Presidente del PC indicó que esos sectores no se disponen “a avanzar a algo realmente nuevo”. Ante críticas, expresó que “nuestra política está avanzando”.

Equipo El Siglo. 13/12/2020.  El presidente del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier, cuestionó posturas de partidos de la ex Concertación respecto a su colectividad, valoró acercamientos de “Chile Digno” con organizaciones del Frente Amplio, opinó que aunque haya dos listas de la oposición a la Convención Constitucional puede conversarse sobre las materias de una nueva Constitución, y explicó el proceso de elección interna de la directiva de su organización, que está en desarrollo estos días. Al participar en el programa “De domingo a domingo. Sin restricción” de Radio Nuevo Mundo, el timonel del PC abordó varias materias de la contingencia y llamó a hacer esfuerzo por la liberad de presos políticos en el país.

“Hay sectores que no estuvimos de acuerdo con llamados a reconstituir la Concertación”

Consultado sobre situaciones vividas en tiempo reciente en el arco opositor, Teillier dijo que “me convenzo cada día más que sectores de la ex Concertación se jugaron por reconformar la Concertación y dejar fuera a partidos, entre ellos el nuestro, y a otros del Frente Amplio”.

Enfatizó que esos sectores “se jugaron a fondo para no crear las mejores condiciones para las primarias a gobernadores, y los llamados que hizo el presidente del Partido Socialista (Álvaro Elizalde) para conformar una ‘izquierda democrática’, desde Ciudadanos hasta Revolución Democrática, sin dejar de lado a la Democracia Cristiana, fue parte de muchas señales”.

Precisó que “eso se hace con vista a las elecciones presidenciales, para recuperar poder para la ex Concertación. Aquí se impuso la tesis de la Democracia Cristiana en ese sector”.

En contraste, el presidente del PC apuntó que “hay sectores que no estamos ni estuvimos de acuerdo con llamados a reconstituir la Concertación, sino que pensamos que por la situación del país, que parte en la revuelta del 18 de octubre del año pasado, por la agudización de la crisis a raíz de la pandemia (del Covid-19), por las demandas, necesidades y exigencias del pueblo, los partidos tenemos que ver cómo se cambia de rumbo en el país, cómo establecemos una democracia mucho más participativa, más completa, que termine con los enclaves de la desigualdad, la explotación, el abuso, el patriarcado, de la superexplotación de las riquezas naturales, del control privado sobre el agua y servicios públicos”.

Sin embargo, Teillier manifestó que ante eso, algunos dirigentes y partidos “insisten en quedarse en paños tibios para enfrentar esta situación y no disponerse a avanzar a algo realmente nuevo” en el país. El dirigente comunista planteó que, en cambio, otros piensan que se puede avanzar en transformaciones y en derechos, “y eso hace la diferencia con otros partidos, y se ve otra disposición. Por ejemplo, en el Frente Amplio, un sector hizo un gran esfuerzo por la unidad de la oposición, pero siempre tuvieron la oposición de la Democracia Cristiana y también fueron expulsados del reino, para decirlo de alguna manera.

“Ha sido muy golpeada esta posibilidad”, sostuvo, de conformación de acuerdos entre colectividades políticas alejadas de las posturas de la ex Concertación. Añadió que eso se ha dado en “los medios de comunicación, pero también por los partidos de la ex Concertación”.

El presidente del PC recalcó: “Han tenido una conducta un tanto miserable. Por qué lo digo. Nosotros hemos votado por ellos, muchas veces generosamente, y entregándole casi toda nuestra votación, en circunstancias que hemos tenido votación menor de ellos hacia nosotros. En ese momento que hemos entregado nuestra votación, ellos no tuvieron ningún escrúpulo respecto al Partido Comunista. Pero cuando se trata de discutir de igual a igual y aparece un candidato o personero nuestro que tiene un buen posicionamiento como posible candidato presidencial, entonces dicen que cómo se les ocurre que van a votar por un comunista. Salvo excepciones del Partido Socialista y del Partido por la Democracia, que dijeron que no tendrían problema de votar por un comunista, dicen que hay que tener amplitud de criterio, los comunistas han votado por nosotros, cuál sería el problema de votar por los comunistas. Pero salieron a coro muchos desde la ex Concertación, haciéndose eco de la derecha, de cómo iban a votar por un comunista”.

