“El Partido Comunista no tiene ninguna actitud de veto”

Redes

Guillermo Teillier, presidente de la colectividad, aprobó conversaciones del presidente electo con partidos de la ex Concertación e incluso de la derecha, y dijo que hay que llegar a acuerdos en función del nuevo Gobierno y el programa y que el PC está “trabajando” para eso. Sobre diálogo con la CAM y organizaciones mapuches, manifestó que “no puedo estar enviando mensajes por la prensa” y enfatizó que “hay que hacer un rediseño de las políticas respecto a este tema”. El dirigente comunista manifestó que “el anticomunismo más rabioso fue derrotado en las elecciones” y abrió una ventana: “Hay una parte de la derecha con la que se pueda conversar, se puede razonar”.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 01/01/2022. Guillermo Teillier, presidente del Partido Comunista (PC), se refirió a temas de contingencia como el nuevo gabinete ministerial, al encabezar al tradicional caldillo de congrio con los periodistas, en la Casa Museo La Michoacana.

Lo acompañaron el secretario general de la colectividad, Lautaro Carmona, los senadores electos Claudia Pascual y Daniel Núñez, la diputada relecta con la primera mayoría nacional, Karol Cariola, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, la diputada electa y presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, la dirigenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, el convencional constituyente Marcos Barraza, y los dirigentes Claudina Núñez y Juan Andrés Lagos.

Palabras iniciales de Guillermo Teillier, presidente del Partido Comunista.

Tenemos muchos motivos para estar contentos. Ha sido un año bueno para el pueblo de Chile porque ha ido consolidando el despertar esperanzador del año 2019, después de pasar una pandemia tan dura, y ese pueblo ha ido fijando un rumbo. Un rumbo de cambios, de proceso de perfeccionamiento democrático, un proceso unitario, donde una mayoría del país se inclina por llevar adelante las medidas sustanciales del programa de Gobierno que encabeza Gabriel Boric. Nos fue bien como coalición Apruebo Dignidad, nos fue bien como partido, no hemos logrado todo lo que quisiéramos, pero en general este proceso hasta ahora ha sido exitoso.

Estamos ahora haciendo un esfuerzo conjunto, con las otras fuerzas y todo aquel que quiera contribuir para la instalación del Gobierno y para que, cuando esté instalado, empiece a cumplir con lo que le corresponde. Pensamos que va a tener las herramientas y las va a precisar mucho más, y habrá medidas que darán cuenta de que si hay una decisión muy comprometida de cumplir con el mensaje entregado al pueblo de Chile.

Este caldillo de congrio tenía siempre como objetivo anunciar la Fiesta de los Abrazos. No están las condiciones (sanitarias) para hacer la Fiesta de los Abrazos, está la amenaza del virus que se transforma y nos vuelve a poner en situación de alerta y nosotros no queremos contribuir a aquello con una concentración masiva de personas que congregaría en un gran evento masivo. Queremos hacerlo con toda seguridad. Puede que haya expresiones de esa fiesta a lo largo de todo el país, el partido siempre se prepara para estas fiestas y seguramente van a haber algunas locales, comunales, regionales. Esperamos que eso se haga con mucha alegría pero también con precauciones necesarias para que no se produzcan contagios.

Pregunta de periodista respecto a que habría actitud de veto hacia partidos y su incorporación al Gobierno (que no son de Apruebo Dignidad) y que eso afectaría a la unidad del futuro oficialismo.

El Partido Comunista no tiene ninguna actitud de veto. Todo lo contrario, le hemos dado nuestra anuencia a nuestro presidente electo, quien nos consultó específicamente para realizar conversaciones de apertura. Se han estado realizando, nosotros mismo estamos participando a través de Apruebo Dignidad en algunas conversaciones con otros partidos, y esperamos que todo llegue a buen término.

Me parece que se están acomodando los esquemas a la nueva realidad. Hay partidos que tuvieron diferentes reacciones. Unos dijeron que iban a ser oposición, aunque después se matiza y se habla de oposición constructiva, otros que dijeron que colaborarían sin condiciones. Todos sabemos que, igual, hay que llegar a algún acuerdo, a alguna fórmula, y estamos trabajando por llegar a acuerdos, en el Parlamento, donde se ha manifestado la voluntad de contribuir a por lo menos que las fundamentales medidas del Gobierno se cumplan. Estamos contribuyendo a eso, en las reuniones del equipo político del futuro Gobierno así se acordó y así lo estamos haciendo.

Pregunta sobre si las expectativas del nuevo Gobierno están centradas en el gabinete ministerial.

En muchas cosas más. El gabinete es una parte, de la cual tiene que hacer uso el Gobierno. La expectativa es el objetivo que se ha propuesto el Gobierno y es la esperanza que despertó entre la ciudadanía, el electorado, que son altas y que hay que responder. Boric ha sido bastante claro al decir que no creemos falsas expectativas, porque lo que se ha planteado son cosas muy concretas para realizar, sabemos que habrá muchas dificultades, sabemos que el país pasa por dificultades económicas, en el Parlamento hay dificultades, hay un empate (de fuerzas políticas) en el Senado, nuestra mayoría en la Cámara de Diputadas y Diputados es precaria, pero contamos con el respaldo popular, eso es indiscutible. Creo que esa es la base de nuestra fuerza para cumplir con nuestras expectativas, en un diálogo, en conversación con quienes entregaron su apoyo y su voto, porque no solo fue el apoyo de un arco político, es considerable la cantidad de apoyos que llegaron desde el mundo social antes de la segunda vuelta. Ese apoyo fue parte indiscutible del triunfo, así que apelamos a todo eso para cumplir con las expectativas.

