Insistieron en que ese órgano determine fórmulas para acordar materias de la nueva Constitución. También que garantice participación ciudadana.

Valparaíso. 17/11/2020. Un grupo de congresistas ingresó en la Cámara de Diputadas y Diputados la iniciativa que busca asegurar que la Convención Constitucional (CC) sea la encargada de definir el quórum de sus votaciones, además de permitir y propiciar la participación ciudadana en el proceso constituyente por medio de sesiones en terreno, rendición de cuentas, entre otros. El proyecto busca la participación de los chilenos y chilenas residentes en el extranjero con la conformación de un distrito electoral especial.

Esta iniciativa supera el “acuerdo político” tomado por un grupo de colectividades políticas el 15 de noviembre de 2019 y le otorga atribuciones democráticas a quienes serán miembros, a partir de abril de 2021, de la CC.

 La jefa de la bancada parlamentaria comunista, diputada Camila Vallejo, recordó que el proyecto busca “profundizar las instancias de participación y ejercicio soberano del pueblo de Chile en el proceso de redacción de una Nueva Constitución. El proyecto no es solamente habilitar a la Convención y a los convencionales a definir sus propios quórum, si mantener los 2/3 o 3/5 o 4/7 u otro tipo de quórum, sino que mandata a que haya un ejercicio de participación permanente en el proceso de redacción de la Nueva Constitución a nivel comunal, distrital, regional”.

Además señaló que este proceso “tiene que ser lo más democrático posible. También creemos que es una propuesta que viene a dar mayor eficiencia y a acortar los plazos de redacción de la nueva Constitución. Los países que han tenido redacciones de nuevas constituciones con menos de 2/3 han podido resolver las nuevas propuestas constitucionales en menos de un año, a diferencia de quienes han hecho sus constituciones con 2/3 se han demorado mucho más de un año”.

La parlamentaria finalmente señaló: “Creemos que es relevante que a aquellos que no les gusta este proyecto puedan dar sus argumentos en el debate democrático, legislativo en la Comisión de Constitución y en la Sala, pero no a priori generar fantasmas o críticas infundadas a un proyecto que debe ser debatido”.

La diputada del Partido Por la Democracia (PPD), Cristina Girardi, sostuvo que “la nueva Constitución para ser elaborada requiere de pronunciarse sobre los quórum. Si realmente es importante para nosotros que sea un órgano constituyente debe tener todas las facultades y dentro de esas, está el tema de los quórum”.

“Queremos que realmente de esta nueva Constitución que surja esté expresada no solo en los constituyentes, sino también la ciudadanía, la opinión de las personas, juntas de vecinos, de aquellos que quieren una Nueva Constitución. Más del 80% de las comunas que no son del Chile aislado, que no son de los ricos, se pronunció a favor del Apruebo y la Convención Constituyente y es a quienes debemos generar las atribuciones para elaborar la Constitución y los quórum”, aseguró la diputada Girardi.

La diputada Alejandra Sepúlveda del Frente Regionalista Verde Social (FRVS) fue enfática en señalar que “yo no sé qué temor hoy día existe a que, a partir de este tremendo apoyo ciudadano a crear esta nueva Constitución no se le den todas las herramientas para poder crearla sin ningún obstáculo, sin ningún rayado de cancha”.

Acerca de la participación ciudadana en el proceso, la parlamentaria indicó que “es muy importante ésta y el desplazamiento de ésta a los distintos territorios, a fin que no sólo sea una Asamblea, una Convención Constitucional centralista que funcione desde Santiago, sino el que pueda recorrer todas la regiones del país, escuchando la diversidad de problemas, de dificultades, de inquietudes, de propuestas, en todos los rincones de Chile”.

En tanto, el diputado de Acción Humanista (AH), Tomás Hirsch, agregó que la actual Constitución fue generada en dictadura “y una de sus características es que no tuvo ninguna participación ciudadana y nosotros con este proyecto lo que buscamos justamente es que una nueva constitución se genere con la participación de la ciudadanía, con consulta permanente, con intercambio y con la posibilidad de generar propuestas, ese es un aspecto fundamental para nosotros para que no sea redactada a puertas cerradas”.

Sobre el quórum, el diputado Hirsch afirmó que este “sea definido por la misma Convención y que no le sea autoimpuesto, de ese modo podremos decir que efectivamente esa convención tiene la capacidad de decidir sobre el proyecto que está elaborando”.

Camila Rojas, diputada del Partido Comunes indicó que “desde el comienzo hemos estado por mejorar el acuerdo del 15 de noviembre, así lo hemos demostrado con nuestras votaciones. Mi partido, Comunes, concurrió al acuerdo con su firma, yo voté en este Congreso a favor de la ley que permitió el plebiscito, y asimismo apoyé la paridad, los escaños reservados, la participación de personas con discapacidad y mejores condiciones para los independientes”.

Rojas se refirió al acuerdo del 15 de noviembre agregando que “lo que hizo el acuerdo fue iniciar un proceso, pero no lo cerró. Permitió la institucionalización del cambio constitucional, pero yo no creo que esté escrito en piedra. No me parece que se diga que solo quienes firmaron el acuerdo del 15 de noviembre pueden opinar. Este proceso no es de quienes firmaron, eso es absolutamente ridículo, este proceso se gestó en las calles y sigue vivo ahora mismo. Todas y todos pueden opinar de cómo esto tiene que continuar”, concluyó la parlamentaria.

La iniciativa registra la firma de las diputadas y diputados Camila Vallejo, Karol Cariola, Guillermo Teillier, Hugo Gutiérrez, Cristina Girardi, Tomás Hirsch, Pamela Jiles, Camila Rojas y Alejandra Sepúlveda.