Diputada Carmen Hertz acusó que parlamentarios de la oposición “cedieron a todas y a cada una de  las condiciones impuestas por la derecha”. Indicó que se afectó la representatividad de pueblos originarios.

Equipo El Siglo. Valparaíso. 15/12/2020. Desde la bancada parlamentaria del Partido Comunista, en referencia a la votación de escaños reservados para pueblos originarios en la Convención Constitucional, se hizo saber que “aprobaremos, pero no podemos pasar por alto que hubo una discusión (del proyecto) a la sombra del sistema binominal”.

Las y los legisladores comunistas estaban porque los pueblos indígenas tuvieron 25 representantes y adjuntos a los 155 convencionalista, no como parte de ellos.

Como sea, y pese a que finalmente, sobre todo por un tema de quórum y la amenaza de que el mundo indígena quedara sin representación en la Convención, las y los legisladores del PC hicieron ver que apoyarán que esos representantes puedan expresar sus demandas y propuestas en beneficio de derechos constitucionales de los pueblos originarios.

La diputada de esa colectividad, Carmen Hertz, expresó que los escaños reservados para los pueblos originarios “no es una concesión graciosa a los pueblos originarios del mundo, sino que por el contrario, como la mayoría de los derechos, nace producto de la lucha y esfuerzos de los indígenas que han sido discriminados históricamente y comprender que sus problemas presentes se originan precisamente en su falta de participación. La respuesta en nuestro país ha sido la negación y la criminalización”.

La parlamentaria agregó que es lamentable que estos mismos pueblos originarios no hayan sido nombrados en el denominado “Pacto por la Paz” que suscribieron partidos de la derecha, la ex Concertación y algunos del Frente Amplio.

“La discusión que nos convoca sobre los escaños reservados desmiente inapelablemente a aquellos que pretenden que los términos del Acuerdo por la Paz estén escritos sobre piedra. La presencia garantizada de los pueblos originarios es un paso para democratizar la Convención, como también lo será la remoción del quórum de dos tercios”.

Hertz criticó a los y las parlamentarias de oposición que formaron parte de la Comisión Mixta indicando que “cedieron a todas y a cada una de  las condiciones impuestas por la derecha. Esa es una capitulación que tendrá consecuencias políticas”.

La diputada comunista criticó el número de escaños reservados que se discuten hasta ahora afirmando que “la proporción correspondiente al porcentaje de población indígena debería ser 25 escaños y por cierto  todos supernumerarios,  lo que es coherente con los datos del Censo, en que el 12,8% de las personas se identificaron como pertenecientes a algún pueblo indígena u originario, lo que equivale a más de 2 millones de personas”.

Para Carmen Hertz, la manera en que se plantea el proyecto, afectará la representatividad dentro de la Convención Constitucional.

“No podemos desconocer que la fórmula que llega a esta Sala afecta de forma grave la representatividad de la Convención Constitucional. El Servel determinará los distritos de dónde se restarán escaños. La sombra del binominalismo asoma en este mecanismo; no es casualidad que la derecha la salude con tanto entusiasmo y lo curioso es que se haya aceptado”.

“Los pueblos indígenas, en defensa de su cosmovisión y del respeto a la naturaleza, han dado importantes luchas, como las medioambientales,  y se han convertido en una verdadera  piedra en el zapato para la gran empresa extractivista que saquea sin pudor, a cambio de verdaderas miserias, los recursos naturales de Chile”, concluyó Hertz.

 

Deja una respuesta