.

 

Compartir

Deja una respuesta

enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31