Los hechos hablan. El Partido Comunista de Chile obtuvo un inmenso logro político y electoral en las pasadas megaelecciones de convencionales, gobernadores, alcaldes y concejales, obteniendo una alta votación que implica el respaldo de amplios sectores del pueblo.

Un éxito definitivo se registró en las elecciones de concejales, donde el Partido Comunista dobló su votación. De 248 mil sufragios de los comicios anteriores, se subió a 550 mil votos. De alrededor de 5%, ahora la votación de las y los comunistas se alzó al 9.3%. Se pasó de 81 concejales y concejalas a 157 en todo el país.

El pueblo eligió alcaldesas y alcaldes del PC en Santiago, Recoleta, Lo Espejo, Los Lagos, Canela y Tierra Amarilla. Además de triunfos de candidaturas de otras fuerzas políticas e independientes que ganaron a lo largo del país y que fueron respaldadas por el Partido Comunista.

Las y los candidatos a gobernadores del PC obtuvieron una positiva votación, aunque ninguno fue electo o pasó a segunda vuelta. Las y los comunistas fueron parte de triunfos estratégicos de candidaturas de la oposición antineoliberal en las regiones de Valparaíso y Santiago.

El PC logró elegir a siete convencionales, con casi el 5% de la votación nacional. En realidad llegó a elegir 8, pero hubo un ajuste por tema de equidad de género. En esta elección, el pacto “Apruebo Dignidad”, al que se integraron las y los comunistas, obtuvo más de un millón de votos y logró un éxito fundamental en la elección de convencionales, abriendo una positiva perspectiva en cuanto a la redacción de la nueva Constitución.

Esta situación del Partido Comunista se da en un contexto en que todas las encuestas posteriores a las elecciones del 15 y 16 de mayo, sitúan a su candidato a la presidencia, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, como la primera opción de la ciudadanía, incluso pasando a segunda vuelta. 

Desde el Partido Comunista se está llamando, precisamente, a participar masivamente en las primarias presidenciales en que Daniel Jadue compite con el candidato del Frente Amplio, Gabriel Boric. Así también, participar en las segundas vueltas de elección de gobernadores, respaldando a todas las candidaturas de la oposición y a las que representen a las fuerzas de “Apruebo Dignidad”.

También se alerta de ir preparando la batalla electoral de noviembre en que se elegirán al Presidente de la República, el Parlamento y los Consejeros Regionales. 

Dirigentes del PC han manifestado la necesidad de que el movimiento social y la sociedad civil genere vínculos y participe del proceso constituyente que se abrirá de manera fundamental con los trabajos de la Convención Constitucional, y que se generen cabildos, asambleas y espacios de participación de todo el pueblo.

Por admin

Deja una respuesta