México. El caso del candidato acusado de violación que golpea al partido oficialista

Redes

Repulsa y denuncias contra Félix Salgado, candidato de Morena a la gobernación de Guerrero. “Indignación y desconcierto” ante el caso y cuestionamientos al Presidente Andrés Manuel López Obrador por defender la postulación del político. “Ya dije que son tiempos de elecciones y hay acusaciones de todo tipo” dijo el mandatario. Pero hay testimonios y denuncias de víctimas. “Ningúnvioladorserágobernador”; #NingúnVioladorSeráGobernador y #NingúnAgresorEnElPoder se replica en las RRSS.

Hugo Guzmán R. Periodista. “El Siglo”. 23/02/2021. Félix Salgado es candidato a gobernador en el estado de Guerrero, México, por el oficialista partido Morena (Movimiento Regeneración Nacional). Su postulación causa repulsa ciudadana, en el movimiento feminista, sectores políticos y entre analistas, ya que pesan sobre él acusaciones de violación y abuso sexual.

En un país golpeado por miles de femicidios -más de dos mil en 2020-, cientos de miles de casos de violaciones, constantes denuncias de violencia de género y denuncias de impunidad -“No nos protegen, nos violan”, es una de las consignas de las feministas-, el caso de Salgado es de alta sensibilidad y generó diversas muestras de protestas ante Morena y el propio Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El candidato del oficialismo tiene encima la denuncia de al menos cinco mujeres por violación y abuso sexual. La evidencia y las protestas obligaron a que compareciera ante la Comisión de Honestidad y Justicia del partido Morena. Pero al mismo tiempo, el candidato siguió el curso de su intención política y se inscribió en el Instituto Electoral de Participación Ciudadana del Estado de Guerrero.

Lo que ocurre es que, y esto tensiona aún más el episodio, al haber sido legislador y alcalde de Acapulco, ser actualmente “senador con licencia”, Félix Salgado contó con fuero y no pudo ser formalizado ni procesado. Organizaciones de mujeres y representantes de la sociedad civil indican que aparece como inocente o no procesado simplemente porque no se le podía juzgar. Por cierto, se solicitó reiteradamente el desafuero pero las instancias judiciales mexicanas hicieron caso omiso.

Esta situación se produce cuando en América Latina va creciendo un movimiento, desde el feminismo y sectores progresistas y transformadores, de evitar que responsables de violencia contra las mujeres y de violencia de género, puedan ocupar cargos públicos y asumir responsabilidades en el Estado y los gobiernos.

Según analistas, lo que le pasa a Morena es que Salgado les garantiza el triunfo en Guerrero. Y arguyen que como no hay procesos judiciales y menos sentencia, el postulante es inocente formalmente. El propio presidente López Obrador desestimó intervenir o respaldar la consideración de quitar a este político de la carrera por la gubernatura de Guerrero.

En todo caso, no fue gratuito que decenas de parlamentarias, dirigentas y militantes de Morena emitieran una declaración exigiendo que se bajara la postulación de Salgado, llamaran a su partido a ponerse del lado de las mujeres y de las víctimas y plantearan que hay que investigar los casos de acusaciones de violaciones y violencia contra mujeres.

Varias diputadas de la colectividad oficialista, entre ellas Wendy Briceño, Lorena Villavicencio, Laura Imelda Pérez y Rocío Villarauz exigieron a la dirigencia nacional del partido, encabezada por Mario Delgado, colocarse al lado de las víctimas y de la justicia para impedir que alguien con múltiples acusaciones de violaciones sea candidato a un cargo de elección popular.

En una declaración común manifestaron que “con indignación y desconcierto se recibe la noticia de que en el Comité Ejecutivo Estatal de Morena en Guerrero ya quedó registrado Félix Salgado Macedonio como candidato al gobierno del estado por parte de Morena, sin que al momento se haya emitido resolución alguna de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia”.

