El jefe policial es graduado de la Universidad del Desarrollo. Dirigentes del Colegio de Periodistas expresaron “su irrespeto por la persona humana”.

José Luis Córdova. Periodista. 03/10/2020. El Colegio de Periodistas de Chile, por unanimidad de los participantes en su Consejo Nacional de este sábado 3 de octubre, acordó designar persona non grata al general director de Carabineros, Mario Rozas Córdova, en su calidad de periodista profesional.

La máxima autoridad de la policía uniformada estudió periodismo en la Universidad del Desarrollo y tiene un magíster en comunicaciones. Sin embargo, en su actuación pública desde las manifestaciones ciudadanas del 18 de octubre pasado, no respeta el Código de Ética de la Orden que estipula: “Las y los periodistas están al servicio de la sociedad, los principios democráticos y los derechos humanos. En su quehacer profesional, el periodista se regirá por la veracidad como principio” (Artículo 01, Código de Ética).

Las habituales y sistemáticas violaciones a los derechos humanos, malos tratos, vejaciones a mujeres periodistas, detenciones ilegales, torturas, mutilaciones oculares y otras prácticas de los uniformados bajo su mando, hacen responsable al general Rozas de la represión y brutalidades con que Carabineros ha demostrado su irrespeto por la persona humana, según manifestaron representantes regionales de los periodistas en su reunión mensual quienes denuncian, además, su falta a la verdad y ocultamiento de hechos punibles de sus subordinados..

Recientemente, el lanzamiento de cabeza al río Mapocho de un joven, luego de perseguirlo sin siquiera la intención de detenerlo en medio de una manifestación pacífica -hecho registrado en audios y videos públicos donde aparecen claramente carabineros involucrados directamente- provocó repudio nacional e internacional por lo cual el Colegio de Periodistas de Chile tomó la determinación unánime de declarar a Mario Rozas Córdova, persona non grata para esta Orden profesional.

Parlamentarios de diversas bancadas, por su parte, están solicitando al gobierno la renuncia del general Rozas y de su superior jerárquico, el ministro del Interior, Víctor Pérez, por la abusiva actuación de las fuerzas policiales y de orden ante las manifestaciones pacíficas de la ciudadanía.