Ambos reivindicadores de la dictadura cívico-militar. Uno alcalde designado por Augusto Pinochet y el otro hizo y defensor de un violador de los derechos humanos. Los dos representan las posturas ultraconservadoras en materias sociales y políticas. Patricio Melero fue designado ministro del Trabajo y Previsión Social por Sebastián Piñera, y Cristian Labbé fue nombrado por su partido, la UDI, como nuevo diputado en reemplazo de Melero. Un golpe de “Los Coroneles” del partido fundado por Jaime Guzmán.

Gonzalo Magueda. Periodista. “El Siglo”. Santiago. 07/04/2021. Hay perfiles que no deben pasar desapercibidos. Más por los momentos que vive el país en que se confrontan de manera decisiva las posiciones transformadoras y las conservadoras.

Es el caso del nuevo ministro del Trabajo y Previsión Social, Patricio Melero, nombrado ahí por el Presidente Sebastián Piñera, y de Cristian Labbé, designado por su partido para reemplazar a Melero en la Cámara de Diputadas y Diputados. Los dos son militantes de la Unión Demócrata Independiente (UDI) y están ligados directamente al grupo de “Los Coroneles” que representa posiciones de la ultraderecha.

Ambos son reivindicadores de la dictadura cívico-militar. Melero fue alcalde designado por Augusto Pinochet y un fiel colaborador del régimen militar. Labbé es hijo y defensor de un violador de los derechos humanos, el ex oficial del Ejército y de la Dina, del mismo nombre. Los dos representan las posturas ultraconservadoras en materias sociales y políticas.

Melero, en su papel parlamentario, votó siempre contra las reformas laborales y se jugó por mantener el Código del Trabajo de la dictadura, saboteó las modificaciones impulsadas por el gobierno de Michelle Bachelet y es un acérrimo enemigo de las organizaciones sindicales. También es defensor del sistema privado y monopólico de pensiones, planteando que no es necesario introducir reformas de fondo en las AFP.

Labbé es un negacionista de las violaciones de derechos humanos durante el período dictatorial, es un defensor de Pinochet y la dictadura, sostiene posturas agresivas contra sectores progresistas y de izquierda y se sabe que apoya las labores cumplidas por la Dina y la Cni.

Ahora, estos dos ultraderechistas se enclavan en el Gobierno y el Parlamento desde donde, con seguridad, defenderán e impulsarás medidas e iniciativas antipopulares, ultraconservadoras y de defensa de los sectores empresariales y fácticos.