“El Estado de Chile ha violado grave y sistemáticamente los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes”. 92% de las acciones violentas ejercidas fueron cometidos por Carabineros.

Santiago. 20/11/2020. A unas 48 horas de que un sargento de Carabineros le disparara directamente a dos menores de edad en un centro del Servicio Nacional de Menores (Sename), se presentó el informe anual de la Defensora de la Niñez, un texto que habla de situaciones dramáticas vividas por cientos de niñas, niños y adolescentes, en un marco que habla de desprotección existente para ellos en el país, sobre todo los más pobres y vulnerables.

En el informe, presentado por Patricia Muñoz, Defensora de la Niñez, se afirma que “el Estado de Chile ha violado grave y sistemáticamente los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes en territorio nacional durante el período del estallido social”.

Para peor, la institución que dice que protege a los niños y adolescentes, Carabineros de Chile, sale con pésimo registro de este informe. El 92% de las acciones violentas ejercidas contra menores de edad en el país, fue por parte de la policía uniformada. Eso incluye abusos, golpizas, lanzamiento de proyectiles, torturas, apremios ilegítimos, desnudamientos, amputaciones oculares, disparos y agresiones.

Patricia Muñoz anotó que “estos casos no son un número, son personas, son vidas truncadas afectadas por el accionar estatal destinado a proteger y a garantizar derechos”.

En realidad se trata del drama de cientos de niños y adolescentes que fueron víctimas del accionar criminal y represivo de Carabineros, anotando otro tema de cuestionamiento a la actividad de la policía uniformada, su doctrina y protocolos para actuar, en este caso, ante menores de edad.

El informe de la Defensora de la Niñez reportó 818 denuncias de graves vulneraciones a derechos humanos de niños, niñas y adolescentes. También que más del 50 por ciento de niños, niñas y adolescentes que sufrieron vulneraciones estaban bajo resguardo del Estado, en centros del Sename. El 53% de los afectados fue en contexto de marchas y manifestaciones.

Ante toda esta situación, y en la línea de lo propuesto por otras instituciones, desde la defensoría de llamó a crear una Comisión de Verdad, Justicia y Reparación, parea esclarecer los hechos, apoyar a las víctimas e investigar y procesar a los responsables de las violaciones a los derechos humanos y actos criminales.