Presidente del PC dijo que “hacer votar dos veces a las personas es doble riesgo, y se quiere evitar el riesgo. Pero además se corre el riesgo de que a la segunda votación no vaya nadie y tengamos una elección muy esmirriada”. Respecto a agenda y medidas de seguridad y orden público que el gobierno quiere llevar al Parlamento por la situación en La Araucanía dijo: “También con esto se puede estar haciendo un ensayo general de qué comportamiento pudiera tener el gobierno en las postrimerías de su administración, ante la posibilidad de que en el transcurso de proceso constituyente la ciudadanía exija que se coloque en la nueva Constitución lo que se viene exigiendo masivamente, y haya movilizaciones”.

Equipo El Siglo. Santiago. 28/02/2021. El presidente del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier, se mostró contrario a que la elección del 11 de abril próximo se divida en dos días, apuntó la ventaja financiera de la derecha en las campañas y cuestionó el funcionamiento del Consejo Nacional de Televisión respecto a la franja televisiva.

En una participación en el programa “De domingo a domingo. Sin restricción” de Radio Nuevo Mundo, también habló de la situación en La Araucanía y dijo que el PC no votará una agenda de seguridad del gobierno para “aplastar al pueblo mapuche”. Advirtió que esas leyes represivas puede ser “un ensayo general de qué comportamiento pudiera tener el gobierno en las postrimerías de su administración” ante movimientos sociales.

Los siguientes son párrafos destacados de los dichos de Guillermo Teillier:

“Hacer votar dos veces a las personas es doble riesgo”

“En cuanto a cambiar a dos días la elección (del 11 de abril), es una opinión personal, no estoy de acuerdo. Porque en el plebiscito fue a votar una cantidad de gente y no pasó nada, ahora serán más largas las papeletas, hay que marcar más candidatos, pero se puede hacer más largo el proceso.

“Pero si usted pone en el primer día la elección de convencionales y de gobernadores y la otra semana de alcaldes y concejales, no va a ir nadie a la segunda votación. Tiene que aprovecharse para hacer un esfuerzo cívico y democrático para que vayamos todos y todas en todas las elecciones que hay (convencionales, gobernadores, alcaldes, concejales), que las consideremos todas importantes como lo son.

“Hacer votar dos veces a las personas es doble riesgo, y se quiere evitar el riesgo. Pero además se corre el riesgo de que a la segunda votación no vaya nadie y tengamos una elección muy esmirriada. A mí no me convence eso de los dos días para ir a votar, encuentro que es un manejo complejo electoral. Además que habría un lío con los vocales de Mesa, van a quedar guardadas las urnas hasta completar la elección, y puede pasar lo que está pasando en varios países, que al final hay acusaciones de fraude y se presta hasta para golpes de Estado.

“Estamos en un momento delicado, las reglas tienen que ser muy claras, que no aparezca que se está dando más facilidad a una parte del proceso electoral y a otra no, que se menosprecie, por ejemplo, la elección de concejales, que es muy importante. Acordémonos que en la elección pasada de concejales hubo una abstención muy grande, hubo comunas en que votó el 17% de la gente, ¿queremos repetir eso?

“A la derecha le conviene hacer elección en dos días, porque en sus comunas van a votar, pero en las comunas populares la gente no va, eso se dificultaría. Hay elección de convencionales, y hay expertos que dicen que eso puede aumentar en un millón los votantes, lo que hace impredecible los resultados, eso en una votación en un día.

“Hay diferencias notables respecto al financiamiento de las campañas”

“Hay diferencias notables respecto al financiamiento de las campañas. Si bien es cierto que existe una base de financiamiento público, hay partidos que se quedan solo con esa base de financiamiento y no pueden hacer mucho más, porque no son potentadas las personas que forman parte de esos partidos, o las familias de sus candidatos, y las donaciones deben ser pequeñas. Hay trabajos voluntarios, pero que hay que declararlos como si fuera gasto de platas, es medio irrisorio. Y vemos en los diarios las donaciones que hacen algunos, siempre se las arregla la derecha para financiarse, tienen cómo hacer caja, cómo manejar la plata, cómo hacer trabajar gente.

“Un adelanto de las platas (que entrega el Servicio Electoral) se hizo ayer, hace poco. Dicen que el resto lo entregarán cuando queden definitivamente inscritos todos los candidatos y candidatas, cuando resuelva el tribunal, que tiene un proceso muy atrasado y que está atrasado porque el sistema de inscripción de candidaturas era bastante engorroso, y se cometieron errores que no sé si los reconocerá el Servel.

“En relación a la franja televisiva no tenemos arte ni parte. El Consejo Nacional de Televisión (CNT) todavía se rige por un sistema binominal y hay tantos de derecha y tantos de la oposición, pero que son de la ex Concertación. Son ellos los que deciden. Nosotros tenemos propuestas para que aquellos por el tiempo no puedan decir ni pío, puedan decir un poco más, pero que no quede la impresión que alguien está manejando esto, nosotros no tenemos arte ni parte en eso de la franja.

Los planes del gobierno y la derecha en La Araucanía

“En el trasfondo, lo que se está determinando es que el pueblo mapuche no tiene derecho a sus reivindicaciones, y cualquiera sea el subterfugio que se emplee, hay que aplastar esas demandas desde el inicio, eso se está haciendo.

