Presidenciables consideraron necesario irrumpir con una postura común ante peor momento de la crisis sanitaria. Las cifras “muestran el evidente e inmenso fracaso de este gobierno en el manejo de la pandemia”, dijeron la y los candidatos del PC, PS, CS, PR y PPD. En La Moneda se estaba haciendo un análisis del texto y no estaba descartado que se saliera a responder. Un equipo de médicos y expertos asesoraron la confección del documento y sobre todo se tuvo la intención de que aparecieran propuestas para no darle la oportunidad al gobierno de decir que son puras críticas y nada de soluciones. Si bien algunos dirigentes ya apuntaban a que esta fue una buena señal de parte de estos abanderados presidenciales, otros eran más cautos y lo dejaban en un ámbito contingente, sin necesariamente mayor protección.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 09/04/2021. “Las cifras que entrega el Ministerio de Salud hoy son catastróficas, muestran elevidente e inmenso fracaso de este gobierno en el manejo de la pandemia. Lamentablemente esto ha significado que hoy está muriendo una persona cada 10 minutos a causa del coronavirus.Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI)están colapsadas en un 100% en la mayoría de las regiones y en las próximas dos semanas tendremos un colapso incluso mayor en ellas. La atención primaria también está sobrepasada y el 35%de los técnicos en enfermería está con licencia médica”.

Ése es el primer párrafo de la declaración conjunta firmada por cinco candidatos presidenciales de la oposición, en un episodio inédito en el cuadro político, y que ya esta tarde generaba un impacto político en el escenario nacional. En La Moneda se estaba haciendo un análisis del texto y no estaba descartado que se saliera a responder. También en colectividades de derecha se estaba evaluando el efecto de la declaración de los líderes opositores, sobre todo en un ambiente de cuestionamiento al gobierno por las circunstancia que pasa el país.

El documento fue firmado por Daniel Jadue del Partido Comunista, Paula Narváez del Partido Socialista, Gabriel Boric de Convergencia Social, Carlos Maldonado del Partido Radical y Heraldo Muñoz del Partido por la Democracia. Todos aspirantes a la Presidencia de la República.

Se supo que desde media mañana comenzaron las gestiones para la firma del texto ante la gravedad de la pandemia del Covid-19 y la constatación del fracaso de las medidas asumidas por el gobierno y específicamente por el Presidente Sebastián Piñera y el Ministerio de Salud.

Un equipo de médicos y expertos asesoraron la confección del documento y sobre todo se tuvo la intención de que aparecieran propuestas para no darle la oportunidad al gobierno de decir que son puras críticas y nada de soluciones.

Obviamente hubo coincidencia entre Jadue, Narváez, Boric, Maldonado y Muñoz respecto a las materias de salud, pero también tácitamente le dieron luz verde a un episodio de impacto político al aparecer firmando juntos un comunicado de ese carácter.

Claro que en algunos medios se comenzó a especular por qué no firmó la candidata de la Democracia Cristiana, Ximena Rincón, entre otras y otros. Las primeras versiones apuntaron a que Rincón o la DC no quisieron. También se especuló que varios candidatos no querían que firmara Pamela Jiles, dadas sus últimas apariciones públicas.

Si bien algunos dirigentes ya apuntaban a que esta fue una buena señal de parte de estos abanderados presidenciales, otros eran más cautos y lo dejaban en un ámbito contingente, sin necesariamente mayor protección.

El siguiente es gran parte del texto suscrito por los cinco candidatos presidenciales opositores:

“El país debe enfrentar este problema global con decisión. Necesitamos frenar la pandemia fuera de los hospitales, frenar los contagios y no solamente tratar a las y los enfermos. Para ello, hay que cerrar las ciudades donde exista alta circulación del virus, y es indispensable disminuir la movilidad en 70% ahora ya.

 

-Deben mantenerse solamente los servicios esenciales verdaderos y recordar que cada medida se demora dos semanas en mostrar resultados. Además, para quienes mantendrán movilidad debe planificarse el uso del transporte público para evitar aglomeraciones.

 

-Con el objetivo claro de salvar las vidas de nuestros compatriotas mientras ocurre esta medida, el gobierno debe entregar una Renta Básica Universal de emergencia, sin trabas para que la acción sanitaria sea efectiva. Gran parte de los ciudadanos siguen teniendo que salir a trabajar porque el gobierno no ha entregado los recursos que necesitan las familias para poder quedarse en casa.

 

-Se debe traspasar masivamente recursos a la Atención Primaria de Salud para contratar personal suficiente que pueda trazar contactos y aislar efectivamente a las personas infectadas. Se requieren con premura 30 trazadores por 100.000 habitantes, 5 veces más que lo que hay ahora.

 

-El Ejecutivo debe cambiar la estrategia de comunicación de riesgo ahora. Hoy la mayor parte de los pacientes complicados son jóvenes. Se requiere de campañas masivas de comunicación diaria y que se informe a la comunidad los fundamentos y criterios con los cuales se están tomando las decisiones. Esta medida de transparencia contribuye a que la ciudadanía adhiera a las medidas de la autoridad.

 

-Urge, también, implementar vigilancia genómica para saber qué variante del virus está circulando. Por ejemplo, la variable Brasileña tiene 60% más de trasmisibilidad y mayor mortalidad. Esta información es clave para el difícil momento sanitario que se vive.

 

-Requerimos gobernanza de la crisis sanitaria, generar espacios de participación efectiva que incorpore a representantes tanto de la comunidad científica, organizaciones sociales, municipios, de los trabajadores de la salud y del parlamento. Estos espacios de participación deben ser resolutivos en los ámbitos tanto de definiciones estratégicas como ejecutivas en torno a la pandemia.

-Todas estas medidas deben ser aplicada en la inmediatez. Las familias chilenas no pueden seguir esperando.

Deja una respuesta