Presidente del PC indicó que los partidos “tienen que mostrar un camino que haga efectiva y viable la demanda ciudadana” expresada en casi un 80% a favor de nueva Constitución.

Hugo Guzmán. Periodista. 25/10/2020. Cerca de la medianoche, el presidente del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier, hizo una primera valoración del resultado del plebiscito y dijo que se trató esencialmente de “un vuelco del electorado hacia posiciones de cambios de fondo”. Y sostuvo que quedó abierto un camino para la unidad opositora pensando en la nueva Constitución. En ese sentido, dijo que fue una buena señal la visita de dirigentes del Frente Amplio al Comando Chile Digno.

¿Cómo definiría el resultado del plebiscito?

Lo definiría como un vuelco del electorado hacia posiciones de cambios de fondo en el país. Indudablemente eso está ratificado por alrededor del 80% de votación que sacó el Apruebo, contra un 20% del Rechazo. Eso dejó a las claras que el electorado está pidiendo que se avance hacia la instalación de una nueva Constitución en Chile.

¿Eso lleva implícito un rechazo al sistema económico, institucional, que priva en el país?

Evidentemente que hay un rechazo al actual sistema, eso está en el trasfondo de lo que ha ocurrido este día. Un sistema que trajo tantos años de desigualdad, de abusos, de bajos salarios, de bajas pensiones, desigualdad entre hombre y mujer, sin reconocimiento a derechos de los pueblos originarios, en fin, tantas desigualdades e injusticas. Es un rechazo a una elite que puede usufructuar de todos los bienes de este país y que posterga a la inmensa mayoría del pueblo.

¿Le sorprendió el alto porcentaje que obtuvo la Convención Constitucional? Siempre se habló que sería estrecha la diferencia con la Mixta, y que la gente no entendía muy bien estos de las Convenciones.

Sí, en cierto modo sorprendió ese resultado. Pero creo que la gente entendió que tenía que seguir manteniéndose la posibilidad de que el pueblo pudiera seguir manifestándose soberanamente en este proceso constituyente. Porque la Convención Constitucional integrada cien por ciento por personas electas es lo que el pueblo quería y es lo que prefirió con esta votación.

Pudo haber un abstencionismo alto, un porcentaje menor para el Apruebo, pero eso no ocurrió. ¿Reflejó una conciencia política de la ciudadanía, una consciencia respecto a participar para que existan cambios?

Creo que existían experiencias de muchos años en que los cambios no fructificaban en el país, la gente no veía satisfechas sus demandas y necesidades, cada vez que la gente creía que se encontraba una veta favorable para los cambios se veía engañada, frustrada. Vimos cómo en la última elección presidencial una mayoría eligió a un gobierno de derecha y hoy vemos que ese mismo electorado, en la práctica, se vuelca a cambiar profundamente todo lo que ha hecho este gobierno de derecha y todo lo que significa mantener en alto lo que este gobierno ha tratado de agendar y aprobar.

Se podría esperar que este porcentaje a favor del Apruebo se exprese en apoyo a los convencionalistas a elegir en abril del 2021 que están realmente por una nueva Constitución. ¿Es un desafío para las fuerzas sociales y políticas de la oposición?

Uno pensaría que el camino debería ser ese. Es decir, que se abre la posibilidad de alcanzar los 2/3 en esa Convención Constitucional. Pero sabemos que no es tan fácil. Igual hay un porcentaje de abstención que no sabemos cómo se podrá manifestar en una próxima elección de la Convención. Pero si se mantiene esta tendencia, bien podríamos aspirar a elegir una buena cantidad de convencionales. Ahora, si queremos tener ese éxito, la verdad es que, sobre todo los partidos políticos, tienen que representar una mayor responsabilidad ante las demandas ciudadanas y su pronunciamiento. Y tener claro que no se podrá hacer nada sin la participación de esa ciudadanía que se expresó hoy. No pueden ser caminos meramente políticos, tienen que ser caminos de convergencia política, social, en que estén muy claros y representados los intereses de la mayoría del país. Lo que ocurrió hoy, uno ve que va abriendo cauces para el encuentro, como fue la visita que hizo el Frente Amplio al lugar donde estaba el Comando Chile Digno, porque abre una expectativa de que se puede avanzar en base a este triunfo que se alcanzó, de los que estuvieron por el Apruebo. Creo que esto se va a ir solidificando hacia el futuro porque cuando hablamos de la responsabilidad de los partidos políticos, bueno, tienen que mostrar un camino que haga efectiva y viable la demanda ciudadana y que quede en la nueva Constitución.

¿Este pronunciamiento electoral del pueblo debería influir en la unidad política de los partidos de la oposición?

Exactamente. Este triunfo debiera obligar a la unidad política de la oposición. Sabemos que tenemos distintos pensamientos, pero en esto de la Carta Magna tenemos la obligación de avanzar lo máximo en los acuerdos.

¿Qué la parecen las vocerías del gobierno y la derecha, diciendo que nadie se puede atribuir este triunfo, que ganó todo Chile, que ganaron todos, incluidos ellos?

Los que triunfaron son los que quieren una nueva Constitución. Y creo que la inmensa mayoría de los que quieren una nueva Constitución no están precisamente en el gobierno, ni son partidarios del gobierno, ni de la derecha. Está claro quienes ganaron y quienes perdieron en este plebiscito, en esta confrontación electoral y política.