“Todo el Plan Araucanía que implicaba miles de dólares, que lo impulsó el ministro (Alfredo) Moreno en la zona, quedó en nada, solo favoreció a algunos empresarios, pero para la mayoría del pueblo mapuche quedó en nada. Habría que hacer un recuento de eso, en que el gobierno ha ido de fracaso en fracaso, ha tenidos varios planes, después inventó el Comando Jungla, salieron fotos, inauguraciones, estuvo la presencia del Presidente Sebastián Piñera, y que terminó en la muerte del comunero (Camilo) Catrillanca. Ahora se habla de que se está construyendo un recinto de preparación de carabineros, más de siete mil metros cuadrados, con gasto de varios millones de dólares y que tiene como finalidad preparar a los policías. Tiene polígonos para entrenamiento en armas, es prepararse para reprimir al pueblo mapuche.

“Hay dos tesis que se están barajando. Realmente el Estado de Chile tiene la voluntad de acoger las demandas del pueblo mapuche y su reconocimiento, o sigue vigente aquella tesis en que se les metió a todos en reductos, en que se metió el Ejército a La Araucanía, les quitaron las tierras y no se les reconoció su calidad de pueblo. Ése es el tema de fondo.

“Nosotros no vamos a ir a un acuerdo que signifique ir a reprimir y a instalar la represión y la militarización a La Araucanía. Y hay algunos que se están pasando de la raya, que están pidiendo Estado de Sitio.

“Dicen que el gobierno va a enviar proyectos a la Cámara (de Diputadas y Diputados) sobre la violencia en la región, seguro lo van a poner en tabla rápidamente. Lo que quieren los parlamentarios de derecha y el gobierno es que aprobemos leyes represivas, que se apliquen las penas del infierno, con facilidades, sin debido proceso, volver a los agentes encubiertos, los jueces encapuchados, intervenciones telefónicas. Recordemos en qué terminó eso, con falsos WhatsApp, falsos mensajes en celulares y quisieron culpar a lonkos de delitos, y todo era un montaje. Muchas de esas cosas con más facultades a las policías, con esa amplitud, pueden ser aprovechadas por personas sin escrúpulos, como ya ocurrió.

“No sabemos lo que va a presentar el Presidente Piñera (al Parlamento) pero creo que será un recrudecimiento de la represión. ¿A quiénes? Si es al narcotráfico, separemos eso de la demanda del pueblo mapuche. Si son los robos de madera, vamos a donde están los que roban madera, aclaremos quiénes son. Pero dejemos un espacio para que se abra un diálogo, que puede ser más fructifico que gastar plata en represión, o movimiento de tropas, para escuchar las demandas del pueblo mapuche.

“Y abrir la puerta para que en el proceso constituyente se apruebe el reconocimiento al pueblo mapuche, pero los representantes de la derecha no quiere. Pero tienen que abrirse a eso. Eso modificará la forma de relacionarse con el pueblo mapuche desde el Estado chileno, tengo esa seguridad. Para eso se necesita voluntad política y pasar sobre ciertos intereses. La declaración de los empresarios (a favor del rol de las policías y fuerzas de seguridad) no fue gratuita, están defendiendo intereses empresariales en la zona y no trepidan en poner por delante a las Fuerzas Armadas y no les importa si eso termina en tragedia, en derramamiento de sangre.

“También con esto se puede estar haciendo un ensayo general de qué comportamiento pudiera tener el gobierno en las postrimerías de su administración, ante la posibilidad de que en el transcurso de proceso constituyente la ciudadanía exija que se coloque en la nueva Constitución lo que se viene exigiendo masivamente, y haya movilizaciones.

“Tener estas leyes de orden público y seguridad, que están relacionadas con el pueblo mapuche y La Araucanía, pero que pueden estar relacionadas con lo que suceda en todo el país. Por eso habrá que observarlas con mucho cuidado.

“Si pasan no pasan (los proyectos del gobierno) dependerá de los parlamentarios y de las parlamentarias. Hemos tenido leyes represivas, la anti barricadas, anti encapuchados, contra los que hacían bailar, con la idea de penar todo eso, recordemos que hay mucha gente presa por haber protestado y que arriesga varios años de cárcel por protestar. Eso fue aprobado en el Congreso, una minoría votamos en contra de esas leyes, pero se conforma una mayoría y se conforman mayorías que aprueban. Espero que ahora no sea así, que no se aprueben leyes represivas contra el pueblo mapuche y contra el pueblo chileno. Nosotros decimos que si es para aplastar al pueblo mapuche, decimos que no; y para crear formas represivas para aplastar la demanda social del pueblo, también dio que no.

“Otra cosa es el narcotráfico y hay herramientas para atacar el narcotráfico. Hay mucho lo que se ha gastado y mal gastado para dotar a las policías para que actúen, pero cuando se descubre la corrupción en las policías e incluso en el Ejército, y se descubre que las platas se han ido a otros menesteres. Se descubre y preguntamos si hay o no control civil sobre los gastos, los presupuestos. Hay uno, dos o tres condenados, levemente, y sigue la procesión por dentro. Y para qué decir los derechos humanos. Todas estas leyes de seguridad, represivas, están fuera de todo protocolo y tratados internacionales de vigencia de derechos humanos en el país. Eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de legislar.