Lautaro Carmona: El PC creció el doble en su votación

Redes

Los comunistas aumentaron en 560 mil sus votos. “Debemos ser uno de los partidos con más incidencia si uno lo mide en la votación de concejales”, indicó el secretario general del Partido Comunista. Valoró la elección de siete alcaldes y alcaldesas en comunas estratégicas y de 10 convencionales considerando militantes e independientes que fueron junto al PC. Reflexionó que “no tengo ningún duda que hay una relación directa entre la lucha político social y la lucha político electoral”. Apuntó que “a la luz de los resultados, todo dice que lo más transparente, lo más honrado para comunicarse con la ciudadanía es que el mundo que se ha nucleado en el Apruebo Dignidad, como una representación anti-neoliberal tenga su primaria”.

Yani Aguilar. Periodista. “El Siglo”. 18/05/2021. El promisorio escenario que se abrió para el Partido Comunista de Chile (PC) con los resultados de la mega-elección de este fin de semana fue parte del análisis político electoral que entregó su secretario general, Lautaro Carmona, tras el balance realizado por la Comisión Política de este lunes.

Está contento porque al partido le fue bien en un marco de alta votación nacional con 6 millones y medio (43,35%) de sufragios, que si bien no fueron los siete millones 500 mil del plebiscito del 25 de octubre, no estuvo mal. Al menos superó a la elección municipal de 2016 donde votaron 4 millones 900 mil personas, el 34,89% del padrón.

Y la alegría está justificada porque el Partido Comunista creció “el doble o un poquito más en el promedio nacional de votación porcentual en concejales”, que es el elemento clave de medición de influencia de los partidos políticos, dice.

Se trata de un “crecimiento muy importante”, de más de 560 mil electores. “Ese es un crecimiento sobre el 100% en comparación partido a partido del sistema del Registro Electoral; debemos ser uno de los partidos con más incidencia si uno lo mide en la votación de concejales”, remarca.

Habiendo pasado la barrera del 5%, y alcanzando los dos dígitos, se logra incidencia en la actividad política, sentencia.

También se aumentaron alcaldías aunque se perdieron varias, “pero lo más importante es que por primera vez en la historia de Chile que una comunista va a dirigir la comuna de Santiago, que es la comuna capital. Es un triunfo de importancia electoral y está seguro de que la capacidad de Irací Hassler “va a permitir una gestión eficaz, transparente, participativa”, la que se unirá a los avances evidenciados en la gestión política municipal de Daniel Jadue en Recoleta, que “nos ha dado tanta instalación a través de la militancia de alcaldías comunistas”.

Las alcaldías con militancia PC son siete, entre las que se cuentan tres muy importantes de la Región Metropolitana, Santiago, Recoleta y Lo Espejo.

Y en cuanto a los candidatos a concejales elegidos, son 156 concejales militantes, que en varios lugares fueron primera mayoría, como en Copiapó, Diego de Almagro y en Recoleta, comuna que además obtuvo más del 50% de los concejales, a lo que se debe sumar todos los amigos y los que fueron como independientes PC, agrega.

En la cantidad de convencionales “tenemos una bancada de siete de militancia directa y llegamos a diez sumando a los que fueron en nuestra lista como independientes PC en el marco de la lista Apruebo Dignidad que dentro de la oposición se destacó como la primera fuerza”, resalta.

En gobernaciones no se pasó a segunda vuelta en ninguna postulación. Y en Atacama,  “único lugar al que habíamos apostado” afectó que el partido FREP levantara candidatura propia y que una parte del Frente Amplio no respaldara la candidatura, “así como nosotros lo hemos hecho con ellos en otros lugares incluido la Región Metropolitana”, se lamenta.

De haberse cumplido el acuerdo de pacto con el FREP, “la suma del candidato de ellos y la nuestra nos hubiera ubicado en primera mayoría para segunda vuelta”. El candidato del partido obtuvo sobre el 18%, “que es una votación regional muy importante incluso pensando en las futuras batallas electorales parlamentario y de Consejeros Regionales”, analiza.

Mirando los resultados generales de esta elección, ¿se verifica un avance de los cambios que Chile está buscando?

No tengo ningún duda que hay una relación directa entre la lucha político social y la lucha político electoral que pone en el centro la necesidad de superar el sistema neoliberal, exigiendo cambios profundos, cambios estructurales, exigiendo una nueva Constitución. Una batalla político electoral no arroja cambios si no se relaciona con otros espacios de la lucha político social. Es un error de cultura política imaginar que un lápiz y un papel hacen cambios sustantivos en los procesos democráticos, eso es una expresión que a ratos es una gota que rebalsa el vaso, pero los procesos los pueblos los viven con mucha anticipación.

¿Y cómo interpreta la derrota electoral de la derecha, pese a los pronósticos?

Las encuestas buscan distorsionar y tratan de construir una opinión más que de medir una opinión. La disminución en la participación nos preocupaba porque generaba el hecho de que la derecha estaba yendo a votar. Hay una zona de la derecha que ya se desolidarizó absolutamente del gobierno de (Sebastián) Piñera. Lo que marcó en la convencional es una gran derrota de la derecha del punto de vista explicito -con temores mediante- de lograr el tercio que le diera la capacidad de veto a los cambios más profundos del debate de la nueva Constitución.

¿Es una derrota ideológica o castigo a la gestión del gobierno?

