La exhortación de jefes de Estado a terminar con la OEA

Redes

Los presidentes de México, Argentina y Bolivia llamaron a construir otra entidad regional ante posturas de la Organización de Estados Americanos de injerencia e imposiciones, y subordinación a Estados Unidos. Andrés Manuel López Obrador: “No debe descartarse la sustitución de la OEA por un organismo verdaderamente autónomo”. Alberto Fernández: “La OEA ha dejado de ser un organismo que sirva a América Latina”. Luis Arce: “Hacemos eco de las palabras del hermano López Obrador en la idea de sustituir a la OEA”. Se planteó tener un espacio como la Unión Europea o la CELAC.

Equipo “El Siglo”. 31/07/2021. Los presidentes de México, Argentina y Bolivia y pidieron en los últimos días terminar con la Organización de Estados Americanos (OEA) por su papel ineficaz y negativo a nivel regional y sus acciones de intervención ante gobiernos progresistas, manteniendo una dócil cercanía con el Gobierno de Estados Unidos.

La idea es avanzar hacia un nuevo organismo continental, similar a la Unión Europea, sin el hegemonismo de Estados Unidos, garantizando una real soberanía de todos los países latinoamericanos y que podría tomar como ejemplo de partida la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Además, desde países como México, Argentina, Bolivia, Nicaragua, Venezuela, y otros del Caribe, hay un cuestionamiento al secretario general de la OEA, Luis Almagro, por sus posturas contrarias a administraciones progresistas y de izquierda, y su participación en operaciones diplomáticas, políticas y conspirativas en contra de las administraciones en Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, Argentina y otros países.

En Lima, Perú, asistiendo a la ceremonia de toma de posesión del profesor Pedro Castillo como presidente, el mandatario argentino, Alberto Fernández, dijo que “la OEA ha dejado de ser un organismo que funcione y sirva a América Latina”.

En la línea de generar otra instancia para las naciones del continente,  el mandatario argentino planteó la opción de “recrear un nuevo ámbito que exprese mejor” la representación regional.

Alberto Fernández sostuvo que “más allá de las diferencias que podamos tener, existe una mirada muy común sobre la necesidad de reconstruir una unidad en América Latina pues en los años de (Donald) Trump, entre el Grupo de Lima y la OEA, intervinieron en todos los organismos que tenían que ver con la unidad en la región y en esa ruptura todos terminamos distanciados”.

En un acto de conmemoración del natalicio del Libertador Simón Bolívar, Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, planteó la posibilidad de decir adiós “a las imposiciones, las injerencias, las sanciones, las exclusiones y los bloqueos; apliquemos, en cambio, lo principios de no intervención, autodeterminación de los pueblos y solución pacífica de las controversias” y seguido a eso sostuvo: “Estoy consciente que se trata de un asunto complejo que requiere de una nueva visión política y económica. La propuesta es ni más ni menos que construir algo semejante a la Unión Europea, pero apegado a nuestra historia, a nuestra realidad y a nuestras identidades”.

Luego, el jefe de Estado mexicano manifestó que “en ese espíritu, no debe descartarse la sustitución de la OEA por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie, sino mediador, a petición y aceptación de las partes en conflicto, en asuntos de derechos humanos y de democracia”. Indicó que “es una gran tarea para buenos diplomáticos y políticos como los que afortunadamente existen en todos los países de nuestro continente”.

En tanto, Luis Arce, Presidente de Bolivia, expresó que “hacemos eco de las palabras del hermano López Obrador en la idea de sustituir a la OEA por otro organismo verdaderamente autónomo, que exprese los equilibrios regionales, respete la autodeterminación de los pueblos y no dé cabida a la hegemonía de un solo Estado”.

Una idea que viene rondando

Hace meses que los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Nicaragua, Daniel Ortega, plantearon la necesidad de echar abajo la estructura de la Organización de Estados Americanos y buscar otra entidad en que estén representadas las naciones latinoamericanas.

En tanto, Cuba rechazó hace un par de años, siquiera analizar la posibilidad de volver al seno de la OEA, después de que, a instancias de Estados Unidos (EU), el organismo decidió expulsar a la isla por el proceso revolucionario y antiimperialista que se producía en el país caribeño.

Para Cuba, instancias como la Celac, las Cumbres Iberoamericanas y Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA)  han sido más efectivas para el relacionamiento regional, donde está ausente Estados Unidos. Para los cubanos, la OEA es un organismo “lacayo” y hegemonizado por EU, sin posibilidad de mantener una postura soberana en el continente.

En este contexto, estos días hubo informaciones de que los dignatarios de varias naciones hablaron sobre caminar hacia la sustitución de la OEA, donde habría coincidencia entre los jefes de Estado de México, Argentina, Bolivia, Venezuela, Nicaragua y Perú, sin un pronunciamiento explícito de los mandatarios de Ecuador, Chile y Colombia.

El negativo rol de Almagro

Hace mucho tiempo que se cuestiona, además, el rol que juega el uruguayo Luis Almagro, secretario general de la OEA, quien en su gestión ha tenido en la mira a los gobiernos progresistas y de izquierda, llegando a apoyar el golpe de Estado en Bolivia contra el ex presidente Evo Morales.

Almagro fue denunciado y quedó en evidencia con investigaciones de organismos internacionales, de manejar datos falsos y tergiversados de situaciones en Ecuador, Bolivia, Venezuela y Nicaragua, para agredir a los gobiernos de esos países, respaldando planes de desestabilización y convocando a asambleas de la OEA para obtener el rechazo a administraciones progresistas y de izquierda. Hace un par de semana quiso citar a una asamblea para tratar el tema de Cuba y se vio obligado a suspender la convocatoria ante un rechazo diplomático de un intento claramente político contingente, fuera del ámbito de una entidad regional.

“Todos los días no paramos de asombrarnos por las cosas que pasan en la OEA, durante la gestión de Luis Almagro”, sostuvo el presidente argentino, Alberto Fernández, y el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador indicó que la gestión de Almagro es  “una de las peores” en la historia del organismo.

Se suele recordar que, por ejemplo, ante situaciones de violencia masiva, con centenares de muertos en Colombia, Luis Almagro no abrió la boca, y tampoco hizo nada frente a denuncias en contra del Gobierno de Brasil de actos criminales por negar asistencia contra el Covid-19 y ordenar represión en sectores populares. También se habló de pasividad de Almagro y la OEA frente a los acontecimientos ocurridos en Chile en 2019. Pero el secretario general no deja pasar situaciones en países con gobierno que no son de derecha y mantiene una alianza estratégica con el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Es así que se instaló un desafío de envergadura a nivel regional y habrá que ver qué puede ocurrir finalmente en torno de la Organización de Estados Americanos.

Deja una respuesta

julio 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031