Recinto estará cerrado una semana. Afectadas 500 camas lo que incide en capacidades en la capital. Se indicó que había falencias en planes de emergencia.

 Equipo El Siglo. Santiago. 31/01/2021. El incendio que afectó al Hospital San Borja Arriarán en la comuna de Santiago, no tiene precedentes. Con diligencia y compromiso los trabajadores de la salud tomaron las medidas correspondientes para asignar distintos trabajos de apoyo a la evacuación, liberar las ambulancias y establecer un puesto médico pluripotencial in situ, activando los servicios de urgencia más cercanos al lugar.

El puesto médico in situ contó con un médico interventor, un jefe de SMUR, reanimadores expertos en traslado de pacientes críticos, paramédicos con experiencia en desastres y conductores con un agudo ojo clínico.

La preocupación de las familias de trabajadores y pacientes coparon las líneas telefónicas por lo que fue necesario filtrar las informaciones y los radioperadores del SAMU asumieron el control de las vías de comunicación.

De acuerdo a la información recogida, en cuanto a la edificación existe un daño total en los cuatro primeros pisos quedando destruidas las áreas de Hemodinamia, Unidad Coronaria, Cardiología, Zócalo y el subterráneo está inundado.

En la labor de extinción y rescate participó una veintena de unidad del Cuerpo de Bomberos de Santiago con apoyo de otras comunas, personal y vehículos SAMU, personal médico, de enfermeras y trabajadores del mismo centro hospitalario y se contó con la solidaridad de vecinas y vecinos.

Se entregó información en cuanto a que se habrían perdido unas 500 camas, se habría afectado la atención de pacientes con distintas características, entre ellos contagiados con Covid-19, lo que planteó un nivel de respuesta de parte del Ministerio de Salud.

También se hizo saber que el San Borja Arriarán permanecerá cerrado al menos durante toda la semana que se inicia este lunes.

El doctor Sebastián Pizarro señaló que el personal de la salud no ha sido adiestrado en gestionar un evento masivo de pacientes intubados por lo que se actuó sobre la base del criterio y la sensibilidad para tomar las medidas correspondientes y dividir roles, tomando las medidas para no perder la trazabilidad. Según funcionarios del recinto, el hospital carece de políticas de prevención y se dijo que desde hace años se viene pidiendo una escala externa de evacuación de incendios., la que no existe.

Frente al incendio sufrido, el Comité Regional Capital del Partido Comunista, “Jorge Muñoz Poutays”, expresó su solidaridad con los pacientes y trabajadores de la salud que han sufrido el impacto del siniestro “que afortunadamente hasta el momento no cuenta con víctimas fatales”. Se indicó que “es indispensable recalcar el trabajo desplegado por los trabajadores que coordinaron dos grupos para efectuar los traslados prehospitalarios, y solicitudes interhospitalarias. Los médicos, por su lado, asumieron la regulación de los pacientes”. En un comunicado, se apuntó: “Reiteramos la necesidad de contar con un sistema de salud público, que además de requerir de una infraestructura moderna adecuada y segura para la atención de la población más vulnerable, avance también en un modelo de responsabilidad estatal, con mayor inversión, sin más espacios para el lucro ni la transferencia de fondos públicos hacia a los consorcios privados”.

 

Deja una respuesta