Pregunta sobre cómo recibe el PC el diálogo que tendrá Gabriel Boric con la derecha, y una derecha que apunta todos sus dardos al Partido Comunista.

Hay derechas, y hay derechas. Creo que el anticomunismo más rabioso fue derrotado en las elecciones, y derrotado ampliamente. Y ya hay voces, de la propia derecha, diciendo que ese fue el error fundamental de la derecha. Hay parlamentarios recién electos que están diciendo que la derecha tiene que terminar con esto de echar la culpa a los comunistas de todo lo que pasa en el país, porque en general la culpa no la tiene los comunistas. Es así, y es bueno que empecemos a mirar las causas exactas de los problemas del país. Con esa derecha estamos dispuestos a dialogar. Hemos tenido vínculos con la derecha, si para aprobar algunas leyes en el Parlamento hemos necesitado votos de la derecha, y para eso hemos conversado, hemos dialogado, no hay muro que separe totalmente. Hay una parte de la derecha con la que se pueda conversar, se puede razonar.

Pregunta sobre si el presidente electo decide incluir a personas de los partidos Socialista, Por la Democracia o Radical en el futuro gabinete.

Desde un comienzo, nosotros hemos dicho que la potestad de nombrar ministras y  ministros la tiene el Presidente de la República. Ante eso, no hay nada que decir, eso ha sido tradicional, podremos tener nuestros reparos, lo haremos ver donde corresponda y como corresponda, pero no estamos en discutir los cargos del gabinete. El presidente tendrá que dirimir de acuerdo a lo que él vea como una necesidad para cumplir con su cometido.

Periodista insiste en que, por ejemplo, si el PC quisiera gobernar con el PPD.

Es que hay que poner las cosas claras. Existe un conglomerado de Gobierno que se llama Apruebo Dignidad, es el eje conductor del Gobierno. Tiene todas las posibilidades de conversar, de abrir espacios, para llevar delante de buena forma el programa de Gobierno. En eso estamos. Cuando el presidente electo dijo que pudiéramos conversar con el Partido Socialista para incluirlos en el gabinete, nosotros dijimos que estaba bien. Dijo, voy a hablar con el PPD, con los radicales, dijimos que estaba bien. Con los democratacristianos vamos a conversar de otra manera porque ellos son oposición, perfecto. Veamos cómo va cuajando, cómo se va expresando, y creo que lo positivo es que esto abre expectativas de cumplimiento del programa. ¿Cómo va a ir al Gobierno alguien que no quiere cumplir el programa? Eso es otra cosa, ahí está el límite de la apertura. No puede ir al Gobierno alguien que diga “no estoy de acuerdo con el programa” y con las medidas del Gobierno.

Pregunta sobre dialogar con la CAM en La Araucanía, y lo dicho por el presidente electo en cuanto a dialogar con cualquier que esté por la paz. ¿Está dispuesto el PC?

Si están dispuestos a dialogar, perfecto. Ahora, lo peor es comenzar a decir cosas por la prensa y los medios de comunicación. Eso va a llevar a respuestas mediáticas, a hablar a través de la prensa. Lo que sabemos hasta ahora es que ninguno de los programas que se hicieron para La Araucanía, ha tenido éxito. Ni medidas de desarrollo,  ni la mano dura con estado de excepción, tampoco medidas autoritarias. Así que lo mejor es, primero, interiorizarse muy bien del tema, respetar profundamente lo que están planteando esos movimientos, expresar la voluntad de conversar para una solución pacífica, de diálogo, porque de otra manera es muy difícil.

Periodista insiste en que desde grupos mapuches dicen que van a reivindicar la violencia en el Gobierno de Gabriel Boric.

Por eso le digo que el presidente ha puesto el límite, señaló que está dispuesto a conversar por la paz, con quienes quieren la paz. Y esos movimientos tendrán que pensarlo. Pero no puedo estar enviando mensajes por la prensa. Hay que hacer un rediseño de las políticas respecto a este tema.

Hay un proceso constitucional que está en juego y también ahí hay que trabajar por la paz, por soluciones. Es que se mezclan muchas cosas. Se habla de terrorismo, de delincuentes, de narcotráfico, el robo de madera, y se hace una amalgama que no permite distinguir quien es quien, con quién hay que conversar. Nosotros vamos a contribuir en todo lo que podamos. Me parece que la formulación del presidente, para empezar a conversar, me parece bien. Sólo las polémicas, sin tener soluciones a la mano, retrasan procesos.

Pregunta sobre si hay alguna bandera inclaudicable para el PC en el Gobierno, algo a lo que no renunciarán.

Creo que todas las banderas son posibles de cumplirlas. Hay que considerar que las condiciones pueden ir cambiando, y cada cosa se puede ver en su momento. Hemos dicho que somos partidarios de que se cumpla el programa, o sea, que la palabra empeñada, se cumpla. Eso no significa que digamos que está todo escrito en piedra, y no puede haber formulaciones nuevas. Bueno, ya el presidente dijo que esto es sin renuncia.

Pregunta sobre el protagonismo y rol del movimiento social en el periodo que viene.

Nos parece, y lo ha planteado el presidente y todos los partidos de Apruebo Dignidad, que es indispensable tener una vinculación estrecha con el movimiento social, con sus diversas expresiones, y ojalá que todas aquellas personas que apoyaron y votaron por Boric, se sientan partícipes del cumplimiento del programa, eso es esencial.

 

Deja una respuesta

enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31