“Es el mejor de los caminos para sortear los efectos de la crisis económica que atraviesa Chile”, enfatizó. Apuntó que segundo retiro del 10% retiro del 10% es una medida efectiva.

Radio Nuevo Mundo(*). 03/12/2020. Esta semana, diputados y diputadas de la bancada parlamentaria comunista emplazaron nuevamente al Ejecutivo a discutir el impuesto a los súper ricos que permitiría incorporar a las arcas fiscales del orden de los 4 mil millones de dólares. La moción parlamentaria propone una tributación equivalente al 2,5 por ciento del patrimonio de las 2 mil personas más adineradas del país, quienes ostentan una fortuna igual o superior a 22 millones de dólares.

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, afirmó que dicho impuesto es el mejor de los caminos para sortear los efectos de la crisis económica que atraviesa Chile, y que se podría intensificar aún más frente a una segunda ola de contagios de Covid-19.

Bárbara Figueroa planteó que la salida a la crisis actual pasa por una mayor inyección de recursos fiscales, dirigidos tanto a obras públicas como a un presupuesto más expansivo.

La presidenta de la CUT remarcó que para dinamizar la economía y así generar nuevos puestos de trabajo, se requiere de más gasto fiscal, mayores ingresos y alianzas público privadas.

Bárbara Figueroa indicó que el retiro del 10% previsional es la prueba más concreta de que la entrega directa de recursos a las familias, es una medida efectiva para dinamizar la economía, y por esa vía, hacer que los empresarios tengan la necesidad de contratar gente.

La presidenta de la multisindical aclaró que hay una responsabilidad directa del gobierno, a quien acusó de una inhumanidad extrema por haber abandonado a la ciudadanía desde el inicio de la pandemia.

Bárbara Figueroa concluyó que hay una “negligencia consciente” por parte del Ejecutivo, que evitó a toda costa la implementación de políticas de gasto público, pese a la situación crítica del país.

(*)Medio colaborativo con El Siglo.