Perú entre polos bien opuestos

Redes

El compromiso de atender y dar un vuelco a la actual crisis sanitaria por la pandemia de la Covid-19, con 1,6 millones de contagiados y más de 150.000 muertos, tiene que ser la tarea principal de quien pretenda ocupar la presidencia peruana.

Elson Concepción Pérez. Periodista. “Granma”. La Habana. 14/04/2021. Todo parecía definido, este martes, en cuanto a los dos candidatos que dirimirán la segunda vuelta electoral en Perú, pactada para el 6 de junio próximo.

El líder sindical y maestro, Pedro Castillo, candidato izquierdista por la agrupación Perú Libre, y la derechista Keiko Fujimori, por Fuerza Popular, avanzan a ser los contrincantes en busca de la presidencia.

No obstante, a la segunda plaza aún tienen opción, hasta que se cuente la última boleta, el economista de derecha Hernando de Soto (11,97 %)  y el ultraconservador Rafael López Aliaga (11,90 %).

Cuando estaban contabilizadas el 95 % de las actas del pasado domingo, Pedro Castillo era favorecido por el 19,1 % de los votos, mientras que Keiko Fujimori le sigue con 13,33 %.

En cuanto a las elecciones al Congreso, el conteo provisional apunta a un poder legislativo muy fragmentado, polarizado y que tendrá dificultades para coordinar muchas bancadas, ninguna de las cuales tendrá un gran peso en una cámara compuesta por 130 diputados, refleja el sitio digital Sputnik.

Los medios refieren que existe la posibilidad real de que en una segunda vuelta Perú pueda llegar a tener un presidente maestro y campesino, con una imagen muy identificada con las poblaciones rurales, con los obreros, y con quienes están desengañados del sistema político de hace varias décadas.

La sorpresa, causada por su victoria en primera vuelta,  se debe a que las encuestas nunca lo tuvieron en cuenta por cuanto son muestras que se toman telefónicamente, que no llegan a las comunidades indígenas que reúnen el 20 % de la población peruana, de 32 millones de habitantes. Ese porcentaje, ignorado por las encuestadoras, fue el que votó mayoritariamente por Castillo.

Al respecto, se augura que en las próximas semanas el maestro, y candidato izquierdista, tendrá la titánica tarea de sumar adhesiones en las ciudades donde todavía es poco conocido.

El compromiso de atender y dar un vuelco a la actual crisis sanitaria por la pandemia de la Covid-19, con 1,6 millones de contagiados y más de 150 000 muertos, tiene que ser la tarea principal de quien pretenda ocupar la presidencia peruana.

En el caso de Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, hoy preso con una condena de 25 años, aparece imputada, desde 2017, por presunto lavado de dinero en la probablemente descuidada financiación de sus anteriores campañas electorales, y entre 2018 y 2020 pasó 15 meses en prisión preventiva. Aun así, recibió votos suficientes para competir en segunda vuelta por la presidencia del país.

No se puede obviar que, aun cuando no se habían contabilizado todas las boletas, Keiko ya pedía, a otros aspirantes de la derecha peruana, «unir fuerzas para no permitir que la izquierda tome el poder en Perú».

 

 

Deja una respuesta

abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930