El presidente nacional de ANDIME, Egidio Barrera dijo que los trabajadoras y trabajadores públicos, especialmente del Ministerio de Educación, debieran estar entre las prioridades para la vacuna contra el Covid19. Desde la organización indicaron que cualquier medida de presencialidad debe estar sujeta a cada región y comuna.

Santiago. 13/01/2021. La Asociación Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Ministerio de Educación (ANDIME), mediante un comunicado, rechazó las declaraciones del ministro de Educación, Raúl Figueroa, quien aseguró que el inicio de clases sería el 1 de marzo “teniendo la presencialidad como la regla general”.

Según la organización de los funcionarios de Educación, “aún no están las condiciones estructurales para que los alumnos y alumnas, profesores y profesoras y funcionarios y funcionarias, puedan ejercer sus labores con normalidad en un ambiente seguro donde se garantice que no habrá contagios”.

El presidente nacional de ANDIME, Egidio Barrera, indicó “la aplicación de cuarentenas dificulta cualquier avance en los trabajos de preparación de condiciones para retomar la presencialidad, porque las medidas hoy son más férreas producto de que los contagios están en una fuerte alza, por lo que los trabajadores y trabajadores no se pueden exponer, más aún cuando tenemos lugares del país donde no se ha podido garantizar una sanitización diaria”.

“En este escenario debe ser la flexibilidad la regla general porque dependerá de cada región y comuna en qué situación se encuentre. Es un error garrafal pretender implantar una fecha de inicio de clases presenciales cuando las diferentes comunas están en distintas fases de cuidado. Pensar lo contrario demuestra que el ministro tiene una peligrosa obsesión con el retorno a las clases presenciales, porque lo venimos escuchando desde el inicio de la pandemia. Aquí el ministro tiene que ver la realidad del país, donde la pandemia no cesa y donde estamos empezando a ver nuevas variantes del virus”, agregó.

Además, desde la organización sindical se planteó que se buscará que “los trabajadores y trabajadoras del Ministerio de Educación también sean una prioridad a la hora de recibir las vacunas en contra del Covid-19”.

Egidio Barrera, explicó que “le pediremos directamente al ministro de Educación que nos ponga en la lista preferencial para recibir la vacuna, porque tenemos un grupo importante de trabajadores y trabajadoras, que hemos denominado primera línea, que no han cesado sus labores presenciales mediante turnos, por lo que creemos debieran ser prioridad, ya que ejercen sus funciones esencialmente atendiendo público”.

“El ministro Raúl Figueroa debe garantizar la seguridad de todos los trabajadores y trabajadoras del Ministerio de Educación sobre todo de aquellos que trabajan principalmente en la atención de personas, no se debe olvidar que somos nosotros con nuestro trabajo los que damos vida a esta institución”, concluyó el dirigente.