Claro que hay muchas dudas con esa comisión a la cual concurrió el denunciado. Causó molestia que cuando el candidato compareció ante esa instancia que trata el caso Basilia Castañeda, que acusó al sujeto de violación, los integrantes abandonaron el lugar y solo quedaron personas que atienden el asunto legal y técnico. Patricia Olamendi, abogada de Castañeda, estimó “que no estuviera ningún comisionado nos dice que este proceso fue una simulación con una actitud hostil hacia la víctima”.

Como sea, Wendy Briceño, de la Comisión de Igualdad de Género de Morena y Citlalli Hernández, secretaria general del partido, fueron parte del comunicado donde también se sostuvo que “hemos señalado la absoluta irresponsabilidad de defender candidaturas de personas impresentables, que representan por sus actos y señalamientos la violencia contra otras personas, en particular aquellos señalados por violencia sexual contra mujeres y menores de edad. En el caso de Guerrero, las denuncias contra Félix Salgado Macedonio no son hechos aislados. Hasta el momento cuenta con cinco denuncias en su contra por delitos sexuales, una de ellas desestimada por parte de la Fiscalía de Guerrero por el tiempo transcurrido del delito señalado”.

Félix Salgado cuenta con un equipo de abogados bien pagados, el apoyo de dirigentes de Morena, cada vez que sale a la calle hay grupos “de simpatizantes” que lo aplauden, e insiste en que es inocente de las acusaciones presentadas por cinco mujeres, aunque habría otros casos en que por temor las víctimas no quieren hablar. Está decidido a convertirse gobernador.

Complicando a AMLO

Según se sabe, a Félix Salgado no le preocupa el impacto que su situación pueda tener en Morena y específicamente en el Presidente Andrés Manuel López Obrador; incluso sus asesores estimarían que él contará con el respaldo de AMLO y se superarán las denuncias, esperando que la gente de Guerrero vote mayoritariamente por Salgado.

En esa línea, el mandatario mexicano, en una de sus habituales conferencias de prensa mañaneras en Palacio Nacional, declaró sobre el caso que “yo no opino, ya di mi punto de vista, ya dije que son tiempos de elecciones y hay acusaciones de todo tipo, yo no tengo que opinar en este caso…” Esto cayó mal porque con esas palabras, López Obrador situó el episodio no en las denuncias de las víctimas, sino en el campo de rencillas electorales.

El Presidente insistió varias veces en la tesis que sostiene Morena, de que Félix Salgado tiene respaldo electoral, llamó a escuchar lo que dice la gente, e insistió en que todo puede obedecer a la campaña electoral: “Porque en todo esto pues siempre hay que preguntar ¿y de parte de quién?..sí que la justicia actúe y que se vea si existen elementos, pero también (que) se conozca cuál es el contexto porque estamos hablando de una elección…pero ya no hay que meternos en eso, ya la gente (decidirá)…”

“Muchos están muy interesados, unos que quieren el cargo y otros que no quieren que un partido determinado (Morena) gane y buscan debilitarlo. ¿Por qué tanta campaña, tanto linchamiento mediático? Hay que tenerle confianza al pueblo de Guerrero”, enfatizó el mandatario mexicano en defensa tácita de Félix Salgado.

Algo que también causó enojo en muchos sectores de la sociedad mexicana, fue la expresión despectiva “Ya chole”, dicha por López Obrador como un desdén ante las denuncias e insistencias en que el caso se lleve a la justicia y que se pare de hablar del asunto.

Las denuncias

Son varias las denuncias contra el candidato del oficialismo mexicano. Algunas personas creen que puede haber más casos no denunciados por temor a represalias y actos violentos de parte de grupos asociados a Delgado Macedonio. Un hombre con un historial controvertido donde protagonizó hechos estando ebrio, encarando a policías, usando públicamente un lenguaje soez, portando arma y vinculado a posibles delitos.

Desde 1998 que comenzaron los señalamientos por abusos contra mujeres. Esto contempla las versiones de funcionarias que trabajaron con él y que de manera extraoficial contaron ser víctimas de acoso, insinuaciones y tocaciones. Pero hay situaciones más graves.

