Así lo expresaron dirigentes sindicales. Además, denunciaron la actitud de Carabineros en la pasada jornada del 18/O.

Santiago. 20/10/2020. Dirigentes sindicales de distintos sectores volvieron a exigir al gobierno que se establezca feriado irrenunciable este domingo 25 de octubre en que se efectuará el plebiscito por una nueva Constitución. Al mismo tiempo, cuestionaron el accionar de Carabineros durante la pasada jornada de movilización el domingo recién pasado.

Mauricio Acevedo, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de Farmacias, sostuvo que “lo único que se necesita para declarar feriado legal irrenunciable el día 25 es voluntad política. Así como cuando las autoridades necesitan aprobar algo que les beneficia lo hacen rápidamente, hoy los chilenos necesitamos que se nos asegure nuestro derecho al sufragio, sin discriminación”.

Insistió en que las autoridades “deberían asegurar la concurrencia de las personas, proporcionándoles tiempo para hacerlo y, también, locomoción fluida y gratuita”, sumándose de esta manera a lo solicitado hoy en La Moneda por los gremios del Transporte Público.

Claudio Sagardias, presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores del Comercio y Servicios, llamó “sordos” al gobierno y a los empresarios. Recordó que hace una semana los sindicatos llamaron a cerrar más temprano el pasado domingo 18 de octubre, porque se podía prever lo que podía pasar. “No hay que culpar a la movilización, que fue pacífica; aquí los que dejan mucho que desear son los empleadores y las autoridades, que dejaron abandonados a sus empleados, por no dejar de vender, y Carabineros que se dedican a reprimir a los manifestantes en lugar de controlar a los delincuentes”.

Manuel Díaz, presidente de la Coordinadora de Sindicatos del Comercio y Servicios Financieros, agradeció a las empresas con las que fue posible coordinar un protocolo entre trabajadores y empleadores, para asegurar la integridad de sus funcionarios; al mismo tiempo, lamentó que muchos otros no pensaron en su gente y sufrieron riesgos y saqueos. “Carabineros permitió que eso sucediera, con el fin de criminalizar la protesta social. No son los trabajadores ni las personas que protestan, las que hacen vandalismos en las empresas, supermercados o farmacias; son grupos delictuales organizados”.

Mauricio Acevedo, representante de las farmacias, relató el dramático episodio vivido en dos farmacias de Santiago Centro, donde Carabineros escoltó a los funcionarios para salir de los locales, que a continuación quedaron sin resguardo, siendo saqueados. “No comprendemos por qué si se dieron cuenta de lo que iba a ocurrir, no se quedaron ahí para evitar que la turba ingresara. Nos parece a lo menos sospechoso e indignante que se piense en las ventas y no en la seguridad de los funcionarios”, sostuvo.