“Generar una ciudad justa, verde e innovadora…una ciudad feminista, digna, participativa y ecológica”. Sus principales contendores: “Todas y todos quienes estén a favor de mantener el status quo”. Plantea construir “Polos de Desarrollo” en la región: “Que al alcance de tu barrio puedas encontrar aquello que salimos a buscar al centro de Santiago o a las comunas como Providencia o Las Condes”. Se autodescribe como “mamá, mujer, puentealtina, luchadora, hincha del fútbol y viuda de Bielsa. Me gustan los autos, tuve un taller mecánico, y soy deudora del CAE”.

Hugo Guzmán. Periodista. Santiago. 27/03/2021. “Mamá, mujer, puentealtina, luchadora, hincha del fútbol y viuda de Bielsa. Me gustan los autos, tuve un taller mecánico, y soy deudora del CAE”. Una autodescripción que hace esta cientista política que estudió en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano (UAHC), dirigente del Partido Comunes y que hoy es candidata a gobernadora de la Región Metropolitana con la idea fija de transformar todo el territorio que comprende 52 comunas tremendamente diversas.

Karina Oliva, en entrevista con ElSiglo.cl, confiesa que “he emprendido y he fracasado, soy una persona común y corriente, y por lo mismo, no soy parte de los mismos de siempre que han gobernado nuestro país. Comencé en la política, resistiendo y combatiendo las lógicas machistas. Me he ganado mi lugar con perseverancia y trabajo, miro con orgullo mi pasado y el futuro con muchísima esperanza de que podemos transformar la realidad”.

Lidera una candidatura apoyada por el Frente Amplio, el Partido Comunista y otras fuerzas políticas y sociales antineoliberales y marca como favorita para llegar a dirigir el gobierno regional quizá más gravitante a nivel nacional. Tiene enfrente contendores como el democristiano Claudio Orrego, la representante de la derecha, Catalina Parot, y el ultraderechista Rojo Edwards. ¿Cuál es el principal adversario? “Todas y todos quienes estén a favor de mantener el status quo, los mismos de siempre deben dejar de gobernar en Chile si queremos cambios reales”, apuntó.

Karina Oliva es feminista y representa una nueva generación en las lides de la política, y ahora se atreve a encarar el desafío de gobernar la Región Metropolitana con una mirada transformadora y acorde al siglo XXI: “Generar una ciudad justa, verde e innovadora…una ciudad feminista, digna, participativa y ecológica”, sinteriza lo que aspira a gestionar.

¿Cómo le ha complicado la campaña con cuarentena y restricciones? ¿Potenció las redes sociales, igual se conecta con territorios, a qué ha recurrido?

Hacer campaña en plena pandemia ha sido súper complicado, porque a todas y todos nos ha tocado de distintas formas, con las inseguridades que esto conlleva, incertidumbres y miedos. Si bien la gente tiene ganas de discutir y aportar, nos hemos tenido que acomodar en los mecanismos para hacerlo. Por lo mismo, nuestra comunicación digital ha sido fundamental, los debates y apariciones en prensa también han aportado mucho para difundir nuestras ideas. Hemos logrado recorrer todas las comunas de la Región Metropolitana y conversar con muchísima gente. Afortunadamente, las y los candidatos tanto del Frente Amplio como del Partido Comunista han aportado mucho en nuestra campaña y hemos hecho un trabajo en conjunto que ha sido maravilloso por la complicidad y la solidaridad.

En el contacto con la gente, ¿qué ha detectado, cuáles son las demandas más sentidas, qué es lo que percibe de los sentimientos y lo que piensa la gente?

Las demandas más sentidas tienen que ver con la construcción de una ciudad más segura, digna, justa, innovadora y verde. La gente quiere volver a caminar tranquila por la calle, las mujeres quieren perder el miedo, las y los niños quieren crecer en equidad, sin discriminaciones, la gente quiere tener sus derechos básicos garantizados, pero también saben que no depende de un sólo cargo, sino que están dispuestos y dispuestas a trabajar por un nuevo Chile y a exigirle a las autoridades que se pongan al servicio de la gente común y corriente. Me he dado cuenta que las personas quieren volver a creer que los cambios pueden ser reales, la necesidad que, quienes queremos ser autoridades, cuando lo seamos, no las y los defraudemos, que no seamos como los mismos de siempre es un gran y honorable desafío.

En su opinión, ¿qué informe le será válido para aplazar o no las elecciones del 10 y el 11? ¿Del Colegio Médico, del gobierno, del grupo de expertos Covid-19, del Parlamento?

La verdad, creo que los cálculos políticos y electorales no valen cuando se trata de la vida de las personas. Espero que las autoridades competentes tomen las mejores decisiones con apoyo de expertos en la materia, priorizando siempre la vida y las condiciones de ella. Por lo mismo, si vamos a cuidar a la población, hagámoslo en serio, con las ayudas que necesitan y las certezas también.

 

“No estoy de acuerdo con que vuelva el monumento del General Baquedano”

Siendo gobernadora de la Región Metropolitana, ¿qué le gustaría como solución urbana o arquitectónica para la Plaza de la Dignidad? ¿Está de acuerdo con que vuelva el monumento del general Manuel Baquedano?