Basilia Castañeda está, en estas semanas, en un proceso de acusación por violación en contra de Félix Salgado. Lo señala de haberla violado cuando ella era menor de edad. Tardó pero finalmente interpuso una denuncia en la entonces Procuraduría General de la República (PGR, hoy Fiscalía) y ante Morena. Pero nadie le hizo caso y nadie quiso enfrentarse a la demanda contra Delgado. La PGR “congeló” el asunto y se determinó que los delitos adjudicados al político habían prescrito. La colectividad política, en su momento, no realizó ninguna gestión.

La víctima relató que en 1998 fue al domicilio de Salgado en Acapulco para solicitarle ayuda ante problemas personales y familiares y en esa ocasión él la violó. Indicó que fue tratada violentamente y amenazada. Hoy Castañeda, quien es militante de Morena, está en un litigio legal y logró que su caso fuese visto por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de la colectividad.

Basilia Castañeda le pidió a López Obrador que “no defienda a un violador”. Además, insegura de lo que pueda pasar con el proceso judicial e incluso de que se mantenga la candidatura y Félix Salgado sea electo gobernador de Guerrero, expresó que “si él gana, yo tendré que irme del país. Dejar mi vida, mi familia y lo que con tanto esfuerzo he construido”.

Otro caso se conoció en noviembre de 2020. Una mujer identificada con las siglas JDC, acusó al ahora candidato de haberla violado en 2016, cuando el sujeto dirigía un periódico en Acapulco. La acusación quedó registrada en la carpeta de investigación 12030270100002020117, abierta por la Unidad de Investigación Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Familiar del distrito judicial de Tabares, Guerrero, el 28 de diciembre de 2016, en donde se establece que la víctima demandó a Salgado Macedonio por el delito de violación agravada y despido injustificado.

JDC participaba en una campaña social para recaudar fondos, y Salgado la invitó a su casa para entregarle una donación. Indicó que ahí bebió un refresco de sabor extraño y que lo último que recuerda es haberse sentido mareada y desmayarse. Cuando despertó, se encontraba acostada en una cama, con las ropas desordenadas. Ella reaccionó queriendo hacer una denuncia y recibió una llamada de Félix Salgado donde le dijo que tenía videos y fotografías comprometedoras. Le envió una de ellas, la citó en su oficina para discutir sobre el asunto y, según la mujer, nuevamente abusó de ella. Además de violarla, la habría golpeado con un cinturón. Posteriormente, nuevamente bajo amenazas de despedirla de su trabajo (ella laboraba en el diario que dirigía Salgado Macedonio), la habría obligado una vez más a tener relaciones sexuales.

La joven temió en ese momento presentar la denuncia por lo ocurrido, debido a que las amenazas fueron constantes. Y las ligas del individuo con el poder político. “He recibido amenazas de muerte para mí, mi familia y mi esposo. Tengo miedo de lo que me pase. Aun así he decidido hacer mi denuncia como debí hacerlo desde el principio”, indicó al presentar la denuncia, la que ratificó en 2017. Finalmente, no se investigó, Delgado no fue procesado y se sumó a denuncias que la Fiscalía General del Estado (FGE) determinó como prescritas.

Es así que la fiscalía informó que frente a la denuncia de una mujer identificada como B.C.M., por violación, en contra de Félix Salgado, la acción penal también había prescrito. El delito se habría cometido hace 22 años. El episodio se produjo, según la víctima en ese entonces de 17 años, cuando Delgado fue candidato a gobernador por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en 1998. Se expresó que “de conformidad a lo dispuesto en el artículo 92, en relación al 90 y demás aplicables del Código Penal Vigente, al momento de los hechos se ha extinguido la acción penal a favor del imputado”.

También se conoció el caso de la escritora Marxitania Ortega, quien denunció haber sufrido acoso sexual por parte de Delgado Macedonio. Relató que “yo me he encontrado con él apenas cuatro veces. Una, en la presentación de mi novela, en el Centro Cultural Acapulco. Estaba ebrio y cuando se acercó a mi lo hizo de la peor manera, lasciva, con un abrazo impropio, por decir lo menos. ¿Saben ustedes qué se siente en momentos así? Mucho asco”.

