A través de la historia humana muy diversas expresiones, palabras que refieren a macizos  conceptos han atraído y concentrado la atención de millones de personas, a saber: libertad, conciencia, ética, cultura, política, entre otras.

Carlos Poblete Ávila. Profesor de Estado. 09/04/2021. Todos los seres humanos somos pensantes, pensadores. Suele decirse y atribuir más que a veces tal condición o facultad sólo a los grandes o notables creadores en el campo de las ideas, obviamente en justicia ese calificativo les corresponde.

A través de la historia humana muy diversas expresiones, palabras que refieren a macizos  conceptos han atraído y concentrado la atención de millones de personas, a saber: libertad, conciencia, ética, cultura, política, entre otras.

Ojalá se pueda escuchar la intervención de Julio Anguita, audición que tan solo demanda 4 minutos.

Julio Anguita fue un alto dirigente de la izquierda española, recientemente fallecido el 16 de mayo del año 2020. Ocupó diversos cargos de representación en su país. En esta grabación reflexiona sobre diversos asuntos de la realidad no sólo de España, sino que alcanza también a otras latitudes. Refiere a conceptos universales, más en específico a Libertad y a Rebeldía.

Anguita fue educador, profesor de historia. En un momento de su vida acuñó la frase: “Malditas sean las guerras y los canallas que las hacen”. Tales expresiones las pronunció en un acto en que debía hablar, al saber la muerte de uno de sus hijos, también de nombre Julio. Ese hijo era corresponsal de guerra, y en esa condición viajó a Irak el 2003, lugar en el que fue alcanzado por un misil, a sus 32 años.

Aparece en este video, un personaje que observa y escucha las reflexiones del dirigente español, es el Premio Nobel de Literatura, el escritor portugués José Saramago.

Escuchar y también leer…en estos actuales tiempos de crisis de toda naturaleza, de profundas confusiones en los más diversos campos de la vida de las personas y de los pueblos, es una creciente necesidad. Deliberar con otros con la altura de miras que se debe, y siempre sobre la base de la solvencia de los argumentos, es todavía una mayor necesidad.

 

 

 

Deja una respuesta