HABLEMOS DE LA TELE. Ocaso de matinales

Redes

Se nos viene marzo, no sólo para nuestra alicaída economía doméstica, sino también para las productoras de matinales en los distintos canales de la televisión chilena. Será interesante ver cómo arriesgan y desafían los equipos creativos de cada estación para mantener la sintonía, sin afectar los ingresos publicitarios y si los «rostros» están a la altura de las transformaciones indispensables para continuar una nueva temporada con otros esquemas y tópicos a tratar ante las pantallas.

José Luis Córdova. Periodista. 27/02/2021. Tonka Tomicic en Canal 13, Julio César Rodríguez en CHV, Mega con Diana Bolocco y Carolina Escobar en TVN llegan a sus merecidas vacaciones de verano en plena crisis de los matinales que deja abierta la posibilidad de profundos cambios y serias transformaciones de estos otrora populares espacios televisivos.

Tonka fue acompañada alternativamente por Martín Cárcamo, Sergio Lagos, Amaro Gómez Pablo, Polo Ramírez y Raquel Argandoña sin lograr un buen rating en las últimas semanas; mientras, Julio César y Monserrat Álvarez arriesgaron una línea editorial bastante diferente y más informativa que de entretención; Diana y Karla Constand con José Miguel Viñuela no logran reeditar pasados éxitos, al igual que Carolina con Gonzalo Ramírez, inmersos en una rutina inerte y poco creativa.

La situación crítica en el ex canal «del angelito» hizo que Andrónico Lúlsic -su actual propietario- diera un ultimatum a sus actuales ejecutivos (entre ellos su hijo Max) para enmendar el rumbo y conseguir cifras azules aún a costa de desprenderse de los «rostros» más caros. Se habla de la «desvinculación» de personajes como Gómez Pablo, Polo y Raquel, quienes asumirían otros roles en la parrilla programática.

Hemos comentado que los ratings comerciales y los on line son materia de seguimiento y preocupación de parte de los ejecutivos de los canales y las agencias de publicidad que financian con largueza estas producciones que se encargan de elevar a los animadores a la categoría de súper estrellas en materia de ingresos.

Todo indica que a estas alturas «el horno no está para bollos» y mientras las principales figuras de estos espacios toman sus merecidos descansos estivales, la revisión es inevitable y muy probablemente se busca reducir costos y conversar posteriormente con cada uno de los animadores para renovar, extender o terminar los contratos personales vigentes. Hay que agregar los ingresos que varios de ellos tienen además por concepto de campañas y spots publicitarios de grandes y poderosas marcas del mercado nacional e internacional.

Otro tema puesto en el tapete es el de los «panelistas estables», entre destacados médicos especialistas, parlamentarios, candidatos a constituyentes, dirigentes sociales, gremiales, alcaldes y otros presuntos «formadores de opinión pública», algunos de los cuales son remunerados por su participación.

Los costos son elevadísimos. Un animador recibe al menos dos dígitos y seis ceros por su trabajo diario desde las 05.30 de la mañana hasta las 12.30 horas, fuera de reuniones de pauta de una hora o más un par de veces a la semana. Desde la pandemia, los encuentros se han trasladado a contactos por Zoom u otras plataformas digitales.

Aparte de las «estrellas» hay que considerar cotidiamente la presencia de corresponsales en regiones, reporteros en terreno, «noteros» e invitados «especiales» que nutren, no sólo de informaciones sino también de entretención al programa matinal respectivo. Varias corresponsalías en importantes ciudades cerraron ya definitivamente sus oficinas.

Así como caducaron los reality shows, los espacios de gastronomía, algunos concursos y hasta el inefable «Sábados Gigantes» es probable que asistamos al fin de los matinales, al menos como los conocimos hasta ahora.

Se nos viene marzo, no sólo para nuestra alicaída economía doméstica, sino también para las productoras de matinales en los distintos canales de la televisión chilena. Será interesante ver cómo arriesgan y desafían los equipos creativos de cada estación para mantener la sintonía, sin afectar los ingresos publicitarios y si los «rostros» están a la altura de las transformaciones indispensables para continuar una nueva temporada con otros esquemas y tópicos a tratar ante las pantallas.

A un mes y medio de las elecciones de convencionales, gobernadores regionales, de alcaldes y concejales -el próximo 11 de abril- será indispensable hasta entonces abordar temas espinudos como nuestra futura Carta Magna, la política regional y comunal de cada territorio.

Para marzo se espera el regreso de María Luisa Godoy a «Buenos días a todos»; la incorporación de las periodistas Paulina deAllende Salazar (ex Informe Especial) y Andrea Aristegui en «Mucho gusto». Hasta ahora, «Contigo en la mañana» (CHV) sigue encabezando las preferencias del público matutino.

De norte a sur y de cordillera a mar, la teleaudiencia espera novedades atractivas, información y entretención para mejorar las debilidades de nuestra feble democracia, el respeto a los derechos humanos, la no discriminación, el fin del sexismo, la inequidad social y económica junto a otras lacras que la televisión había naturalizado hasta el 18 de octubre de 2019. Es hora de renovar los añejos paradigmas o morir. En caso contrario, observaremos el fin de los matinales.

 

 

Deja una respuesta

febrero 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728