Presidente se paseó por una playa sin mascarilla ni distanciamiento social. La autoridad sanitaria lo justificó para no aplicar sumario sanitario.

Equipo El Siglo. 06/12/2020. A la gente la sancionan, le hacen pagar multas y les inician sumarios sanitarios. Pero a Sebastián Piñera las autoridades de salud no le aplican sanción alguna, lo liberan de sumario y multa. Eso, a pesar de que el Presidente se paseó por una playa, se sacó fotos, no usó la mascarilla, ni guardó la distancia social, imprescindible medida de protección sanitaria en estos tiempos de contagio por el Covid-19.

El mandatario, como suele ocurrir con él después de que comete un error, simplemente pidió disculpas y siguió como si nada. “Sin duda debí haberme puesto la mascarilla, pero por la rapidez con que ocurrieron los hechos no lo hice y fue un error que lamento y me disculpo”, dio a conocer en un breve mensaje.

En este país, el Presidente de la República puede violar las normas sanitarias y no le pasa nada, bastan las disculpas. En cambio, el ciudadano que viola esa norma, debe pagar multa, someterse a un sumario y pasar por trámites legales.

La autoridad sanitaria de la Región de Valparaíso salió en defensa de Piñera y dijo que no se le aplican sanciones porque eso se hace sólo cuando se fiscaliza a la persona…el Presidente no fue fiscalizado.

En redes sociales, medios de prensa y círculos políticos esta situación ya se instaló como otro escándalo y bochorno del mandatario, que parece no tener consciencia de lo que implican sus actos públicos, a merced de toda la opinión pública.

Hace unos días, su hermana, Magdalena Piñera, fue multada con 300 mil pesos por no cumplir la normativa sanitaria en el marco de la pandemia del nuevo coronavirus, en el funeral del sacerdote Bernardino Piñera.

(El Siglo es Soberanía Informativa. Información para el Conocimiento. En esa línea, entrega algunas notas en formato de lectura digital y breve para el mejor acceso a ciertas informaciones)

Deja una respuesta