Además, el “oportunismo político”, al incluir a la isla en la arbitraria lista de países “que patrocinan el terrorismo”. La respuesta del Canciller Bruno Rodríguez a esta acción, “en aras de justificar y apretar aún más el cerco económico y financiero que dificulta la vida de 11 millones de personas” como denunció Johana Tablada, subdirectora general para Estados Unidos. “Basura politizada” se dijo en Estados Unidos sobre esta acción de la Casa Blanca.

Agencias. La Habana 12/01/2021. En otra medida si base de sustento y de clara afectación a la isla, el Presidente de Estados Unidos (EU), Donald Trump, que está a días de dejar ese cargo, decidió incluir a Cuba en la extravagante y arbitraria lista de países que, supuestamente, “patrocinan el terrorismo”.

El Canciller de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, en Twitter, indicó: “Condenamos la hipócrita y cínica calificación de Cuba como Estado patrocinador del terrorismo”.

El encargado de la diplomacia cubana manifestó que “el oportunismo político de esta acción es reconocido por todo el que tenga una preocupación honesta ante el flagelo del terrorismo y sus víctimas”.

Johana Tablada, subdirectora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) de Cuba, apuntó que la medida de Trump va “en aras de justificar y apretar aún más el cerco económico y financiero que dificulta la vida de 11 millones de personas”.

Añadió que el gobierno de EU lo que busca es “satisfacer a una minoría reaccionaria que lucra con el deterioro de las relaciones, constituye un acto escandaloso de corrupción política de Trump y Pompeo, y una bochornosa decisión que desmoraliza aún más la política exterior de Estados Unidos”.

Johana Tablada recordó que durante el gobierno de Barack Obama se quitó a Cuba de esa lista bochornosa y aseguró que “nada ha cambiado desde entonces”. No hay antecedentes, evidencias ni datos que permitan a alguien asegurar que la isla “patrocina el terrorismo”.

Rechazo en Estados Unidos

El senador Patrick Leahy, del Partido Demócrata por el estado de Vermont y próximo presidente pro témpore del Senado, expresó que “esta designación, descaradamente politizada, es una burla de lo que había sido una forma objetiva y creíble de medir el apoyo activo de gobiernos extranjeros al terrorismo. Aquí no existe nada remotamente parecido”.

El ex asesor del gobierno de Obama, Ben Rhodes, calificó la resolución como “una basura tan politizada destinada a atar las manos de una administración que toma el poder en diez días” y agregó que “Cuba no es un Estado patrocinador del terrorismo”.

“Volver a Cuba a esta lista es claramente una decisión políticamente motivada, una recompensa a los aliados políticos nacionales de la administración Trump durante sus últimas semanas, en lugar de un paso efectivo en la política exterior”, dijo el presidente de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), Geoff Thale.

Los senadores estadounidenses Amy Klobuchar, Patrick Leahy, Ron Wyden, Chris Van Hollen, Jack Reed, Jeff Merkley, Sherrod Brown, Martin Heinrich y Tina Smith enviaron el pasado 7 de enero  una carta al Secretario de Estado, Michael Pompeo, expresando su preocupación ante esta eventual decisión, sin consulta y revisión formal por parte del Congreso.

Trump “pretende minar el camino de la política internacional antes de salir por la puerta trasera”

El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, destacó en un tuit que la administración de Trump “pretende minar el camino de la política internacional antes de salir por la puerta trasera de la historia mundial” y expresó su rechazo categórico a “la inclusión de nuestra hermana República de Cuba en ‘lista de patrocinadores estatales del terrorismo’”.

Un comunicado de la Cancillería venezolana refutó la intención de la saliente administración estadounidense. “Esta decisión refleja la manipulación y el uso político e ideologizado que Washington hace de un tema tan sensible como lo es la lucha contra el terrorismo, con el fin de promover su agenda de desestabilización y de continua agresión contra el pueblo y gobierno de Cuba. Es evidente, así mismo, la intención de dejar minado el camino para dificultar una reaproximación entre el gobierno entrante de la Casa Blanca y el gobierno revolucionario de Cuba”, se señaló en un mensaje.

El Secretario Ejecutivo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), Sacha Llorenti, publicó en su cuenta en Twitter que “la arbitraria decisión del gobierno de Estados Unidos no sólo viola la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, sino que es un afrenta a los pueblos del mundo. En medio de la pandemia y bajo un criminal bloqueo, Cuba envía médicos y, salva miles y miles de vidas”.

Esta lista de “países patrocinantes del terrorismo” es confeccionada arbitrariamente por el Departamento de Estados de EU y siempre están en ella los que la Casa Blanca considera enemigos. La situación es tan bochornosa y engañosa, que nunca figura Israel, conocido por sus acciones criminales extraterritoriales, o dictaduras y régimen criminales aliados de Washington.

Más de 3 mil víctimas cubanas del terrorismo salido de EU

En el caso específico de Cuba, además de no existir pruebas y antecedentes que explicaran esa medida, Estados Unidos omite que el país caribeño es víctima, hace más de 60 años de acciones terroristas, la mayoría planificadas y ejecutadas desde territorio estadounidense.

En la prensa cubana se recordó en estos días que Cuba “es un Estado víctima del terrorismo y nuestra población lo ha sufrido en carne propia, al precio de 3.478 víctimas mortales y 2.099 personas con discapacidad, por actos cometidos por el gobierno de los Estados Unidos o perpetrados y patrocinados desde territorio de ese país con la tolerancia de las autoridades oficiales”.

Deja una respuesta