En esa línea, Teillier indicó que “después se dice que los comunistas se niegan a hacer alianzas. Cómo vamos a hacer acuerdos de esa manera. O cuando se habla de acuerdos para gobernadores y se reparten la torta y los comunistas quedan fuera de la torta y quieren que votemos por ellos. Es casi graciosa la situación”.

El timonel de la colectividad de la hoz y el martillo, reiteró que hay avances en acuerdos y coordinaciones con los partidos de “Chile Digno”, “Unidad para el Cambio”, algunos del Frente Amplio, entre otros, con vista a la elección de gobernadores, alcaldes y convencionales (Convención Constitucional). Dijo que “ya había acercamientos antes con nuestro partido, con Chile Digno, y el Frente Amplio, con otros partidos. Se está viendo la posibilidad de acuerdo para gobernadores, para la elección de alcaldes, para los convencionales (Convención Constitucional)”.

Recalcó que “nosotros estamos con muchas organizaciones sociales, estamos con el pueblo, estamos en Chile Digno con varias fuerzas, estamos en ese camino, y nos une nuestra posición antineoliberal”.

“Que haya dos listas, no impide conversar materias de fondo en la Convención”

Frente al debate en cuanto a que la oposición lleva una o dos listas de candidatos a la Convención Constitucional, Guillermo Teillier declaró en Radio Nuevo Mundo que “tengo la convicción, viendo todos los pareceres que se han dado desde la oposición, que lo más probable es que existan dos listas de aquellos que estuvieron por el Apruebo (nueva Constitución) de una u otra manera”.

Explicó que “hay razones en cuanto a que no caben todos los partidos en una sola lista, porque rige el mismo sistema para elegir diputados y se estrechó más la posibilidad de candidaturas con esto de que los 17 cupos de pueblos originarios están dentro de los 155 convencionales. Hay que tener en cuenta que habrá candidaturas de independientes. Por cierto, hay que ser claros en que los que impidieron que los independientes hicieran listas y pactaran con los partidos políticos, no fuimos nosotros ni el Frente Amplio, ni la Federación Regionalista Verde, nosotros votamos dando todas las posibilidades a los independientes. Pero se creó una mayoría de sectores de la oposición con la derecha en el Parlamento, que rechazaron eso. Y mientras más se estrechan las posibilidades, más se hace difícil la participación de los independientes. Una sola lista es difícil. También hay que pensar en dirigentes sociales, académicos, representantes de la cultura, en las personas que se la jugaron en las protestas, esas expresiones tienen que darse”.

En todo caso, el presidente del PC resaltó que “el hecho de que haya dos listas, no impide conversar respecto a materias de fondo que se van a tratar en la Convención Constituyente y ahí hay que ponerse de acuerdo y nosotros estamos dispuestos”. Es decir, aproximaciones y coincidencias entre las dos listas opositoras.

Insistió en que será “difícil la discusión y la votación en la Convención, es muy peligroso el quórum de 2/3 y por eso es necesario ponerse de acuerdo para lograr que pasen, que se aprueben, las materias que el pueblo está demandando y sean realmente transformadoras”.

Apuntó que “el quórum de dos tercios es una herramienta que la derecha la va a ocupar a fondo. Los partidos y los sectores de oposición y sociales somos los que realmente queremos una nueva Constitución, con contenidos nuevos, no que sea una formalidad. Para eso hay que ponerse de acuerdo. Eso no lo impide el hecho que vayan dos listas”.

El dirigente comunista aclaró: “Ahora, cuáles son los peligros. El principal, que la derecha gane los dos tercios. Segundo, que dentro de la oposición, logrando una gran mayoría, no tengamos los 2/3, y se empiece a dar la política de los consensos, donde siempre gana la derecha, siendo minoría. Porque ellos dicen, bueno, si no quieren esto o no aceptan esto, bueno, no vas a tener los votos. Como ha pasado tantas veces y como pasó con los escaños reservados para pueblos indígenas, usaron la capacidad de veto, y siendo minoría, por el quórum, evitaron que saliera lo que planteaba la mayoría. Con eso fueron llevando las cosas hasta obligar a la oposición a aceptar la fórmula de bajar de 25 a 17 los escaños reservados, de meterlos entre los 155 convencionales y no por fuera como lo planteamos, es decir, otra vez se impone la voluntad de una minoría reducida”.

Guillermo Teillier reiteró que “un tema crucial, es que al final los dos tercios pueden ser nefastos en la aspiración de una nueva Constitución, y el pueblo eso lo sabe, que cuando se hacen reformas o leyes que cambian las cosas, no pasan por el quórum que beneficia a la derecha”.

