“No dudaba que iba a volver” dijo el ex presidente. Inició masiva caravana por zona de su país acompañado de centenares de indígenas y trabajadores.

Agencias. Villazón. 09/11/2020. El ex presidente Evo Morales cruzó este lunes por tierra la frontera argentina e ingresó a Bolivia, casi un año después de su renuncia al poder y exilio en Argentina. En la zona fronteriza por donde entró, el ex presidente boliviano tuvo un masivo recibimiento, con campesinos, mujeres y trabajadores aplaudiendo y festejando el retorno al país del ex mandatario.

“No dudaba que iba a volver, no sabía que iba a ser tan pronto”, declaró Morales desde La Quiaca, ubicada en la provincia argentina de Jujuy, minutos antes de cruzar a suelo boliviano, acompañado por el presidente argentino, Alberto Fernández. “Parte de mi vida queda en Argentina después de estar once meses”, dijo Evo quien también agradeció la solidaridad del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien lo recibió cuando el dirigente indígena tuvo que abandonar Bolivia asediado por el gobierno de facto y una operación de la Organización de Estados Americanos (OEA), que provocaron un golpe de Estado con apoyo, principalmente, del alto mando policial, la derecha y sectores del empresariado.

Ya en la ciudad fronteriza de Villazón, Evo Morales encabezó, arriba de una camioneta, una caravana que recorrerá mil 100 km hasta el miércoles, cuando prevé llegar a la zona cocalera de Cochabamba. Pese al viento helado en Villazón, centenares de personas, muchos indígenas, esperaban desde la madrugada al “padre de Bolivia”, con sus variopintos trajes coloridos, enarbolando carteles y muchas banderas, sobre todo la wiphala, una enseña cuadrangular de siete colores, consagrada como un símbolo oficial de Bolivia durante el mandato de Evo Morales (2006-2019). “Estamos felices, él es como nuestro padre, el padre de toda esta gente humilde. Volvemos millones, felices”, comentó entusiasta Alejandra Choque, una ama de casa de 56 años.

Las investigaciones nacionales e internacionales determinaron que en las elecciones donde ganó Morales no hubo fraude y que las medidas penales en contra del ex presidente, así como en contra de varias y varios ex ministros, no tenían sustento. De tal manera que el gobierno del recién asumido Presidente Luis Arce (que fue Ministro de Economía en el gobierno de Evo Morales), con decisiones del Poder Judicial y otras instancias, autorizó el regreso del ex mandatario, así como de otras altas autoridades.

En toda Bolivia hubo expresiones de alegría por el regreso de Evo con manifestaciones, actos, foros, declaraciones. Durante el recorrido de la caravana, el ex presidente irá tomando contacto con la gente, deteniéndose en localidades y recibiendo muestras de respaldo. Ya tuvo encuentros con profesores rurales y comunidades indígenas. Lo reciben con cantos, bailes, bandas musicales, banderas.

Antes de salir de Argentina, el ex presidente de Bolivia cenó con el Presidente de Argentina, Alberto Fernández, y el ex vicepresidente boliviano Álvaro García Linera, en la localidad fronteriza de La Quiaca.

Foto: EFE