Covid-19. Otro momento crítico

Redes

La llegada de “variante Delta” genera nueva alerta en el país, mientras el Gobierno analiza bajar intensidad de medidas frente a la pandemia.

Joaquín González. Periodista. “El Siglo”. Santiago. 24/06/2021. Todo indica que se vuelve a vivir un momento crítico en Chile en cuanto a la pandemia del Covid-19, pese a lo cual el Gobierno analiza bajar la intensidad de las medidas de resguardo y prevención, que esta jornada incluyó sacar de cuarentena a casi toda la Región Metropolitana.

Ahora el punto delicado lo puso la llegada al país de la “variante Delta” del nuevo coronavirus, que presenta mayores riesgos para la población. Desde el Colegio Médico e instancias académicas advirtieron que la variante es más contagiosa y agresiva, e incluso se abrió la versión de que las y los millones de vacunados con las dos dosis de la vacuna Sinovac, deberían tener una tercera dosis.

El ministro de Salud, Enrique Paris, confirmó el primer caso de esta cepa del coronavirus. Se trata de una mujer de 43 años de Talca, que arribó al país desde Estados Unidos. Esta persona habría pasado por tres PCR, dos de los cuales dieron negativo, y se habría contagiado durante el viaje. El director (s) del Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), Heriberto García, indicó a la prensa que “quiero ser súper claro en esto: los protocolos en este caso se siguieron al pie de la letra; y el seguir los protocolos al pie de la letra nos da la tranquilidad de que la variante en particular está controlada en Chile, es una variante que sí llegó, se detectó, y que ahora corresponde hacer un control”.

Sin embargo, las alarmas están encendidas, sobre todo cuando las cifras de contagiados, pacientes en situación crítica y de fallecimientos son preocupantes.

El secretario general del Colegio Médico, José Miguel Bernucci, indicó que “esta variante se ha transformado en una amenaza mundial por su alta contagiosidad, por su capacidad incluso de generar en algún porcentaje escape inmunológico a la protección de las vacunas que ya conocemos”. Comentando el marco en que se produce la llegada de la “variante Delta”, apuntó “la debilidad que tenemos en el ingreso y en el tránsito en el aeropuerto”.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), Delta es muy peligrosa y de gran impacto en la salud de las personas. Es una de las cuatro variantes del virus SARS-CoV-2 y fue detectada en la India en octubre de 2020. Tiene mutaciones que hacen que se adhiera mejor a las células del cuerpo, por lo que se propaga con mayor facilidad. Según la agencia sanitaria Public Health England (PHE), es un 64% más transmisible que la variante británica (Alfa), que a su vez era un 50% más contagiosa que la cepa original.

En declaraciones a 24Horas de Televisión Nacional, la subjefa del Laboratorio Biomolecular de la Clínica Alemana, Valeska Vollrath, sostuvo que esta variante “más que llegar, no sabemos si ya estaba. Ahora podemos detectar que la cepa de una paciente es de la variante Delta, pero a mí me parece extraño que todavía no lo hubiéramos detectado y que probablemente ya estaba circulando”.

“Delta” y las medidas

En este contexto, la subsecretaria de Salud, Paula Daza, insistió que el Gobierno está en el camino de modificar su “Plan Paso Paso”, bajando la intensidad de las medidas de resguardo y prevención. En una de las líneas argumentales, la funcionaria declaró que “nos parece importante que las personas vacunadas tengan la posibilidad de tener mayores libertades que las no vacunadas”.

También en la esfera oficial hay inquietud por abrir más el funcionamiento de la economía, incentivar el retorno a clases presenciales, revisar aforos en centros comerciales y lugares públicos y flexibilizar algunos controles.

Daza aseguró que las medidas se tomarán teniendo en cuenta el encuentro que hubo el sábado pasado con expertos e instituciones para ver la manera de continuar con el combate al Covid-19, pero se ha sabido que la intención es dar mayor movilidad a los vacunados, dar más posibilidades de atención a restaurantes y servicios de turismo, terminar con el toque de queda, no mantener cuarentenas muy prolongadas y otras disposiciones que, en todo caso, no serían compartidas por el Colegio Médico y especialistas.

Ya el Colegio Médico presentó una propuesta que contempla, por ejemplo, el cierre de actividades productivas por tres semanas y crear burbujas territoriales para lograr un “Covid cero”. Otras instancias como el Colegio de Profesores plantearon no reanudar de ninguna manera el regreso a clases presenciales y trabajadores de Salud insistieron en no bajar la guardia en medidas preventivas y más estrictas.

El diputado Juan Luis Castro, médico e integrante de la Comisión de Salud de la Cámara Baja, planteó que “la variante Delta ya está en Chile, por lo tanto, aquí hay una alerta que no podemos eludir. No podemos relajar las medidas como algunos quieren, más de lo mismo o menos de lo mismo, solo para sentirse libres”. Se preguntó: “¿Qué libertad puede haber, si hoy día la amenaza de muerte y enfermedad grave sigue latente?”.

Castro sostuvo que Delta “es tres veces más agresiva y contagiosa, incluso, infecta a personas que pueden estar vacunadas, como ocurre en otros países del mundo”.

Los anuncios después de encuentro clave

La subsecretaria Paula Daza, al hablar este día ante la prensa, esbozó algo de lo que serían los anuncios en cambios al “Plan Paso a Paso”, así como nuevas disposiciones, en concordancia con las propuestas y planteamientos realizados en el encuentro del pasado sábado entre expertos y el mundo médico y científico.

Expuso que “se evidenciaron siete tópicos principales en esta reunión” y se destacó entre ellos la salud mental, “que es una preocupación de una gran mayoría de los participantes de la jornada, que esperan que sea priorizada con foco en niños, niñas y adolescentes, adultos mayores, mujeres y personal de salud”. Otro aspecto es el del funcionamiento de la economía nacional, a lo que se asoció mayores facilidades para sectores como servicios, restaurantes y turismo, así como aperturas en la movilidad.

También se habló de las condiciones sociales en medio de la crisis sanitaria y habló de “los efectos en que debemos preocuparnos por la baja sociabilización de niños, niñas y adolescentes y personas mayores. En el caso de las mujeres, las personas reportaron producto de la pandemia una gran preocupación por la brecha de género y también se considera que la pandemia ha reforzado la percepción de conflicto social, dificultando la gestión hacia los consensos y la confianza a largo plazo”.

Además, la subsecretaria Daza anotó que se analizó el desgaste de medidas como los confinamientos y ver la manera de abrir la movilidad y flexibilizar cuarentenas y otras disposiciones. Otro tema está referido a las realidades regionales e incluso comunales, por lo que se deberían tomar medidas de acuerdo a eso y no tan generales o a escala nacional.

Según la alta funcionaria del Ministerio de Salud, está el tema de la educación y forma de asumir las clases y el hecho de que las y los participantes en el encuentro de hace unos días plantearon “reforzar la vacunación y retomar las clases presenciales en forma progresiva”.

En un aspecto que tanto el Minsal como el Gobierno son objeto de crítica, la Subsecretaria declaró que “se propone una estrategia general en torno al Plan Paso a Paso, la que contribuiría a disminuir la incertidumbre, a la toma de decisiones y la comunicación acorto y mediano plazo” y que se propuso “una mejor coordinación con actores que no son del Gobierno para reconstruir las confianzas, lograr una comunicación más efectiva de riesgo y aumentar la adherencia”.

 

Deja una respuesta

junio 2021
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930