Ejército, FACH y la Armada emitieron, de manera coordinada, comunicados cuestionando contenido de un programa de televisión. Hecho se produce cuando está en marcha investigación por espionaje ilegal de los militares a un grupo de periodistas. El gobierno respaldó a los altos mando militares. Este domingo, los jefes de las instituciones militares volvieron a actuar de manera deliberativa, opinando sobre un programa de TV y tensionando aún más el vínculo con la prensa. Se citará el ministro de Defensa por el caso, mientras Daniel Jadue y Paula Narváez condenaron la acción de los militares.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 18/04/2021. De manera coordinada, los altos mandos del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, emitieron comunicados deplorando los contenidos del programa “Políticamente Incorrecto”, del canal televisivo La Red. De manera deliberativa, algo que institucionalmente no correspondería a las Fuerzas Armadas (FFAA), se opinó y cuestionó el trabajo y el contenido de un programa de un medio de comunicación y a sus realizadores. Además, los altos mandos militares quisieron establecer los límites del derecho a la información y la libertad de expresión.

El Ejército, a través de un comunicado de cuatro párrafos, estableció que “el ejercicio de las libertades de expresión e información es esencial para el progreso de una sociedad cuando se ejerce con verdad y responsabilidad” y sentención que en el programa televisivo no ocurrió. El texto firmado por el general Sergio Gutiérrez, secretario general del Ejército, apuntó que la parodia presentada en La Red, apuntó a deslegitimar y degradar a esa entidad castrense “aprovechando la facilidad que ( ) otorga para ello un medio de comunicación”. La Armada, también a través de un comunicado, se sumó a los criterios de la otra rama de las FFAA y expresó que “comprendemos y solidarizamos con el justo malestar del Ejército de Chile”. También los jefes militares navales quisieron establecer las normas del ejercicio periodístico y comunicacional: “Programas como el indicado en nada aportan a la necesaria unidad nacional, en momentos en que el país vive una situación crítica por la pandemia que nos afecta”. Y la FACH no se quedó atrás, haciendo público el reclamo por el programa de La Red, y dictando asimismo criterios a los medios de comunicación. “El periodismo y sus diferentes géneros son indispensables en una sociedad democrática, por lo que hacemos un enfático llamado a los medios de comunicación, para velar por una muestra programática responsable evitando la crítica destemplada y sin sentido como en este caso”.

El gobierno, a través del ministro de Defensa, Baldo Prokurica, respaldó los comunicados deliberantes de los altos mandos de las FFAA y criticó que “un programa de parodia política emita una supuesta entrevista humorística a un actor disfrazado de ‘general’ para hacer afirmaciones destinadas a denostar la honra y ofender la labor que realizan cada día miles de hombres y mujeres que integran nuestras Fuerzas Armadas”.

Este episodio se produce cuando está en marcha una investigación por espionaje ilegal de órganos del Ejército a un grupo de periodistas y está abierto el caso de la llamada de una asesora directa del Presidente Sebastián Piñera a los directivos de un canal de televisión para reclamar por un programa emitido.

Frente a lo ocurrido, la diputada Carmen Hertz dijo a medios de prensa que la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputadas y Diputados citará el ministro de Defensa, Baldo Prokurica, para que “explique la arremetida del Ejército” en contra de la libertad de expresión.

El alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, presidenciable del Partido Comunista, indicó vía Twitter: “Que el gobierno llame a dos canales para quejarse y que el Ejército envíe cartas por una parodia, tiene un elemento en común: ambas instituciones no creen ni en la libertad de expresión ni en la democracia”.

En tanto, la candidata presidencial del Partido Socialista, Paula Narváez, también por redes sociales, expresó que “en un grave atentado a la libertad de expresión las FFAA se coordinaron para emitir declaraciones contra @LaRedTV, lo que luego fue avalado por el gobierno”. Añadió que esta acción “es inaceptable y condeno que una vez más tengan acción deliberante en democracia”.

Toda esta situación creó una tensión en los vínculos de los militares con la prensa, por cierto marcado por los episodios de censura, represión, asesinatos, desapariciones y encarcelamiento de decenas de periodistas durante la dictadura cívico-militar.

 

 

Deja una respuesta