Defender a presos políticos

El gobierno decidió en la semana que más de 200 jóvenes y adultos que siguen en las cárceles después de ser detenidos durante la revuelta social de 2019, no tendrían derecha al indulto como plantean familiares, organizaciones sociales, partidos políticos y legisladores. De hecho, en el Senado se instaló un proyecto para que el Ejecutivo pueda indultar a esos prisioneros. Una de las razones de la administración piñerista y de la derecha, es que esos detenidos no serían presos políticos.

Pero Guillermo Teillier fue enfático: “Hay presos políticos. La demostración es clara, están presos por una posición política, y esos son presos políticos. Lo que quieren hacer creer, y eso también nos lo achacan a nosotros, y ahora al Senado, es que estamos defendiendo a delincuentes extremadamente peligrosos y se les quiere indultar”.

El dirigente indicó que “esas personas estaban ejerciendo el derecho a la protesta, a la demanda, a la expresión y fueron violentamente reprimidas”.

Agregó que durante la revuelta social “hubo violaciones a los derechos humanos, con más de 400 personas con lesiones oculares, con 20 muertos y se generalizó en el mundo entero que las fuerzas represivas chilenas cometen violaciones a los derechos humanos y que en Chile hay una represión generalizada en contra del pueblo que trata de manifestarse”.

“Acuérdense en el tiempo de (Augusto) Pinochet cuando iban a decir a las Naciones Unidas que en Chile no había detenidos desaparecidos, que cómo decían que habían torturas, ahora este gobierno sigue las mismas aguas”, manifestó.

“Entonces -dijo el presidente del PC- todo esfuerzo que se haga por la libertad de los presos políticos hay que seguir haciéndolo con mucha fuerza”.

“Nuestra política está avanzando”

En los últimos días hubo varios editoriales, notas de prensa y columnas cuestionando las resoluciones del Congreso del Partido Comunista y las posturas asumidas por esa colectividad. “Algunos comentarios son bastante malos, de periodismo no tienen nada”, dijo Teillier. Luego, aseveró: “Lo veíamos venir, van a tratar de denostar la política del Partido Comunista, de reducirla, de caricaturizarla, no es una novedad. Todo el arsenal disponible a través de medios de comunicación poderosos”.

Ante eso, expresó que “el partido sale adelante con su política, la discute, lo hace democráticamente, hace una síntesis, se da conocer”. Dijo que todo responde a la realidad del país y los objetivos de lucha social y política. “Esta es una política que se viene dando hace tiempo…por ejemplo, que hay un sujeto principal en Chile, que son las y los trabajadores, que tiene la prerrogativa para crear las condiciones para el cambio de sistema neoliberal y eso va asociado al cambio de la Constitución”, explicó.

El timonel del PC manifestó que “hemos venido trabajando eso de que el pueblo tiene que ser el soberano en este proceso (constituyente). Muchos dicen, pero cómo va a participar el pueblo si hay una Convención, pero si no fuera por el pueblo y sus luchas, no se habría abierto este proceso. Se abrió por el pueblo. Entonces, que algunos no sean cínicos, y se den cuenta de una realidad que existe”.

También hizo ver el trabajo de los comunistas por derechos laborales, por más democracia, por el impuesto a los súper ricos, por derechos de las mujeres, por gratuidad en educación, por más presupuesto para salud y cultura, por ampliación de la democracia y que sea más participativa, por lograr una real nueva Constitución.

Guillermo Teillier anotó que “hay una mirada no solo de la contradicción neoliberalismo-democracia, que es la contradicción del momento que hay que superar, sino de una que está siempre presente, que es la contradicción capital-trabajo. La otra, que sería feminismo-patriarcado”.

En esa línea dijo que “eso va acompañado de otros factores de lo que debería ser la construcción de una sociedad moderna, distinta a la que existe hoy. Una sociedad que contemple derechos para los trabajadores, mejores salarios, mejores pensiones, una política medioambiental distinta, que permita el desarrollo del país contemplando el respeto al medioambiente, respetando los derechos humanos y todos los derechos de las personas, por eso hablamos de un nuevo proyecto de desarrollo para Chile, que termine con la desigualdad”.

