Nuestra televisión chilena ante hechos históricos tan trascendentes como el inicio de un proceso constituyente con tan masivo y entusiasta respaldo ciudadano en las urnas del plebiscito.

José Luis Córdova. Periodista. 28/10/2020. Sorpresivamente Monserrat Álvarez y Julio César Rodríguez fue la pareja periodística más vista en televisión durante las transmisiones del día del plebiscito, el domingo 25 de octubre pasado. La dupla de “Contigo en la mañana” en CHV siguió ese día con la extensión del espacio a “Contigo en el Plebiscito”, logrando la mayor sintonía nacional.

De alguna manera ese favoritismo se explicaría por cierto “pluralismo” de opiniones entre los animadores que, a estas alturas, son “opinólogos” que no solo interpretan los hechos sino que expresan sus propias opiniones más allá de los acuerdos con la producción del programa. Monserrat aparece como el “policía malo” y Julio César “el bueno”, sobre todo cuando entrevistan a dirigentes o parlamentarios progresistas y de izquierda.

Curiosamente también hay que considerar que Mega ocupó el segundo lugar en las preferencias durante la emisión del espacio “Mucho gusto”, pero en horas de la tarde optó por exhibir nuevos capítulos de la exitosa teleserie nacional “Verdades ocultas”.

Más atrás quedaron Canal 13 y TVN con vergonzosas y vergonzantes apariciones de personajes como Raquel Argandoña, Francisco Saavedra, Amaro Gómez Pablo y Emilio Sutherland en la estación del clan Luksic y más atrás todavía nuestro malhadado “canal público” TVN que intenta resucitar a figuras como Santiago Pavlovic con aires francamente “noventeros” y acompañado del “rock star” doctor Sebastián Ugarte. En materia investigativa, Paulina de Allende-Salazar se dedicó a desentrañar “fakes news” que abundaron en la víspera.

Esa es nuestra televisión chilena ante hechos históricos tan trascendentes como el inicio de un proceso constituyente con tan masivo y entusiasta respaldo ciudadano en las urnas del plebiscito. Tal vez los mas rescatables, desde el punto de vista profesional fueron -indistintamente en todos los canales de TV abierta- Gonzalo Ramírez, Carla Zunino, Mónica Pérez, Ramón Ulloa y Constanza Santa María.

Como anécdota cabe consignar al líder ultraderechista José Antonio Kast quien tildó de “poco equilibrado” el panel de periodistas del programa “Pauta libre” en La Red donde participan José Antonio Neme, Alejandra Matus y Mónica González. Vale la pena también recordar las apariciones durante el día de cómicos con Stefan Kramer, Bombo Fica, Mauricio Flores y Gigi Martin.

A menudo somos críticos de nuestra televisión, sobre todo de los espacios políticos, pero hay que decir que en EEUU estos programas son verdaderos shows y el último debate presidencial entre Donald Trump y Joe Biden se salvó por el profesionalismo de la colega afroamericana Kristen Welker, quien por primera vez conducía un espacio de este tipo.

Para los hispano parlantes, una vez más la “traducción simultánea” fue un fiasco, entre titubeos, falta de léxico, errores y silencios incómodos aunque los contendientes ni siquiera se enfrentaron directamente porque tenían sus micrófonos desconectados cuando hablaba el adversario para no repetir la vergüenza del debate anterior.

Haciendo gala de la autodeterminación de los pueblos y la no intervención que exigimos para todas las naciones, no analizaremos los contenidos de la discusión en TV, aunque los propios norteamericanos inclinaron la balanza hacia el ex vicepresidente en contra del actual mandatario.

Desde el punto de vista técnico, es poco lo que podemos aprender en esta materia, en la televisión chilena ha pasado harta agua bajo los puentes desde el histórico debate el senador Salvador Allende y el expresidente Jorge Alessandri, cuando el primero arrasó en las preferencias por su desplante, seguridad, conocimiento y empatía frente a un anciano dubitativo, inseguro y manipulado por una derecha y el empresariado dispuesto a sacrificarlo para mantenerse en posiciones de poder.

La jornada del plebiscito en la TV chilena contó, además, con la presencia de personajes como Pablo Zalaquett (?), el colega Alfredo Lamadrid, el vocero de La Vega, Arturo Guerrero, los alcaldes Joaquín Lavín (junto a Daniel Matamala), Daniel Jadue (con Mónica Rincón) y la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches. Todo por el rating.