Jadue, programa cultural y cambio de paradigma

Redes

Para Jadue, la Cultura debe ser un aspecto esencial de un proyecto político y social, y no sólo el acompañamiento formal para decorar una campaña. Más aún cuando, en plena pandemia y con sus cuarentenas derivadas, la actividad artística y cultural ha sido el soporte espiritual de un pueblo agobiado. Hoy es demasiado claro que Cultura es vida.

Pablo Padilla Rubio. Escritor. 07/2021. Con una propuesta cultural de 14 páginas en un programa total de 209 folios, la candidatura de Daniel Jadue presenta una sólida propuesta.  El tema de la cultura es un área de la cual se suele hablar demasiado, sin nunca abordar soluciones de fondo. En ese sentido, la invitación del alcalde de Recoleta llama a desplazar los límites de lo posible. Para Jadue, la Cultura debe ser un aspecto esencial de un proyecto político y social, y no sólo el acompañamiento formal para decorar una campaña. Más aún cuando, en plena pandemia y con sus cuarentenas derivadas, la actividad artística y cultural ha sido el soporte espiritual de un pueblo agobiado. Hoy es demasiado claro que Cultura es vida.

Sin entrar en una comparativa detallada, hay que decir que, si bien son de diferentes extensiones, las propuestas en ese campo de Gabriel Boric, representan el mismo espíritu inicial: la voluntad de transitar con urgencia desde una cultura de signo neoliberal, subsidiario y patriarcal, hacia una cultura de buen vivir y de sintonía con la construcción de un Estado garante de derechos.

En lo que respecta al programa de Daniel Jadue, este incluye 47 propuestas programáticas en áreas temáticas distintas, que incluyen temas como Institucionalidad Cultural y Financiamiento de las Culturas; Espacios democráticos, participativos y vinculantes en materia de culturas, artes y patrimonios; Autonomías Locales y Territoriales; Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Personas,  Artistas y Comunidades.

Antes de destacar alguno de sus puntos reseñados, hay que señalar que el espíritu que orienta estos lineamientos es cambiar el paradigma. Desde una política pública que se limita a ver cuántos recursos hay para ver luego qué se puede hacer con ellos, es necesario avanzar a otra visión, donde se establezca un campo de necesidades culturales a financiar, para desde ahí generar acciones concretas, con recursos estatales acorde a la altura de la tarea. Por eso, se ubica en primer lugar la idea de incrementar el porcentaje del presupuesto de la Nación destinado a Cultura, llegando 2% del total, en claro contraste con el exiguo 0,33% actual. (Fuente: Biblioteca del Congreso Nacional, BCN). Respecto del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), se propone aumentar los recursos destinados a Cultura desde un 2% un 4%. Además, el programa de Daniel Jadue busca realizar una revisión detallada de las políticas culturales. Esto debería implicar una mirada crítica a la ejecución presupuestaria específica de esta área, ya que es un asunto a mejorar también. No sólo en Cultura, sino que en general en todos los ámbitos cubiertos por el presupuesto de la Nación. Cabe recordar que la ejecución presupuestaria nacional promedio del FNDR 2010-2019 arroja un porcentaje efectivo de sólo 47,9% (Fuente: BCN).

Destacando puntos en detalle, es claro que establecer la Cultura como un derecho garantizado es clave dentro de lo propuesto. También es relevante impulsar la realización de cabildos culturales como sistema participativo permanente para levantar necesidades de desarrollo cultural de las personas y comunidades.

La contingencia de la pandemia y las cuarentenas derivadas, relevan la importancia de levantar políticas públicas que estén en sintonía con la declaración de Naciones Unidas respecto de la definición del uso de Internet como Derecho Humano, para garantizar la conectividad y disminuir las brechas digitales.

Sin duda que la experiencia encabezando un proyecto de alcaldía por varios períodos entrega contenidos y objetivos claros a la candidatura de Daniel Jadue. La praxis de gobierno local de Recoleta ha sido ejemplo para todo el país, y eso se proyecta programáticamente hoy. Por eso, el texto muestra como punto importante la creación de Centros de Música Popular y Centros de Artesanía Popular; Escuelas Populares de Artes y Oficios, Artes Escénicas, Artes Visuales y Audiovisuales, como la Escuela Popular de Teatro implementada en la comuna de Recoleta.

En cuanto a las condiciones laborales de trabajadoras y trabajadores de la Cultura, se impulsarán mejoras en la misma, especialmente respecto de quienes viven la precariedad del trabajo a honorarios. También se revisará y mejorará el funcionamiento de los Fondos Concursables, transformando la lógica de la competencia en una de colaboración.

Además, se impulsará una ley que establezca un impuesto diferenciado al libro del 4%, que facilite el acceso al libro como herramienta para el conocimiento y la información, y que potencie su valor simbólico y cultural.

El detalle del Programa de Daniel Jadue en Cultura tiene muchos más puntos que los reseñados. También es evidente y necesario revisarlo y hacer llegar aportes y observaciones, porque entendemos que este proceso participativo y colectivo puede enriquecer lo ya planteado. Un proceso ciudadano como el de esta campaña, no puede considerarse un libro sellado, sino que un texto en desarrollo, abierto al contenido de quienes protagonizan la actividad cultural, aún en tiempos difíciles.

Deja una respuesta

julio 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031