“No mires arriba”, entre la polémica, la ansiedad y una bofetada

El reconocido astrofísico estadounidense, Neil deGrasse Tyson, puso en Twitter: “Finalmente vi la película de Netflix, una historia de ficción sobre una nación distraída por la cultura pop y dividida sobre si prestar atención a las serias advertencias de los científicos. Todo lo que sé sobre ciclos de noticias, programas de entrevistas, redes sociales y política me dice que la película fue en lugar de eso un documental”.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 03/01/2022. “No mires arriba”, la película exhibida por Netflix, trajo polémica y ansiedades, y para uno de sus protagonistas, Leonardo DiCaprio, “es realmente una bofetada en la cara”.

Un filme de ciencia ficción, o comedia, o sátira, donde se mezcla la astronomía, el cambio climático, las redes sociales, la televisión farandulera, el pop y síntomas de expresiones culturales de esta época, al menos en algunas sociedades.

La amenaza de un cometa que en seis meses se estrellaría en la Tierra, eliminando la vida en el planeta, y una presidenta de Estados Unidos (EU) con el sello de Donal Trump, la reacción de una televisión farandulera, la intromisión de un farsante o gurú de las redes y la era digital, y el ambiente de una cultura pop, en una sociedad caótica, incrédula, inconsciente, presa de tecnologías y noticias falsas más que de la racionalidad, la solidaridad, la ciencia y la prudencia.

El filme que coloca el cambio climático y el cuidado y realidad del medio ambiente como un eje en la existencia y supervivencia del planeta.

“Una presidenta alter ego de Donald Trump, un mundo que no hace caso a los científicos y un gurú de la tecnología que solo piensa en sacar el mayor rédito de las desgracias” comentó sobre la película el comentarista de El País de España, Gregoria Belinchón.

El reconocido astrofísico estadounidense, Neil deGrasse Tyson, puso en Twitter: “Finalmente vi la película de Netflix ‘No miren arriba’, una historia de ficción sobre una nación distraída por la cultura pop y dividida sobre si prestar atención a las serias advertencias de los científicos. Todo lo que sé sobre ciclos de noticias, programas de entrevistas, redes sociales y política me dice que la película fue en lugar de eso un documental”.

Sí. No son pocos los analistas, comentaristas, académicos y comunicadores de varios países que apuntaron a que finalmente la película habla de realidades actuales que afectan a la sociedad y pueden generar situaciones catastróficas en el planeta.

“El filme de Netflix, protagonizado por Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence, es una sátira que muestra una sociedad dividida por la dinámica informativa de los medios de comunicación, la cultura pop y las redes sociales”, se comentó en Rusia Today.

El director es Adam McKay, quien ya había realizado filmes tratando temas políticos, de funcionamiento de la sociedad y el poder. Junto a DiCaprio y Lawrence, actúan Meryl Streep, Jonah Hill, Mark Rylance, Cate Blanchett y Timothée Chalamet,  y los famosos artistas musicales Ariana Grande y Kid Cudi.

En tono polémico y metiéndose en la dinámica de “No mires arriba”, Leonardo DiCaprio dijo en una entrevista que “el final se vuelve realmente oscuro, y si no hubiera tenido ese cambio de tono, no creo que nos hubiera entusiasmado tanto hacerlo”. Y añadió, entrando en debate, que “nunca se puede saber lo que una película va a hacer culturalmente, pero el final de esta película es realmente una bofetada en la cara”.

En esa misma línea, Adam McKay, indicó que “estamos en una situación realmente peligrosa porque cuando todo es un intercambio de ventas, nunca vas a escuchar la verdad oscura”, en clara referencia a las sociedades y sistemas actuales. En la prensa se comentó que la película “se centra en gran medida en las numerosas distracciones de la sociedad actual, alejadas del cambio climático, como las redes sociales, las contiendas políticas y la vida de los famosos”.

En definitiva, quienes comandan potencias, una de las cuales estuvo a cargo de Trump caracterizado por ser mentiroso y farandulero (entre otras cosas), quienes subliman las redes sociales con sus dosis de enajenación y fake news, quienes son capaces de beneficiarse de catástrofes (como las farmacéuticas o consorcios de tecnología digital), y quienes optan por una cultura que se aleja de la ciencia y la realidad, podrían colocar al mundo al borde del desastre total o una calamidad tremenda, sin comprender, por ejemplo, lo que conlleva el impacto de un cometa en la Tierra.

Según Netflix, “No mires arriba” lleva hasta fines de 2021, 111 millones de horas vistas y tuvo un costo de 75 millones de dólares. Tiene críticos y simpatizantes, pero nadie discute que, bien o mal, se trata de una sátira y una advertencia ante el mundo que se habita.

Foto: Niko Tavernise. Netflix.

 

 

Compartir

Deja una respuesta

enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31