Ortega se sumó al repudio de las víctimas al hecho de que este sujeto sea candidato a gobernador de Guerrero y vuelva a ocupar un cargo público y de poder político.

“Ningúnvioladorserágobernador”

En redes sociales todas estas semanas se difundieron hashtags protestando por la situación en torno del postulante de Morena a gobernador de Guerrero, que incluyeron exigencias al Presidente de México. “Ningúnvioladorserágobernador”; #PresidenteRompaElPacto, y #NingúnAgresorEnElPoder.

Legisladoras y legisladores, representantes políticos, artistas e intelectuales, medios de prensa y organizaciones feministas están en las RRSS y otros espacios exigiendo que se juzgue a Félix Salgado y que se anule su candidatura.

El ex senador y dirigente de izquierda, Mario Saucedo, en carta al periódico El Sur, de Guerrero, expresó que “hay varios testimonios y denuncias sobre actos de violación cometidos por Félix Salgado, incluyendo a una menor de edad” y sostuvo que “Morena y la izquierda guerrerense tienen ante sí un dilema ético: aceptar que un violador sea gobernador o cambiar por otro candidato, hombre o mujer, a quien seguramente también le favorecerá el voto de la mayoría y el triunfo”.

El actor, protagonista de la serie “Narcos”, y activista mexicano, Diego Luna, se opuso a la postulación del sujeto cuestionado y no compartió los dichos del mandatario mexicano. “Sr. Presidente, usted que conoce tan bien a nuestro país, sabrá lo que esas denuncias a Félix Salgado Macedonio representan, aquí donde son tan pocos los casos que llegan a denunciarse, donde según cifras se la secretaría de salud cada 4 minutos violan a una mujer o a una niña”, escribió enTwitter. “Con total impunidad. Aquí en el país de los feminicidios. Ojalá actuara de forma distinta a quienes antes minimizaron la violencia contra las mujeres en favor de personajes en posiciones de poder. Su opinión si es importante #PresidenteRompeElPacto”, añadió.

El actor Pedro de Tavira, quien ha participado en películas como “Rudo y Cursi” y “El lenguaje de los machetes”, la directora de cine Natalia Beristain, fundadora de la compañía productora “Chamaca Films”, entre otras figuras del espectáculo, se manifestaron contrarios a la candidatura del político de Morena.

Citlali Hernández, secretaria general de Morena, en entrevista del Canal 11, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), expresó que “como militante, como feminista, creo que las acusaciones que hay hacia Félix son delicadas, son duras y aún cuando no haya elementos formales, como una sentencia, por un acto de congruencia, primero en Morena tendría que discutirse mucho más al interior y, segundo, tendríamos que replantearnos el tema de la candidatura en Guerrero”. Agregó que “es un tema que ha tenido muchos testimonios que han salido a la luz y que nosotros, por lo menos, tendríamos que dudar”.

En una columna en la prestigiosa revista Proceso, Elisur Arteaga escribió: “Mal andan las cosas en Morena y en la 4T (Cuarta Transformación, proyecto del actual gobierno federal), cuando un presunto violador merece el calificativo de ser el mejor”. Y añadió que “a querer o no, debemos reconocer que, contrariamente a lo que todos suponíamos, sí hay lugares más bajos y pestilentes que aquellos en que habíamos caído con los gobiernos priístas”.

Patricia Olamendi, abogada de Basilia Castañeda, anunció que proseguirá la acusación y la gestión para llevar a Félix Salgado a la justicia y que se persistirá ante el Instituto Nacional Electoral (INE), así como al Tribunal Electoral, para echar atrás la candidatura del político a la gubernatura. En todo caso precisó que “es evidente el apoyo y la protección desde muy, muy arriba para esta candidatura”. Un caso muy delicado abierto en México y que involucra directamente al partido oficialista.

Deja una respuesta

febrero 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728