Estaría vinculado a amenazas a Ximena Chong. “No tiene cabida en nuestra nación” le dijeron en una carta. Un día antes,  uniformados fueron formalizados por torturas.

Equipo ES. 07/10/2020.  Un teniente coronal de Carabineros, que al cierre de esta edición no era identificado, fue detenido por personal de la Policía de Investigaciones (PDI), al comprobarse que, en moto, pasó varias veces de manera sospechosa frente al domilicio de la Fiscal Ximena Chong, quien está a cargo de las indagatorias del caso del adolescente arrojado al río Mapocho por el carabinero Sebastián Zamora.

Los detectives custodiaban el domicilio de la Fiscal cuando se percataron de la reiterada acción de la personas que, finalmente, resultó ser un alto oficial de la policía uniformada. Esto significaría que oficiales y funcionarios activos de Carabineros estaría tras actividades amenazantes en contra de Chong. En todo caso, se está a la espera de que el alto mando institucional salga a justificar, defender o plantear un “contexto” sobre el accionar el teniente coronel. Por cierto, el funcionario policial detenido se negó en un comienzo a entregar su célula de identidad al personal de la PDI.

En este marco, se supo que dos sujetos le entregaron una carta al hijo de la Fiscal, hostigándola y amenazándola. Le dicen que “los corruptos” como ella “no tiene cabida en nuestra nación” y que frente a su actuación judicial, sobre todo en la investigación relacionada con el joven arrojado al Mapocho donde hay un carabinero procesado, se tomarán “las medidas necesarias, sean cuales sean, para defender a nuestro país”. Reconociendo que podrían actuar en contra de la vida y la integridad física de Ximena Chong, la carta señaló: “Si usted considera que esta carta constituye una amenaza seria hacia su integridad sicológica y física, entonces está en lo correcto”.

La funcionaria también recibió hostigamiento y amenazadas a través de las redes sociales. A parte de los insultos y críticas en esas redes de parte de personas de derecha y de ultraderecha.

De acuerdo a medios de prensa, el Fiscal Francisco Jacir, inició una investigación para aclarar ambas situaciones. A nivel del mundo social, de derechos humanos y legislativo se expresó este miércoles una enorme preocupación por las amenazas y acciones de hostigamiento hacia la Fiscal Chong.

Ante este nuevo episodio, el diputado Matías Walker dijo que “esta es la gota que rebalsó el vaso”. El senador Felipe Harboe indicó que “esta situación se está saliendo de todos los cauces normales de un Estado de derecho”. La senadora DC Yasna Provoste declaró que “el ministro del Interior (Víctor Pérez) debe garantizar que no se pueda estar realizando un amedrentamiento a quien lleva adelante esta causa”. El diputado Miguel Crispi se preguntó, “¿qué hace un teniente coronel de Carabineros, que intentó eludir el control de identidad, rondando la casa de la Fiscal Chong? ¿Intentaron encubrir lo ocurrido con el menor de edad en Pío Nono y ahora esto?”.

Se confirmó, en tanto, que el Fiscas Nacional, Jorge Abbott, se comunicó pasadas las 13:00 horas con el ministro del Interior, Víctor Pérez, para “representarle su preocupación por la seguridad de todos los fiscales y en particular de la fiscal Ximena Chong”.

En un comunicado desde la Fiscalía Nacional se sostuvo que “de constatarse acciones de este tipo, su ocurrencia es inadmisible y de especial gravedad en el marco de las labores que ejercen los fiscales del Ministerio Público, quienes no pueden estar sometidos a presiones en el cumplimiento de tareas que se basan en dar certezas de que la persecución penal se ejerce con objetividad y transparencia, sin importar quiénes sean los investigados”.

Dan de baja administrativa a carabinero inculpado

Durante este día continuaron tramitaciones en el caso de los miembros de Carabineros acusados de torturas en la Comisaría de Peñalolén, en donde persiste una querella del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

La Fiscalía Oriente informó que los funcionarios de Carabineros Sebastián González Faúndez y Juan Leiva Puga, quedaron en prisión preventiva.

También hoy, se produjo una situación peculiar, cuando Carabineros de Chile informó que el funcionario Sebastián Zamora, en prisión preventiva por ser el causante del empujón que provocó la caída de un adolescente al cauce del río Mapocho, será expulsado de la institución por una falta administrativa, al portar en el momento del episodio, una cámara personal no registrada formalmente en un trámite interno y ante sus superiores.

Saldrá de la entidad policial no por la actuación criminal en contra de un joven durante una manifestación, sino por  “incumplimiento inaceptable” al portar esa cámara personal sin autorización. “Existen instrucciones que norman el uso de cámaras personales en procedimientos policiales; y el incumplimiento de este principio resulta inaceptable y es causal de expulsión de la institución” comunicó Carabineros. “Esta omisión que constituye una falta administrativa grave”, se enfatizó