Primero, no estoy de acuerdo con que una estatua sea el centro de la discusión, desvía lo realmente importante, por lo mismo no estoy de acuerdo con que vuelva el monumento del General Baquedano. Nuestra propuesta como candidatura es hacer una consulta ciudadana para ver por qué se reemplaza, por ejemplo, en lugar de homenajear a militares y asesinos, rendir honores a quienes realmente han sido la base en la construcción del país, como lo son las cuidadoras y mujeres dueñas de casa…que sí son heroínas. Las mujeres somos el 50% de la población pero la historia nos invisibiliza. ¿Sabían que sólo el 5% de los monumentos son de mujeres?

Usted tratará con realidades muy diversas de comunas. ¿Cómo piensa implementar planes teniendo en su región comunas como Las Condes y Lo Espejo? ¿Va a apuntar a la equidad o va a administrar la realidad?

Lo que buscamos es equiparar la cancha, que las personas que han sido históricamente marginadas, sean visibilizadas, potenciadas y protegidas. Buscamos un desarrollo económico con principal foco en potenciar el comercio local, un desarrollo social con especial enfoque en las mujeres, niñas, niños y adolescentes y potenciar las culturas y artes.

El tema de la delincuencia, crímenes graves, seguridad o inseguridad, está en boca de la gente. ¿Podrá hacer algo como gobernadora? ¿Más policías, más mano dura, o programas sociales, de prevención?

Evidentemente es una de las principales preocupaciones de las personas, pero si seguimos poniendo el foco en más mano dura y no en la prevención, seguiremos replicando modelos fracasados. Por lo mismo, nuestro programa está enfocado en generar las alianzas necesarias para prevenir el delito, como por ejemplo: aumentar la oferta laboral, educación, en el sistema de cuidados a menores de edad y a mujeres. Creemos que es vital apuntar a la refundación de Carabineros y generar una con control civil, desde el gobierno regional proponemos una policía regional con enfoque de protección de derechos humanos, en contra del narcotráfico y cuidado a las víctimas de violencia.

 

“Queremos construir ‘Polos de Desarrollo’ en la región”

Son innumerables los temas, demandas, situaciones de la Región Metropolitana. ¿Tiene un concepto, una síntesis, un eje que defina lo que quiere hacer en la región, o en qué quiera convertirla?

Generar una ciudad justa, verde e innovadora. En ella se subyace una ciudad feminista, digna, participativa y ecológica.

Queremos construir “Polos de Desarrollo” en la región. ¿Qué significa esto? Que al alcance de tu barrio puedas encontrar aquello que salimos a buscar al centro de Santiago o a las comunas como Providencia o Las Condes. En esas comunas se concentran los trabajos y el acceso a ciertos servicios y es expresiva de la desigualdad y segregación que se vive en la Región. Queremos recuperar a todas las comunas y todos los barrios. En estos Polos de Desarrollo vamos a fomentar la economía circular, la generación de empleo local y contribuir al desarrollo de la cultura que existe en cada rincón de nuestra región. Pensamos una ciudad para el futuro, en donde la gente y sus ciudadanos sean la prioridad, que no tengamos que viajar dos horas para trabajar en el otro extremo de la región, ni tengamos que viajar al centro para comprar unos lentes.

Hace años que la izquierda habla del poder local, del poder en territorios, de empezar allí proyectos que tengan que ver con otro país, con otra sociedad. ¿Cómo conceptualizaría su gobierno regional?

Una de las cosas más relevantes es que gobierne gente común, que sea consciente de lo que vive el y la ciudadano de a pie, porque sólo así se generan políticas que vayan en ayuda de las personas y no se proponen las ridiculeces que ha propuesto este gobierno. Queremos un gobierno regional que trabaje junto a los municipios para desarrollar una ciudad justa, digna, con un futuro ecológico y feminista, donde todas y todos quepan, donde escuchemos todas las opiniones y busquemos un mejor vivir, pero ojo, para todas y todos, no sólo para algunos.

 

“El feminismo busca equidad, derribar los privilegios”

La mencionaron como la “candidata feminista” a la gubernatura de la RM. ¿Le gustó esa definición?

¡Obvio! el feminismo busca equidad, derribar los privilegios para que construyamos una sociedad justa y digna. Es puro amor.

Usted narró que fue víctima de una agresión sexual, de un intento de violación. La deficiente actitud de Carabineros y una psicóloga de la Fiscalía harto torpe o prejuiciosa, por decirlo de alguna manera. Más allá de lo personal, o junto con lo personal, ¿eso marca apuntar a una gestión que pueda incluir en avanzar en medidas ante la violencia contra las mujeres?

Claro, uno de los principales problemas que tuve en términos prácticos es que en la línea del tren no había luminaria pública y el estado de las veredas era deplorable. Al mismo tiempo, la nula respuesta de Carabineros y la completa desprotección y constante vulneración de mis derechos por parte del Ministerio Público fue complejo. Por lo mismo, nuestro foco está en construir una “ciudad sin miedo”, donde las mujeres puedan caminar tranquilas por las calles. Y ojo, esto no es sólo por lo que me pasó a mí, sino que por las millones que han sido vulneradas. Esperamos también generar alianzas con los municipios y el gobierno central para que no solo les enseñemos a las mujeres a cuidarse, sino que poner principalmente el foco en la educación para que no haya más hombres que se sientan con la capacidad de violentarnos de forma tan grave.

 

 

 

Deja una respuesta