“Nuestra política se va construyendo respecto a la realidad, de lo que piensa la gente, de sus contradicciones, de sus demandas y un partido como el nuestro no puede hacer otra cosa, porque el Partido Comunista de Chile nació como un instrumento de los trabajadores, ese es su inicio histórico y seguimos en eso” reafirmó el presidente del PC.

“Nuestra política está avanzando”, afirmó Teillier. Y añadió que “lo que hizo este Congreso fue ratificar algo que se venía viendo, y ahora con una mirada un poco más estratégica y en esa mirada dijimos que hay condiciones para ganar la batalla contra el neoliberalismo, se cumplen una serie de condiciones”.

Ante algunos cuestionamientos de incidencia del PC en otras colectividades, expresó que “hablan como si nosotros fuéramos a imponer nuestra política a todo el mundo, no es verdad, cada partido tiene su política, hay que ver en qué hay acuerdo, en qué no hay acuerdo y la práctica dirá. Por último, el que decide es el pueblo respecto a lo que cada partido hace o dice”.

Elecciones internas

“Sé que en sectores del partido o de militantes hay inquietud por esto”; la nueva modalidad de elecciones internas que se están desarrollando en estos días en el Partido Comunista para elegir al nuevo Comité Central. “Dicen que se estaría deformando el concepto de Partido Comunista tradicional”, apuntó Teillier, pero enfatizó que “somos un partido marxista, leninista, recabarrenista”.

“¿Qué ha pasado?”, se preguntó el timonel comunista. “Que para elegir al Comité Central y direcciones intermedias, teníamos un sistema de votación indirecto. Siempre nos caricaturizaron por ese sistema, decían que era antidemocrático, aunque está validado como un sistema de votación democrática en muchas partes del mundo. No se podría elegir al presidente de Estados Unidos sino se aceptara esta forma de elección indirecta para elegir a una autoridad”.

Explicó que “lo que pasó en un momento, fue que a raíz de la corrupción en la política, que se llevó adelante con Penta, Soquimich, con otras grandes empresas, se puso en el tapete la necesidad de tener una Ley de Partidos Políticos que significara impedir esas situaciones. Por eso se hizo y se discutió esta ley que impide en gran parte y genera la posibilidad de denuncias ante la justicia por casos de corrupción. Pero en esa ley se dijo, además, que los partidos políticos, para ser democráticos, tenían que tener elecciones directas o universales. Se discutió mucho, porque nosotros defendíamos nuestro sistema como democrático. Pero se impuso que se podía elegir a las autoridades unipersonales y en nuestro caso a la Comisión Política, por elección universal, o en su defecto, elegir al cuerpo directivo intermedio, en nuestro caso el Comité Central, por elección universal”.

En esa línea, Teillier expuso que “hace tres años atrás, debido a que la ley estaba aprobada, y hay que cumplir con la ley, decidimos que el órgano que fuera electo por votación universal, fuera el Comité Central, y una vez constituido, éste eligiera a la Comisión Política y a sus autoridades unipersonales. Eso es lo que estamos haciendo ahora, es primera vez”.

El presidente del POC abundó en la explicación: “El Congreso Nacional antes elegía al Comité Central, y tenía la obligación de presentar una lista con un 30% superior al número que se iba a elegir, y sobre esa lista había una votación secreta y las más altas mayorías eran los electos. Ahora es distinto, lo que hizo el Congreso fue elegir a los candidatos y candidatas al Comité Central, y hasta ahí llegó. Esa lista se sometió a la elección universal. Quien dirige y controla esta elección es el Tribunal Supremo, nadie más puede meterse. El Tribunal Supremo está contactado con el Servicio Electoral que hace de observador de esa elección”.

También hizo ver que “ahora pueden votar todos aquellos que están inscritos en el padrón del Partido Comunista, que es el sustento de la legalidad del partido y que en estos momentos sobrepasa los 40 mil inscritos. Los que estaban inscritos y no renovaron su  registro, no pueden votar, no por decisión del partido, sino por imperio de la ley. El único que puede determinar quién vota o quién no vota, es el Tribunal Supremo”.

El dirigente llamó la atención respecto a que “si no terminábamos este proceso antes de terminar diciembre, podíamos quedar sin personalidad jurídica, y sin eso, no podríamos inscribir las candidaturas que se necesitan inscribir a mediados de enero para las elecciones de abril. Estos procesos, cuando se mete el Servel, se alargan y podríamos no alcanzar a tener la personalidad jurídica. Esa es la realidad, así está funcionando”.

 

Deja una respuesta