Es una derrota del sistema neoliberal instalado desde la dictadura, por lo tanto es del proyecto de la derecha político ideológico, porque la gente distinguió correctamente que la Constitución era una de las trabas, uno de los candados más difíciles y más duros como institucionalidad para sostener el modelo económico, social, cultural que implica el sistema neoliberal. Es una derrota en el plano más sustantivo de un proyecto de derecha. Hay una línea de cuestionamiento sostenido que conduce a una transformación mayor. Si uno quiere superar el sistema neoliberal tiene que ir contra la institución que protege eso que es la Constitución.

Para el secretario general, el actual gobierno de la derecha en cada una de sus iniciativas “fue cosechando un revés” por una gestión ideológica de la que no se mueve, identificada con el gran capital y que “siempre chocará con la situación que vive la inmensa mayoría”.

A su modo de ver hay “arrogancia” inmodificable de parte de Piñera y su equipo que lo llevó a un asilamiento que marca menos del 10% de aprobación.

“La derecha no puede estar más desprestigiada. Dificulto que algún político quiera reivindicar la gestión de Piñera para ganar una elección”. Y los resultados de estas elecciones lo dejaron demostrado, sentencia el dirigente comunista.

¿Se saca alguna lección?

Se puede colegir como un desafío para la política, de los sectores que de verdad tienen compromiso social y quieren transformaciones democráticas de fondo, el que de parte nuestra nada que permita o contribuya a que la derecha tenga una nueva versión, así esa nueva versión sea llamada derecha socialdemócrata, como lo dice Joaquín Lavín. Es una obligación de primer orden.

Sin embargo, lamentablemente algunos políticos que siguen en el origen de la Concertación les saldría más fácil comprarse el discurso “socialdemócrata” de (Joaquín) Lavín. Por eso hemos sido tan críticos en todo momento en que de parte de un sector de la oposición oxigenan con mínimos comunes, con mesas de paz, con mesas de diálogo sabiendo que es una culebra para encantar y ganar tiempo. La derecha está en su último tramo de gestión solo ganando tiempo en una cosa desesperada. No tiene ninguna capacidad de tomar iniciativa que no sea pararse en una posición inamovible porque es la única forma que defiende los intereses que están tras los beneficios del sistema, el gran capital.

Este lunes se instaló un escenario de incertidumbre entre los operadores de mercado que esperaban otros resultados, porque pensaron la derecha junto con la ex Concertación dominarían la Convención Constitucional.

Más allá de la sensación térmica comunicacional, el empresariado se vincula en términos de capital duro a la realización de su condición de dueño del capital que es garantizándose mercados. Y este país hace mucho rato en varios renglones fundamentales de la economía tiene como mercado fundamental el mercado chino. Y no he escuchado que el comercio chino está en cuestión y eso lo sabe el empresariado exportador, de la minería de la forestal, de la frutícola, de los productos de mar.

A la luz de estos resultados ¿cómo se tiene que dar ahora la relación con las otras fuerzas políticas de la oposición? ¿Va a haber primarias o no?

A la luz de los resultados, todo dice que lo más transparente, lo más honrado para comunicarse con la ciudadanía es que el mundo que se ha nucleado en el Apruebo Dignidad, como una representación anti-neoliberal tenga su primaria. En buena hora el Frente Amplio, eventualmente el Convergencia Social va a contar con la legalidad para inscribir a Gabriel Boric. Ellos también tienen otra candidatura que es Marcelo Díaz. El FRVS también tiene una candidatura, con Jaime Mulet y está la nuestra, y puede que del mundo social se integre a una primaria muy potente de mundo anti-neoliberal.

Debiéramos hacer un debate abierto hacia la gente para que hubiera explicitación de compromisos de que quien pase a la segunda vuelta tendrá el respaldo activo de la otra parte para impedir que la derecha continúe ejerciendo el gobierno.

¿Cómo están los plazos para inscribir la primaria?

Los plazos son legales y termina el miércoles a las 12 de la noche. Hay todas las reuniones por hacer que requieren ciertos mecanismos de formalidad legal partido por partido. El PC la tiene hecha porque ya sacó su acuerdo legal cuando nominó a Daniel como nuestro candidato a presidencial acogiendo una exigencia de la ciudadanía y el mundo popular. Pero varios partidos tienen que hacerla hoy día y mañana, y luego concurrir con sus representantes nacionales ante el SERVEL a inscribir quiénes son las fuerzas y los nombres de las personas que participan en primaria y ahí tendrán que hacer una presentación de programa de gobierno”.

¿Cuál es su pronóstico con Daniel Jadue como presidenciable?

Muchas veces nos hemos omitido y votado por otro, y en esta ocasión tenemos un liderazgo nacional que no es propio exclusivamente de la potencialidad Partido Comunista. Es un liderazgo por lejos por sobre la influencia incluso de la izquierda. No es una promesa, es una gestión evaluable, eso es lo que le ha dado el prestigio transversal de validación y valoración incuestionable a Daniel Jadue. Ha demostrado una gestión que beneficia a las personas, eso ha ensanchado a Daniel al punto que mucha gente dice, -mira, perdóname yo no soy comunista pero voy a votar por Jadue porque es una persona que sabe hacer las cosas con eficacia y pensando en los que más sufrimos-. Esa tarjeta de presentación no se da a cada rato, no se da en todas las elecciones.

¿Con o sin primaria se sigue adelante con Jadue?

Si no hay primaria no va a ser porque nosotros soslayemos, es que no hubo condición, no de parte nuestra. Daniel va a llegar directamente después de una primaria a la primera vuelta o directamente sin primaria a primera vuelta. Tengo confianza absoluta que Daniel gana una primaria. Si yo estoy equivocado, bueno Daniel la pierde y si la pierde es mejor eso que vivir una ilusión que no tiene sentido.

 

Deja una respuesta

mayo 2021
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31